23 de febrero de 2007

Shut your mouth and save your brain


Siguiendo el curso incierto de mi natural curiosidad, asomé casualmente al mundo de la blogósfera , con el desparpajo propio de quien desconoce los códigos.
La Condesa Sangrienta alborotó las sangres sin querer; ignorante ella del efecto de su nick, ignorantes ellos de su poético origen.
Hoy me animan a abrir mi propio espacio; tal vez con intención de hurgar la herida.
O de cauterizarla. Quién sabe.
No creo tener la constancia necesaria, pero el viejo vicio de escribir se vuelve nuevo.
Veremos.

________________________________________________

“No puedo hablar con mi voz sino con mis voces […] algo en mí se abandona a la cascada de ceniza que me arrasa dentro de mí con ella que es yo, conmigo que soy ella y que soy yo, indeciblemente distinta de ella…”

Alejandra Pizarnik, “Piedra fundamental”

________________________________________________

15 comentarios:

marie dijo...

genial,condesa, por fin!!!
sos inteligente y divertida, se agradece.

marie dijo...

Aclaro que cuando digo "divertida" me refiero a algunos comentarios ,perspicaces,pero con mucho sentido del humor, que hacias en el blog de sj.

La condesa sangrienta dijo...

Gracias Marie y bienvenida a mi casa.
No sé seré capaz de llevar adelante un blog, pero al menos mudé la dirección para despejarle la vereda al patrón del otro barrio.

filo dijo...

Eso condesa!!!!!!!!!!!!!!! ya celebró? ya se tomó el vino, ya puso los cds. ya recibió flores?, extenuada y todo por la mudanza no deja de sorprenderme la buena eleccion de la pizarnik, Acompañaré el proyecto con curiosidad, y entusiamo, me sumaré con una pequeña gota a su gran cascada de buena poesia y mejor onda. Merde!!!!!!!

Daniel c. dijo...

Te leí un par de veces en el blog de SJ y pensé que sería muy interesante leer un blog tuyo.
Bienvenida al barrio.

La condesa sangrienta dijo...

Madame Filó, todavía no he celebrado, ni tomado vino, ni recibido flores. De a poquito traeré libros y cd`s para compartir.
Gracias por sus buenos deseos. Le doy la bienvenida a ud. y también a Daniel, el primer varón que se animó por estos pagos.

Samurai Jack dijo...

Bien por la apertura!

La condesa sangrienta dijo...

Sam! ¿cómo anda patrón? se agradece la bendición.
No deje de pasar.

filo dijo...

Condesa, va llegando gente al baile .... Es Samurai,!!! ahora podemos abrir un malbec?,

filo dijo...

Condesa, va llegando gente al baile .... Es Samurai,!!! ahora podemos abrir un malbec?,

La condesa sangrienta dijo...

Claro Filo, el vino me gusta más que el whisky. Voy a tener que volver a Babelfour y comprar un par de botellas.

MBR dijo...

Quiero hacer un comentario acorde a la altura de las cosas que ud. escribe pero no me da el cerebrito.
Quiero que sepa que la admiro tanto y que siento mucho orgullo,(y un poco de verguenza de ser tan bestia de no entender algunas muchas cosas jeje)
No escribo mas...asi no se vuelve algo personal!
Besos

La condesa sangrienta dijo...

No se preocupe MBR, en este blog no se requiere "cerebrito", como ud. dice. Humor, imaginación y ganas de divertirse son los únicos requisitos indispensables ¡siga participando!

Cocorastuti dijo...

Iba a escribirle aquí una gran verdad, pero siendo este el primer post, es aun muy niño y
debemos esperar, hacia el pasado, un futuro mejor. Acaso copie esto en el ultimo post, casi
igual, porque estaré de mudanza y uno sabe donde va, no donde uno termina.
-2.43 am martes 14 agosto, 2012--
¡Que rapido pasa el tiempo....!!!

Iba a escribirle aquí una gran verdad, pero siendo este el primer post, es aun muy niño y

debemos esperar, hacia el pasado, un futuro mejor. Acaso copie esto en el ultimo post, casi

igual, porque estaré de mudanza y uno sabe donde va, no donde uno termina.
-2.43 am martes 14 agosto, 2012--
¡Que rapido pasa el tiempo....!!!

¡Y DE HABER SABIDO JAMAS HABRIA ABIERTO LA BOCA...!

La condesa sangrienta dijo...

Coco: aunque no hubiese abierto la boca, hubiese arrasado una cascada de ceniza dentro suyo, con él, que es ud., indeciblemente distinto de él.

Somos (tenemos) distintas voces pero cuando dejamos hablar a casi todas nos llaman locos (locas se vuelven ellas cuando quedan asfixiadas al no poder salir).

El tiempo pasa rápido, cada vez más, si intentamos detenerlo, pero transcurre muy lento en el deseo ¿deberemos desear más?

Me gustaría saber cuál será su mudanza. Si es que mudará hábitos, letras o casa.
Cualquiera sea, le deseo felicidad en la nueva circunstancia.
Le mando un abrazo enorme, caro
H.