18 de abril de 2007

Mon père


[...]
Patio que ya no existe. La mojada/ tarde me trae la voz, la voz deseada,/ de mi padre que vuelve y que no ha muerto.

La lluvia. Jorge Luis Borges.



3 comentarios:

mbr dijo...

No se puede negar el talento de este hombre (o con mayusculas?), el cual no sabe cuanto lo admiro (como artista obvio)

Roedor dijo...

¿Se da cuenta, countess, que además de todos esos defectos apareados que puso por allí abajo, Usté sigue siendo una soberbia que no sólo se ama a sí misma (desvergonzada) sino también a su padre?

Esto es la décadence.

Dead Can Dance.

Lindos cuadros.

La condesa sangrienta dijo...

...y eso que no le pinté los cuadros familiares!