21 de mayo de 2007

Señales



Tengo la costumbre de leer con un lápiz en la mano. Voy subrayando, escribiendo notas al margen, haciendo crucecitas, flechas u otras marcas. Entonces sí. Cuando leo y releo, cuando las páginas doblan el volumen original, siento que el libro es realmente mío.
Compré dos libros esta semana. Ahí están todavía con la tapa impecable y su apretada multitud de hojas, esperando que los posea, que deje los signos de mi potestad.
Me desespera no tener un lápiz a mano cuando encuentro algo que quiero destacar o no olvidar. Algunos consideran esto casi una violación; para mí es un acto amoroso, tal como recorrer el cuerpo del texto deteniéndose en las zonas más placenteras o misteriosas. Es explorar un territorio y plantar las banderas de su conquista, porque cada marca representa un hito en mi propio terreno.
Tal vez por eso no me gusta prestar libros. Temo que me lean.

Aquella noche quemó y abrasó el ama cuantos libros había en el coral, y en toda la casa […] De allí a dos días se levantó don Quijote, y lo primero que hizo fue ir a ver sus libros […]
Don Quijote de la Mancha I, cap. VI. Miguel de Cervantes

11 comentarios:

glenda dijo...

No escribo mucho en los márgenes pero sí subrayo bastante, y si algo me parece importante le pongo un asterisco al lado, y si es muuy importante va asterisco y signo de admiración, y así con mi sistema me entiendo bárbaro.
No presto jamás los libros, salv contadas personas que sé que los cuidan mucho, "como si fueran míos".

Roedor dijo...

Yo a lo sumo escribo un par de palabritas en los márgenes, pero usualmente subrayo, con eventuales signos de admiración y asteriscos (veo que los violadores de libros no somos muy originales con los métodos...). Los más hechos pelota son "Las enseñanzas de Don Juan", "Rayuela", "Los premios" (que a mí no me parece mala), "The Bonfire of the Vanities", "The Beautiful and Damned", "In cold blood" y no muchas más.

Yo he prestado libros, y no han vuelto algunos... De hecho no sé dónde carancho metí "Bestiario", mi hijo mayor lo necesita para la escuela, y no puedo encontrar el que yo compré un par de años antes de tener la edad que él tiene ahora... Voy a tener que ir al quiosco.

glenda dijo...

A mi Los Premios me encantó, Rayuela también figura en mi ranking de rayados junto con Todos los fuegos el fuego, El amor, las mujeres y la muerte de Schopenhauer y varios más.
Porqué siempre andamos aclarando que Los Premios nos gustó, tan mala acaso le parece al resto de los leedores de JC?

Roedor dijo...

Sí.

Les parece MUY mala, en especial a los NO lectores de Cortázar.

Una vez Manucho Mujica Láinez (buen narrador y mejor personaje ) dijo: "Los cuentos de este muchacho Cortázar son muy buenos, lástima esa insistencia en escribir novelas, ¿no?"

La condesa sangrienta dijo...

Subrayo todos los libros, los presto cuando no me queda más remedio y devuelvo puntualmente los que me prestan, salvo uno: "El corazón de piedra verde" de Salvador de Madariaga. Su dueña me afanó varias cosas y como no tuve cara para reclamarle me quedé con su libro. Gané con el cambio, obviously.

mbr dijo...

condesa, temes que "te lean"?o temes que no vuelvan?
yo tambien subrayo, pero subrayo las palabras que no conozco asi las busco en el diccionario!
besos

RD dijo...

Me revientan los libros escritos o marcados, se los vé sucios... no me pida prestado ninguno. Seguramente diré, que no lo encuentro.

La condesa sangrienta dijo...

MBR:Temo las dos cosas!
RD: sólo marco mis libros, don´t worry. Lo curioso es que DETESTO leer libros marcados por otros. Parece que me condicionara la lectura.
Rayas y rayes...vió?

Koba dijo...

Me pasa lo mismo (me desespero) cuando leo algo que quiero subrayar y no tengo un lápiz a mano. Generalmente me pasa leyendo en el subte, ¡y luego en casa tengo que recordar qué quería subrayar!
Pido y presto libros, no tengo problemas, aunque prestar ciertos libros me da cosita.

Pachu dijo...

Pense que la unica que marcaba los libros era yo...los presto cuando estan nuevitos, sin estrenar, asi, como a la condesa, no me "leen".
Aparte, no solo los subrayo, sino tambien tengo hojitas adentro, donde anote cosas para "googlear". Como bien dijo la condesa: rayas y rayes.

Estrella dijo...

Condesa, estoy hace un rato paseando por tu blog; me detuve en este, porque además de gustarme mucho, tiene que ver con lo que escribí hace poco. ¡Y yo que me sentía original!

Veo, con tanto agrado, que te gusta Miguel Hernandez. Estos versos son unos de mis "prefridos".
Saludos!