14 de julio de 2007

El umbral de mi mirada




Mèlancolie (Cote D'Azur) WR

XII

Explicar con palabras de este mundo
que partió de mí un barco llevándome


Árbol de Diana. Alejandra Pizarnik


Amo este breve poema de Pizarnik. Es una estructura perfecta a pesar de su brevedad y cada vez que lo leo, su densidad y mi emoción parecen aumentar.
Presencio azorada el desgarramiento del yo que parte, se parte y se la lleva como peregrina de sí misma mientras otra –ella- se queda, dueña del silencio.
El verbo impersonal con que inicia, intenta nombrar y enlazar, con palabras de este mundo, el orden de lo real con el orden simbólico. El verbo partir duele y calza en cualquiera de sus acepciones porque es hender, dividir, romper, separar, concluir, iniciar un camino. Y el dolor que comienza a explicarse de manera suave e impersonal en el primer verso, se hace patente, grita sin pudor y se marca en el acento de las últimas palabras hasta que la esdrújula final vuelve a degradar el martillazo.
Lle-ván-do-me…
Y así, ese grito hondo crece y se multiplica en pequeños funerales cada vez que el breve poema de Pizarnik se detiene frente al umbral de mi mirada.

9 comentarios:

filo dijo...

Veo este post sin comment y creo que es porque todos sus huespedes se quedaron como yo , sin palabras, no se puede agregar nada solo leerlo y volverlo a leer, y sentir y creer que la poesia sirve ,es terapeutica hace bien al alma, deja sin voz y a la vez multiplica las voces. Gracias condesa

La condesa sangrienta dijo...

Comparto muchas experiencias en este blog. La poesía es para mí una experiencia profunda y vital que puede provocar silencio respetuoso o silencio desinteresado, nunca un gran barullo.
Un abrazo, Filo.

ángel eléctrico dijo...

Gracias por compartir tus experiencias.
Sí, es indiscutible lo que decís filo. No puedo dejar de leer esas dos líneas, me hacen muy bien... Se me ocurre incurrir en el sacrilegio de permutar la persona la última esdrújula (llevándote)y ahora ya no me hace muy bien...

filo dijo...

Dejese llevar , angel, no cambie nada, lealo de nuevo. Pizarnik y la condesa lo acompañan, lo envuelven, lo acunan hasta donde ud.habita...

Sir Alexander Joseph Luthor III dijo...

Yo la prefiero así de poética condesa:

...vivía delante de su gran espejo sombrío, el famoso espejo cuyo modelo había diseñado ella misma...Tan confortable era que presentaba unos salientes en donde apoyar los brazos de manera de permanecer muchas horas frente a él sin fatigarse. Podemos conjeturar que habiendo creído diseñar un espejo, Erzébet trazó los planos de su morada. Y ahora comprendemos por qué sólo la música más arrebatadoramente triste de su orquesta de gitanos o las riesgosas partidas de caza o el violento perfume de las hierbas mágicas en la cabaña de la hechicera o -sobre todo- los subsuelos anegados de sangre humana, pudieron alumbrar en los ojos de su perfecta cara algo a modo de mirada viviente. Porque nadie tiene más sed de tierra, de sangre y de sexualidad feroz que estas criaturas que habitan los fríos espejos.

Kobayashi dijo...

Pasar por este blog es parar un poco el vértigo en el que vivimos,
para reposar un momento y disfrutar en silencio de la bella poesía que nos regala la Condesa.
Gracias.

La condesa sangrienta dijo...

Angel,este poema reflexiona sobre la propia existencia de Alejandra y habla de la insuficiencia del lenguaje. Abre a una pluralidad de significaciones sin necesidad de cambiar nada y con resultado igualmente desgarrador. Haga lo que dice Filo, lea, relea y vuelva a leerlo, si es posible en voz alta, la poesía no se bebe de un solo trago.

Sir Alexander, hermoso texto ¡gracias! le respondo con una frase de JLB: "los espejos y la cópula son abominables porque multiplican el número de los hombres"

Koba, a veces transcribo poesía, otras veces trato de rescatar poesía en la cotidianeidad. No siempre se logra pero vale el intento.

Hoy fue un día muy largo.

La condesa sangrienta dijo...

Ah, Angel. Si el barco parte llevándo(la), seguramente parte llevándo(me). El que se va lleva consigo al que se queda.

Talleyrand dijo...

lo lei hace varios años y y me gusto mucho..muy buen blog!