23 de septiembre de 2007

[...]




Un minuto de silencio

(¿de qué otra manera?)

27 comentarios:

Tiburón dijo...

Sin Palabras...

Enterhase dijo...

Dos palabras... puntos suspensivos. Cuatro palabras. Tres puntos. Ocho palabras

La condesa sangrienta dijo...

Quedé muda! Punto.

Mickey dijo...

Para quien del silencio hizo discurso, o estaían mal dos o tres palabras.

F e r n a n d o dijo...

Feliz Primavera y adhiero a la sabiduría del Silencio.
Gracias Condesa por pasar con sus buenas vibras por mi blog.
Está hermosa la foto del mimo.
Genial!

Koba dijo...

Una pena pero debo reconocer que no me gustan los mimos.

glenda dijo...

Koba, no se haga problema, a nadie le gustan los mimos. Ni ellos mismos se gustan.
Los mimos, los payasos y las monjas me dan miedo, pero eso ya es otro tema.
Ssshhh.

La condesa sangrienta dijo...

Mickey, hemos empleado más de tres hasta aquí...!

Fer: ¿los cambios primaverales incluyeron cambio de look? bien!

Koba: a mí me encantan los mimos. Digo...esos que incluyen caricias y besitos. A los otros, a esos que te siguen por la calle los detesto.

Glenda: a menos que haya habido una hermana Tarcisia en su vida, no me explico su miedo a las monjas, ja!

Roedor dijo...

¿Quién va a ser el primero/la primera en comentar la anécdota de "Silent Movie" de Mel Brooks?

Los mimos siempre me aburrieron.

Koba dijo...

Muy bueno roedor, estuve a punto de contar esa anécdota ayer.

ADENOZ dijo...

No los entiendo, a mi me encantan los mimos. Sobre todo los que me hacen en la espalda cuando me estoy por dormir, me pone de una manera que... Eh? Cómo? Ahh, esa clase de mimos no... los otros. Ah no, esos no me gustan, son reodiosos, una vez puteé a uno porque le pregunté la hora y no me contestó.

glenda dijo...

Che, se acaba de morir Marcel Marceu...Chan.
Lo de las monjas no es por nada en especial, mambo nomás, uno de tantos.

glenda dijo...

Recién ahora caigo con el post.
Soy una boluda!!
Eso me pasa por leer tarde los diarios. Me canto a mi misma "boluda total"

Jotafrisco dijo...

A mí me gusta mucho, pero me hace cagar de risa mal, Mimo Dolce.

¡Grazie por el comentario!

F e r n a n d o dijo...

... yo también caí tarde. Soy un desastre.
Me enteré por la Chiqui hoy en lo de papá... Era un genio. Qué vida!
Saludos.
La foto es de hace meses, estrenando los bifocales que poco y nada uso y debería con la compu.
Cariños!

Enterhase dijo...

No sabía lo de Silent Movie. Me enteré por Wikipedia.

Stella dijo...

...

La condesa sangrienta dijo...

Glenda: por esta vez, y en virtud de la mudanza, comprendemos la patinada.
Jota: también prefiero los mimos dulces.
Fer: use los bifocales o siga mirando a la Chiqui si quiere enterarse de las noticias.
Enter: tampoco sé lo de Silent Movie ¿pueden contar la anécdota o pasar la dire?
Stella: @>-}-----

Roedor dijo...

"Silent Movie" de Mel Brooks trata sobre un director de cine que quiere filmar una peli muda y en el estudio lo mandan a la mierda. Para eso intenta conseguir estrellas hollywoodenses, y van desfilando en cameos muchos de ellos, que hacen como que los entrevistan para ver si hacen la peli.

Una de las estrellas que contacta es Marceau, a quien Brooks llama por teléfono. La escena "en Paris" es Marceau acercándose lentamente al fono porque va luchando contra el viento (o sea, ahí actúa), cuando atiende no dice nada y Brooks termina preguntándole si quiere actuar en su peli. Marceau dice: "No".

Es la única palabra hablada en toda la película.

La condesa sangrienta dijo...

Gracias por la explicación, roedor. Me dieron muchas ganas de ver esa película!

El Caballero de la luna dijo...

Marceau era el único mimo que toleraba, es más, lo admiraba. Me parece un caso único de patriarca de un arte donde todos sus discípulos, inspirados e imitadores son detestables. Básicamente porque no me imagino a Marceau burlándose de la gente en una plaza. Mis respetos para el maestro.

glenda dijo...

Gracias. En estos días se me escapan post y comentarios, pero puedo dar cátedra sobre plomeros, electricistas, precios de cerámicos, si convienen con o sin junta, etcéteras y demás pormenores.
Ando más loca que nunca y muy entretenida.
Saludos

Mickey dijo...

Glenda, esa interacción con gremios diversos de la construcción y el service suena a martirio.
Por las dudas encomendate a San Gabriel Novaro, mártir judicial argentino, por el solo hecho de querer taladrarle la mano a un albañil inepto.

glenda dijo...

Jajajaj. Por lo del martirio hablamos en unos días, me parece que voy en camino. Que gremio complicado!!

Luigi dijo...

Bah, son gente adorable; solo hay que darles pautas claras de lo que uno quiere y listo!

Estrella dijo...

Los mimos son una cosa, este MIMO, otra.

La Lirio dijo...

Una lágrima ayer: En el '87 al verlo ahí, a pocos metros, "mimando" para miles.
Una lágrima hoy. ¿Será la misma que se escondió 20 años?