30 de noviembre de 2007

De Poetas y Locos...

------


Algunos dicen que mató a su madre por puta.
Otros dicen que mató al amante de la madre, por hijo de puta.
Nadie sabe bien.
Él sólo dice que se crió en un reformatorio y se ufana de haber tenido de profesores a Alfonsina Storni y a Borges. Es un lector ávido y lee con igual fruición la Guía Telefónica de Bs. As., el horario de trenes de París, La interpretación de los sueños de Freud, el Manual del alumno Bonaerense o el Corán.
Habla con la propiedad de quien abarca todos los temas, pero se manda increíbles perogrulladas que explica con verdadero espíritu y énfasis docente.
Cuando supo que estudiaba Letras me regaló
10 tomos rojos, preciosamente encuadernados, de la Enciclopedia Labor y otros dos, fotocopiados, de Ensayo de un Diccionario de la Literatura que guardaba entre sus tesoros.
Vive de changas. Es pintor de paredes, carteles y vidrieras pero también pinta murales a pedido. Fabrica y vende espantosas vírgenes de yeso de hábitos filosos y rostros inexistentes que acepté con religioso sacrificio he hice desaparecer con culpable disimulo.
Es alto. Canoso de pelo y barba, usa ropa que le regalan y viste una prenda sobre otra, como un imperfecto hojaldre, para ir descartando la que ensucia y no tener que lavar. Si salpica sus zapatos con pintura, los empareja con prolijas pinceladas hasta que otra pared u otra puerta deciden la nueva tonalidad con una libertad creadora digna del camaleón cortazariano.
Alterna su sombrero Piluso con otro de campesino chino. Es afable, educado y discreto . Ausentado por unos días, se presentó para avisar que un perro le había mordido un testículo y resigné su intención de mostrarme el magullado escroto conteniendo la risa; dije que no hacía falta, soy creyente.
Lo hemos empleado muchas veces, pero trabaja sólo cuando necesita dinero y en cuanto junta su moneda, desaparece para gastarla. Un día cualquiera, cuando la necesidad lo obliga, se presenta, trabaja, cobra y vuelve a perderse en cumplimiento de su particular ciclo vital.

*

Lleva desaparecido un tiempo y no sé por qué lo recuerdo ahora. Tal vez porque Ranulfo, el nuevo operario, también anda con un pincel en la mano y un libro en la otra.
Pequeño y oscuro tiene apariencia y hermetismo de gurka; no sé si habrá matado a alguien, aunque no parece.

Me pregunto si tenemos una rara habilidad para atraer gente extraña o si es esa gente la que no se siente tan extraña entre nosotros.



Mezcla rara de penúltimo linyera y de primer polizonte en el viaje a Venus: medio melón en la cabeza, las rayas de la camisa pintadas en la piel, dos medias suelas clavadas en los pies, y una banderita de taxi libre levantada en cada mano. ¡Te reís!... Pero sólo vos me ves…
Balada para un Loco. Horacio Ferrer

12 comentarios:

José Soriano dijo...

Muchacha que lindo mira Ud. el transcurrir. Cuanta gente linda hay que no miramos.

Que lindo día el de hoy. Hace muchos años un amigo poeta me transfirió la poesía de otro que ayer ha sido premiado. Le he escrito una líneas hace un rato y como a Ud. y a Estrella le he dicho que ya no sé como agradecerle los regalos.

Que tenga un maravilloso fin de semana.
fraterno
js

José Soriano dijo...

Abusivo, le he robado el título de su jardín para plantarlo en el mío.
Perdone.
fraterno
js

estejulioesuno dijo...

Todos los terrrícolas somos extraños, Condesita. Lo que nos diferencia es la mayor o menor habilidad para ocultar nuestro extrañismo y parecer normales.

Mickey dijo...

Condesa, corto una ma�ana atareada para comentarle dos cosas que me movilizaron en su post.

Priemro una vuelta de tuerca. El mejor personaje de ese estilo que conoc� fue en mi adolescencia. Alem�n del Volga, ex aspirante a pastor protestante, oficios todos, lecturas varias, viajes todos, etc., etc., etc.; pero sobre todo buen relator de sus propias aventuras y extraordinario de sus lecturas.
Su ciclo vital estaba domindo por el alcohol, y a m� me tocaba compartir la mejor parte, cuando llegaba recuperado y fresco a trabajar para hacerse unos mangos. En ese per�odo que iba desde la esperanza a la abstinencia insoportable, era un tipo brillante, adem�s, off course, el mejor trabajador lejos.
Cualquier ma�ana, aparecic�a la noticia de que el ciclo se hab�a acabado: "El pastos no vino". Sobraba para saber que el vino, el whisky, el alcohol, o el perfume me obligar�an a esperar un mes, dos para volver a disfrutar del sujeto.
Curiosamente, su �ltima desaparici�n (estilo "Old gringo". Nunca m�s supe de �l) fue a mis 17 a�os, cuando terminaba el colegio. Toda una se�al que descubr� repensando esto a los 30 a�os.

el otro aspecto es un pedido solidario.
Es acerca de. "...acept� con religioso sacrificio he hice desaparecer con culpable disimulo.".
Como se logra domar esa culpa???. Alguno de los momentos m�s miserables de mi vida se relacionan con ese acto vergonzante.

rodolfo librero dijo...

Ranulfo es como un improvisado trabajador de los destiempos de su historia. Muy bueno..!!

Estrella dijo...

Se los manda alguien para que usted escriba estas historias, para que Mickey se atormente con las culpas (sigo sin entender por qué no tiene un bloggg!!), y para que josé soriano nos levanta la autoestima que, no sé a usted, pero a mí me viene muy bien.
Saludos condesa y buen fin de semana.

Enterhase dijo...

Ahora Google (o Blogger, que es lo mismo) no deja que pongamos sitios de internet junto al alias. Cómo se supone que me conocerán los demás comentadores? Ah, claro, para eso hacete cuenta de Blogger.

Odio a Google. Y mi blog es lanausea.wordpress.com, carajo!

Graciosamente la descripción me hizo pensar en el primer capítulo de "Platero y yo". Después entré al post sobre Ranulfo y claro, reí. Aunque no con la boca.

La condesa sangrienta dijo...

José y qué linda gente tiene ud. que lo premia con su amistad! Merecidísimo el premio Cervantes para Gelman.
Ud.devuelve regalos con su querida presencia y no se disculpe por las flores robadas aquí, yo las había tomado antes de otro jardín.
Un abrazo.

Julito: es cierto eso, todos somos extraños y originales; algunos se ocultan, otros se muestran, otros miran indiferentes, otros con verdadero interés. La mirada del otro puede dignificar, enaltecer o matar.

Mickey: maravillosa historia la del pastor. Contado de otro modo hubiese sido un loco de la guerra, borrachín, pero sus ojos de niño descubrieron el verdadero tesoro (no quisiera perder nunca esa mirada).
Y contestando su 2da.pregunta: se logra domar la culpa con la practica adquirida después de tirar tantos regalos horribles. Es como la virginidad, vió? duele la primera vez.

Rodolfo ¿sabe que cuando estaba escribiendo sobre Ranulfo pensé en esa extraña e ignorada convivencia de ambos?

Estre: No sé quién los manda, sé que los recibimos en cantidad (hay más), y mí, como a ud., me encantan los mimos de José.

Enter (lanausea.wordpress.com), esto parece la guerra de la tv. que no permite a las estrellas visitar otros canales. Pero yo, como la Chiqui, no hago caso y le mando el chivo (y el burro ya que estamos)

mlr dijo...

Muy bueno!!!! sabes que la semana pasada me lo cruce en la diagonal y San Martin?! Creo que me reconocio pero como no podia ser de otra forma, sigio caminando discreto como de costumbre.Personaje realmente encantador el tipo!
Besos,te quiero

La condesa sangrienta dijo...

¿de verdad? ¿de qué color estaban pintados sus zapatos? ja
besos, yo también te quiero (so much)

Minerva dijo...

QUÉ buena la última frase. Debe ser que, para atraer a tantos extraños, no seré demasiado normal...

La condesa sangrienta dijo...

Por eso nos juntamos quienes nos juntamos, aquí Minerva!