28 de noviembre de 2008

Lector In Fabula

.
(♫)
“Un puñado de personajes literarios han marcado mi vida de manera más durable que buena parte de los seres de carne y hueso que he conocido".
La orgía perpetua, Mario Vargas Llosa (sobre Flaubert y Madame Bovary).
.Esta cita que subió Estrella la vez pasada, me hizo pensar y discrepar –vaya osadía- con Vargas Llosa.
Cuando era chica, después de leer la vida de una pequeña santa francesa, cuyo nombre no recuerdo, iniciaba un camino de sacrificios y buenas intenciones que duraba lo que duraba la paz armada con mi hermano.
Si leía los Tigres de Mompracem, de inmediato surgía una vocación pirata y surcaba los 7 mares en una mesa dada vuelta que oficiaba de bergantín, hasta que llegaba mi vieja para hundir el sueño.
Pero si me enfrascaba en las Little Women, algo del espíritu sencillo y familiar me contagiaba y asumía el rol de Jo, la hermana escritora, papel que mantenía hasta que Laurie se casaba con la más pequeña de las March, y a otra cosa. No era cuestión.
Fui náufrago, emperatriz de Austria, india sioux, princesa árabe, amante abandonada, huérfana sufriente, vendedora de fósforos y otros tantos personajes que poblaron y acompañaron mi infancia pero que no influyeron ni cambiaron mi vida.
.
De eso se encargó la literatura.

-··º··

41 comentarios:

Enterhase dijo...

Jo! Fantástico.

filo dijo...

Count!!
Cómo explicarle que cuando leí el post, me ví niña con algun que otro incunable,de la colección Robin Hood, aquella que nos metía en mundos tan diversos, que creaba climas tan especiales!!
Heredada de mis primos, las conservo como un tesoro. Pura magia.
Besos count!!! y siempre gracias.

De Lirium soy dijo...

Excelente Condesa! Imagino a esa niña jugando a ser... y hoy es la mujer que juega como nadie con las palabras... De eso se encargó la literatura... genial!
Un enorme beso y buen finde.

Angie Angelina dijo...

Adhiero a la colección robin hood, y una mas de mi epoca era (aunque de casi nulo nivel literario) Elige tu propia aventura.
De Lirium: Que gusto verte!
Condesa: Ultimamente me he enfrascado en el cuarteto de alejandria, pero no encuentro un personaje entero para identificarme sino con sus desgracias.

José Soriano dijo...

En una de esas vacaciones cuando venía a Buenos Aires a visitar la familia, me tocó pasar los tres meses de verano en la casa maravillosa de una tía que encerraba tres preciosos tesoros.

El primero era una casita de madera y techo de chapa, separada de la casa principal en medio de un bosque de pinos, llena de libros y con un confortable sillón de respaldo alto. Allí descubrí la colección completa Robin Hood perteneciente a una prima un poco mayor.

El segundo tesoro fue climático pues llovió todo el verano y el olor a tierra mojada, la lluvia repiqueteando en la chapa de la casita y los libros continúan siendo, en el recuerdo, uno de los mejores momentos de mi vida.

El tercer tesoro era el lugar. La casita se encontraba en medio de un enorme depósito de vehículos(de los años 20 y 30) y desechos del correo argentino donde protagonizaba en solitario lo que leía a la hora de la siesta obligatoria.

fraterno y agradecido por despertar los recuerdos adormecidos.
js

Estrella dijo...

En el "han marcado mi vida" de Vargas Llosas, está, para mí, justamente lo que le pasa a usted, condesa. Yo también fantaseaba con las mujercitas, y esa fantasía temprana hizo de mí una mujer ávida de historias ajenas...
Ajenas o propias,es lo mismo.

Cómo llueve!

¿También por allá?

emeygriega dijo...

Sin Sissi, Jo, los Hollister, Platero, Amalia y Marianela la literatura no hubiese entrado a marcar nuestras infancias para que hoy, adulta, te llames Condesa Sangrienta y yo como un personaje de Salgari.
Fue la llave para entrar (quizá éso quiso quiso decir Don Mario) y para salir, en el momento en que L. M. Alcott le ganó a sus mujercitas.
En cualquier caso, hermoso texto, como siempre.
Un beso!

La condesa sangrienta dijo...

Beso grande, Enter!

Filo: con tantas mudanzas no pude heredarlas a nadie, una pena. Abrazo.

Lirio: esa niña jugando a ser...se ganó un par de cicatrices. La literatura me dejó otras marcas no visibles. Buen fin de semana!

Angelina: La colección Robin Hood es un clásico de todos los tiempos (y cualquier libro que provoque el deseo de leer tiene valor en sí mismo). Deje el cuarteto y métale al cuartetazo!

José: los libros traen otros recuerdos de la mano. Lugares, olores, momentos. Lindísimos los suyos. ¿La colección Robin Hood se creó en el 8º día? pareciera que todo el mundo la ha leído.

Estre: veo que hemos compartido y hecho propias muchas historias ajenas. (no llovió aquí, hoy), beso.

Emey: tu nombre y también tu apellido son los de dos entrañables personajes de Salgari ¿cómo no quererte si yo era Sandokán?

Pablo St. Yago dijo...

Yo en cambio tenía la colección "Mis Libros", a la que todavía hoy recurro por sus ilustraciones de primer nivel, y porque las traducciones son de lo mejor!
Aún pienso que si toda mi biblioteca constara sólo de esos libros y algunos más que vinieron después, podría considerarme hecho. Pensar que muchos compran libros por metro, otros se compran lo último que sale para estar "al tanto" (como si la literatura fuese periodismo), y muchos nos sentimos reconfortados tán sólo con esas páginas que aún conservan el aroma de esos veranos.
Muy emocionante su post Condesa.

emeygriega dijo...

ja, ja. Nos queremos por más que por éso. Porque nos cazamos al vuelo y nos tenemos confianza, un tesoro poco común en el mundo blogeril. Y compartimos un par de opiniones que nos dejan solitas, como el aborto, la poesía anticuada y la religión. Chin chin.

Caia dijo...

hermoso post que me transporta a mi niñez, donde fui desde Jo, hasta Brynhild, pasando por Alice, pero mi preferido fue siempre Jim.. y "quince hombres en el cofre del muerto...
YoHoHo y una botella de ron..."
y bueno.. la traducciòn decía eso.
Me encantó lo que escribió José Soriano. Un beso, señora.

COCORASTUTI dijo...

Querida Condesa: muy dulces y perfumados-de-ayer sus recuerdos libresco-infantiles pero yo, (en mi ignorancia) advierto con la insistencia de la lucecita del oil pressure que en su frase final (final por ahora) se esconde una ilevantable, irrefragable and swimmingly contradicción: "tantos personajes que poblaron y acompañaron mi infancia pero que no influyeron ni cambiaron mi vida.
.
De eso se encargó la literatura."

¿Los personajes esos que Ud nombró, no eran de la literatura? ¿Qué literatura influyó en su vida...? ¡No me diga que "El Principito" no...! Influyó, entonces, en su almita pecadora, una cáfila homogénea y zurda, tales como Kropotkin, Gorky, Adam Smith, Marx, Sartre, Lacan, Contursi, Cadícamo, la Sra. Murasaki, Calvin S. Hall, Oliverio Girondo, Lovecraft, Narovsky, Altamira, etc.
¿O quiso escribir: "De eso se encargó la crasitud de la vida fáctica" y por esos deslineados de la atención le erró el viscachazo...?
¿O bien Ud OPUSO los cuentos infantiles a la "veritable literature"...? Hizo bien porque Mozart siempre va a ser un poco más que el "méprisable bruit" de los cumbiamberos, y "la cosa en sí" algo más serio que la gilada del zorro del Principito...,o el sainete demodé de Sandokán...!

Yo no recuerdo a la "Robin Hood", ¿no era medio mishia..? Yo recuerdo la Funk & Wagnalls y "El Tony", pero esto último era lo más berreta, leer eso era incinerarse a lo bonzo, che...!

Gracias por su cariñoso "loco" del otro día, y me gustó que le haya gustado ese, como Ud dijo, "bonus track" del Corvair, aunque los asientos de atrás son incómodos, el selecto por mí es el Ford Galaxy '60....Lo de las rutas no lo entendí... ¡Ah, y yo también fantas/eaba/eo y toc/aba/o-rodillas con/de mujercitas...!¡Feliz Domingo...!-(Otra vez me falla el password)

Angie Angelina dijo...

me gustaban dos de ridder haggard Ella y Ashesha, LA-QUE DEBE-SER OBEDECIDA.
y no se si estaban en la coleccion Mis libros que comenta Pablo.
En la Robin Hood de los 80 hubo una que me gustò mucho que se llamo: "¿Con cual de las brujas?". Desde ahi, me hice dark. JAJAJA!

La condesa sangrienta dijo...

Pablito: Borges escribió sobre una biblioteca infinita (la de Babel), pero su lectura se limitaba a pocos autores y se jactaba más de los libros leídos, que de los escritos.

Emey: ja, ya sé que es más que éso pero por eso empecé a leerte. El resto fue apareciendo después.Chin, chin!

Caia: el Sandokán de mi niñez, se ha aggiornado con Sparrow, la hermosísima Perla negra de mi adultez... ho, ho, ho.

Coco, querido Coco: tal vez la arquitectura minimalista de mis posts, no se entienda con el barroquismo de sus comentarios aunque entiendo que también, la economía de mis palabras deje sueltas unas cuantas puntas que lleve a diversas interpretaciones -todas válidas.
Quise decir que ningún personaje en especial cambió mi vida. Fue La Literatura quien lo hizo como suma de tooooodos los personajes (muchos de los cuales ha nombrado ud. y muchos que he omitido yo).
Con respecto a la Ruta 66...hice mención de ella porque -para mí- se ajustaba más al estilo onírico de su comment y lo relacioné con la ensoñación del espíritu aventurero, con un mundo por descubrir y con la cultura pop que rescató a la 66 en la música y en la literatura.
¿mesplico ahora, querido?
(sus comentarios se parecen a la caja de botones de mi abuela: difícil encontrar dos iguales pero en la diversidad está la diversión, justamente).
Beso.

La condesa sangrienta dijo...

jaaaaaaa, te quiero Angie! (sorry, pero tu comentario entró mientras respondía los otros). beso.

filo dijo...

Despues de leer el post, no pude dejar de nombrar lo que significó para mi la colección R. Hood. Pero también pensé que era bizarra, que tanta gente con tanto olfato literario se reirían de mi post... (y a veces pasa no?)
Parece que somos muchos los bizarros y me quedo más tranquila pensando en cómo me acompañaron Heidi, Salgari, Jo, y tantos., tantísimos!! Besos count

Caia dijo...

Filo, aún conservo gran parte de la colección. Mirá este link:
Link

La herida de Paris dijo...

Disfruto de este post y de sus comentarios un poco desde afuera.
No fui un lector infantil, pero me alegro que otros lo hayan sido. Para mi leer siempre estuvo mas ligado al esfuerzo que al placer. Será por eso que arrastro mis reparos con la literatura. De todas maneras se agradece que compartan su experiencias. Si uno no lo vivió, esta bueno que se lo cuenten
Saludos

Caia dijo...

Condesa! recién veo el tema de Kate.. si quería terminar de sumergirme en la nostalgia lo ha logrado.Un beso.

Angie Angelina dijo...

Condessa!!!: Jja! Coincidimos en la blogosfera. Ah, si ves letras repetidas es que estoy estrenando teclado.
Che, estoy escuchando este tema que pusiste, creo que no lo escuchaba desde que iba a 6º o 7 º de la primaria (calculen mi edad Jaaa).
No sabia que se llamaba Cumbres borrascosas.

emeygriega dijo...

Igual que Angie, no había notado la banda de sonido de esta entrada. Qué perfecta!
Si te gusta Kate (yo soy fana), te recomiendo el disco Red Shoes, un poemario alucinante, una obra integral, llena de personajes que te van a marcar mal que te pese, especialmente Solomon. Me encanta compartir estas cosas. Cuántas buenas cosas se intercambian en los blogs, más allá de los anónimos.
El balance sin duda es positivísimo!! Un abrazo a todos.

La condesa sangrienta dijo...

Filo:♪somos muchos más que dooooss♪

Caia: buenísimo el link y confirma lo que dice Filo. Gracias. (a qué bellas Cumbres nos remonta Kate, eh?)

Opi: nunca es tarde para encontrarse con la lectura, pero al niño le abre mundos maravillosos.

Angie: Sí, como la novela de Emily Brönte...hay que atender los paratextos, ja (no sólo aquí).bss.

EmeY: trato de acompañar las letras con alguna música alusiva, a veces con más acierto que otras.
Tendré en cuenta tu sugerencia acerca de Red Shoes y sí...felices estas sintonías blogueras que está cocinando un nuevo post.
Abrazo enoooorme!

filo dijo...

Caia, Count, sí somos mucho más que doss ! Besos!

Anónimo dijo...

Querida Condesa, no puedo agregar nada a lo ya dicho por todos. Este post me hizo sentir infinitamente feliz pues me remitió a mi querida y corta infancia.- Todos hemos leído los mismos libros y seguramente fueron los encargados de crearnos el hábito de la lectura.-
Un abrazo grande para Ud. y para Lilium, a quién extraño. T.M.

Juan Gonzalez del Solar dijo...

La Literatura hizo bien:
Sos Dios.

Mickey dijo...

Pocas cosas más trascendetes han pasado en mi vida, que el encuentro con la colección Robin Hood.
Para más datos, primer libro, justamente el de Robin...

Mente febril dijo...

Yo no creo que los personajes nos cambien la vida, pero sì creo que nos ayudan a apreciarla de otra manera, a verla con otros ojos y a descubrir emociones nuevas. Tambièn ellos son en cierta forma de carne y hueso.
El brevìsimo tiempo en que nos sentimos princesas, heroìnas, amantes abandonadas o tristes prostitutas no cambian nuestra vida pero nos recuerdan de tanto en tanto lo gloriosas que somos (como somos) y a veces lo que podrìamos llegar a ser.
En la novela de la vida, somos muchos personajes que conviven en la extraordinaria lucha por llegar a ser, como una vez muy bien describiò Juan del Solar, la persona que somos.

Mickey dijo...

Permiso Condesa....

Juan, no me dí cuenta! Saliste del silencio! Volviste al blog, o es pasado?
Como sea, una alegría verte por el área.

La condesa sangrienta dijo...

Por suerte, Filo!

TM: si puede remitirse feliz a la infancia, entonces no ha sido corta. Beso.

Juan: ¡la literatura te hizo mal!!
(ojo con los adjetivos desmesurados y con las mayúsculas, ja) Beso enorme.

Mickey: unidos por el color azulgrana y ahora por el amarillo...!

Mente Febril: tampoco creo que los personajes nos cambien la vida, sí la literatura.

Mary Poppins dijo...

"Mujercitas" tambien fue libro de mi ninez. Habia algo de ilusion en usar esos vestidos, tener una casa con pianito, nieve afuera y grandes sueños.

Hubiera sido Jo tambien, creo.
Tambien pase por la epoca Agatha Christie haciendome la suspicaz y tierna "Pricipita" con su zorro.

Antes de ayer estuve en Boston, Massachussets y camine a lo largo de Louisburg Plaza en Beacon Hill. En una de esas casa una placa me conto que ahi vivio Louisa M. Alcott.

un beso

Juan Gonzalez del Solar dijo...

Saludos para todos. Estoy por ahí, pasa que no sé, con los blogs algo me pasó. Pero volveré y seré otro blogger.
De paso, te cuento Mickey que vivo con tu nombre, empiezo una y otra vez el texto sobre Madrid. Pero no sale, no sé qué pasa, qué me lo elimina.
Tengo, creo, la primera oración: Lo primero que vas a saber de Madrid es que vivís de despedidas.

Abrazos

Yoni Bigud dijo...

Muy interesante la reflexión. Supongo que aquí uno podría agregar unas reflexiones, e incluso alguna que otra pequeña discrepancia, pero sinceramente creo que no tiene sentido. La idea en sí es muy linda.

Se encargó la literatura, y por cierto lo hizo muy bien.

Un saludo.

Silvia U dijo...

Juaaaannn!!!:
Che, fijate por ahi "se vencio" el blog por falta de uso, en serio lo digo.
Que bueno encontrarte de nuevo por aca. Un beso
Y adhiero a emeygriega, y a Condesa por la riqueza de los blogs.

Glenda dijo...

Veo que somos muchos los que crecimos con la colección de Robin Hood
Adoraba disfrazarme a medida que iba leyendo, cosa que por lo general hacía abajo de la cómoda de mis padres y con una linterna, hasta que un muy lindo camisón de mi madre que oficiaba de vestido para interpretar a Jo terminó razgado de arriba a abajo y mi culito con un sonoro chirlo. Ahí me pasé a las novelas de aventuras.
Abrazo.

Estrella dijo...

Hola Juannnnnnnn!

La condesa sangrienta dijo...

Mary: ¿en la casa de Louise M. Alcott? qué coincidencia!
También tuve mi época de Agatha jajaj. beso.

Juan: Es una buenísima primera frase, casi lo más difícil conseguir...dale, el resto tiene que salir casi por inercia. Besos.

Yoni: discrepe, discrepe (y gracias por sus palabras tan lindas, siempre).

Medu! hola nena ¿te peinaste? jaj

Glenda: los sitios donde leíamos de niños, también forman parte de ese mundo mágico que nos era tan propio.

José Soriano dijo...

Bienvenido Juan, se te extraña.
fraterno
js

Mickey dijo...

Al menos a mí, no me corre la ansiedad Juan. Con la primera frase, tiro un tiempo tranqui.

Count, deje de joder con SL. Usted sabe que tenía cero expectativa con Russo, pero lo que estamos viendo (y viviendo) es como demasiado... Me broto!

La condesa sangrienta dijo...

Sí Mickey... too much! y eso que de aguante podemos dar cátedra, eh?
beso grandísimo.

Anónimo dijo...

Querida amiga, fué corta porque el día en que cumplía 9 años estaba subiendo a un micro y viniendo a Buenos Aires, sola.-Un abrazo. T.M.

La condesa sangrienta dijo...

Ay, TM...!
beso.