19 de diciembre de 2008

È Vero

.

.
Hablar con ella es como perderse en un laberinto de espejos.
Se multiplica por mil pero no sabés bien cuál de todas lleva la voz.
Llama por teléfono y nunca saluda con el habitual ‘hola’; baja el tono, dice alguna estupidez o pregunta por algún personaje que varía según los acontecimientos que hayan afectado mi semana.
Entonces sí, establecido el pacto y después del ‘quehaceeees boluda’ comienza la maratón.
Habla, fuma, pregunta, contesta, trabaja, toma café, va al baño, me lee mails que recibe y los responde, todo a la velocidad de la luz.
Me deja colgada cada dos minutos porque abrió la ventana para poder fumar y se le volaron todos los papeles del directorio, o porque debe atender otra llamada, o porque bromea con algún compañero o porque debe atender algún asunto urgente de laburo. Habla conmigo y con los que tiene alrededor por eso, muchas veces, no sé si me habla a mí. Generaliza la conversación, cuenta a los demás algo que le digo, me presenta y me pasa con una compañera que ‘es cuerva como vos’. Me cuenta de los chicos, de la madre, del ex, del actual, de las vacaciones, del departamento, del perro, del dentista, que fue a la cancha el domingo, que cuándo voy a ir para allá, qué como estoy, que si sé con quién estuvo, que si tengo noticias de B, que si sé la edad de I.
Pierde agendas y celulares por docenas, su caridad no tiene filtro y terminan por robarle la billetera o la ilusión, es desmesurada en sus odios y sus amores, es torpe, decidida, rencorosa, dispersa, expeditiva y generosa.
Tiene una energía impresionante, es alta, flaca, rubia, linda, inteligente, graciosa y errática en el discurso.
Es fanática de su club, histórico rival del mío, pero mantenemos una paz armada aunque me haya contado los pormenores de cómo nos robaron y quemaron el gran trapo.
Es paqueta, femenina, zafia o mal hablada según dónde y con quién.
Es un torbellino que entra en mi cabeza y me deja la oreja colorada.
No registro ni la mitad de lo que hablamos porque, en realidad, se trata de otra cosa y que se resume en el saludo final antes de cortar:
Chau nena, te quiero.

··º··

…el afecto que se tributan supera en intensidad el espesor de eso que, desde donde yo las veo, podría creerse que no pasa de ser poco menos que un ejercicio de festiva incomunicación.
Una biografía de la lluvia. Santiago Kovadloff.


17 comentarios:

Angie Angelina dijo...

"le roban la billetera o la ilusion". Muy bueno.

Yoni Bigud dijo...

La gente que se lleva bien con la electricidad es admirable.

Me gustó esto. En general me gusta lo que usted escribe; y me gusta leerlo a la luz de la vela.

Un saludo.

Estrella dijo...

¿Querrá ser mi amiga también??

Lex dijo...

Se la extraña, decile que de vez en cuando se acuerde de su coinversionista en la plantación de tamarindos y en el criadero de bagres que nadan de costado. Que todavía tengo la remera de tribilin que me envio en sobre oficial con un cadete y que siga participando (a pesar de pertenecer a una casta impura)

COCORASTUTI dijo...

¡Vaya, pensé trás una primera lectura: la Condesa la hizo pasar al frente a una pesada intolerable...! Y eso de que era alta, rubia, linda, (creo que se olvidó de los ojos celestes) era una cargada....Yo digo: ¡Se van a agarrar a las piñas como verdaderas mujeres modernas...! Pero una segunda lectura, me mostró el afecto por esta bella vaga de oficina (¿se llamará Verónica: era pertinente la canción de Aznar "está en lo mejor de su edad...., cansada de esperar.."?). Sí, su amiga debe estar orgullosa de Ud. y semejante catarata de elogios...
However..., tras esa dinámica descripción yo la percibí algo hombruna, desmiéntamelo, como una mezcla de Charlize Theron y Sandra Mihanovich, con los movimientos y la estatura de Jack Palance...Si es, es, no me molesta.
Me encanta que los amigos se quieran.
Bacci.

Pachu dijo...

una idola tu amiga!

Mickey dijo...

Condesa, me dejó preocpado. Ha descripto a mi vecina de toda la vida.
Si fue así, omitió la parte de acompañar con voluntad inquebrantable a los enfermos. El resto, joya.

Disculpe, la dejo.
A pesar que mañana será un trámite, no soy ningún tarambana como para no concentrarme.
Ea un desafío. Una cosa es bajar un tigre o una paloma, pero un hijo... Es más doloroso.

Hablando de eso, me quedé pensando. Rival histórico? Es que tenemos uno???

La condesa sangrienta dijo...

Angie: lo bueno es que no pierde la iniciativa.

Yoni: su comentario era para este post o para éste? (ando con pocas luces, debe ser la hora). Besos y gracias.

Estrella: seguramente sí!

Lex: ¿por qué no copypasteas ese comentario y se lo mandás por mail...? es buena época para los tamarindos, los bagres y las reuniones. Beso.

Coco:
-es rubia de ojos negros,
-vaga, pero no de oficina (es muy eficiente)
-yo estoy orgullosa de ella,
- no... no es para nada masculina, al contrario!
-los amigos siempre se quieren, aunque no siempre lo digan en voz alta.
Kss.

Mickey: ¿le preocupa que haya dos iguales o que compartamos una amiga?
Y claro que tenemos un rival histórico, ése que nos tiene asegurados 3 puntos cada vez que nos enfrenta.
Mañana hablamos, también voy a concentrarme. Beso.

Mickey dijo...

Condesa, esa gente, aunque por ahí agobia, nunca sobra!

Me confunde con lo del rival histórico. Como lo define, parece más bien un generoso continuo.

La dejo. Salí de la concentración a almorzar (livianito!!!).
Vuelvo adentro. A pesar de que todo nos sonríe, no hay que descuidarse del efecto Russo.
Suerte!

Mickey dijo...

Condesa, me acuerdo de una cita (no sé de quien): "peor que la muerte, es sobrevivir a la derrota".
Sobre todo, porque habrá notado que la venganza filial es la peor, como ya nos advirtió la experiencia final de Julio César...

La dejo. Me voy a sufrir lo que sea necesario.

La condesa sangrienta dijo...

Mickey: cuando se me pase la bronca, le escribo. beso.

De Lirium soy dijo...

Hermosa amistad. La amistad es eso y se resume en el final de su texto.
Qué dialoguete con Mickey... y no le contestó a Pachu, claro que ella también debe estar masticando bronca... mejor no hablar de ciertas cosas.
Beso. Ni ahí de decirle buen finde...

Pachu dijo...

Lirio hola nena....vos también estás digiriendo la derrota?
joder...............besos

Caia dijo...

lindo texto, y linda amistad.
No voy a tocar el tema que ud. piensa, de todos modos, le sigo debiendo la foto del cuervo :P.
Besos y vamos!! ya se le pasará la bronca, todo pasa..

La condesa sangrienta dijo...

Lirio: claro que sí, el final del texto es principio de amistad.

Pachu: ya lo metabolicé ¿y usté?

Caia: ya pasó... eso sí... no miré ningún noticiero, ni resumen deportivo!

Anónimo dijo...

Si ademas a tu amiga le gusta la música que le pusiste al posta, esteee, por donde vive??
Guarro,
Y bue, algunos hijos a veces te traen dolores de cabeza, besitos bosteros

La condesa sangrienta dijo...

Guarro: ella vive en Pque.Patricios, pero la anterior administración fue bostera y no tuvo un final feliz, ja.
Besos.