12 de febrero de 2009

Lectura Comprensiva

.

.
El otro día, Stella desafiaba encontrar dos sentidos en una misma frase, según se colocara la coma;
yo, por otro lado,
me preguntaba ¿cómo diablos se escribe un suspiro?
Algunos aproximaron una respuesta pero no hubo acuerdo.
Ahora vuelvo a preguntar:
si dijera “odio a la perra de mi cuñada”
¿podrían adivinar quién es sujeto de mi odio?
[Ojalá pueda hacerme entender. Por ustedes y por mi cuñada.]

··º··

¿de dónde viene esa conspiración de invisibilidades? / ninguna palabra es visible.
En esta noche, en este mundo. Alejandra Pizarnik.

26 comentarios:

De Lirium soy dijo...

Condesa: ojalá su cuñada tenga un can, y si no lo tiene que no lea el blog, já!
Hay algún mensaje en este divididos x 2?
Terrible Pizarnik, no las palabras elegidas sino el poema completo.

mi persona está herida
mi primera persona del singular

hablo
sabiendo que no se trata de eso
siempre no se trata de eso

... y por ahí Lautréamont... es demasiado!

Demasiado temprano para pedir una lectura.. y demasiado tarde para que encima tenga que ser comprensiva... digo porque no he dormido...
Mejor me voy cantando ♪ qué ves, qué ves cuando me ves ♪
Un beso

emeygriega dijo...

Yo fui una pésima alumna de la Dra. Kovacci, pero me animaría a decir que odia a la perra.
De lo contrario, debería decir: Odio a mi cuñada, la perra.
Pero ya sabemos que la lengua es dinámica, vistess.

Angie Angelina dijo...

Es un juego semiologico, yo entendi que odias a tu cuñada y consideras que ella es una perra, no creo que te ensañes con un pobre animalito.

Angie Angelina dijo...

Yo de nuevo, que linda la gestalt!

Mickey dijo...

Count, que forma elegante de decirle lo que piensa!
Hasta debería sentirse halagada la perra!

dondelohabredejado dijo...

Muchas veces he tenido que aclarar. Yo decía "adoro a la perra de mi cuñada". Me refería a una perra que ella encontró una noche de tormenta, la llevó a su casa y esa madrugada tuvo cuatro perritos.
La perra de mi cuñada era una ternurita. Cuando yo llevaba a mis sobrinos a la calesita, corría todo el tiempo al lado de los chicos, para cuidarlos y no perderlos de vista.
Por suerte, mi cuñada no es ninguna perra (aunque para mí esto no sea un insulto). Es una mujer maravillosa que ya se ha ganado el cielo por aguantar a mi hermano....
En su frase, creo que el objeto de odio es la perra. "De mi cuñada" sería algo así como un modificador del objeto "perra".
Pero, Condesa, qué puede haberle hecho la pichicha para merecer su odio???
Le agradezco el tema de Divididos, escucharlo me ha transportado directamente a un momento muy feliz de mi vida, a un espectáculo teatral en el que participé, a un personaje muy querido y a un momento muy pleno.
Un abrazo.

Stella dijo...

La perra de su cuñada, sea el sujeto que sea, debe de ser un mal bicho pa que la odie!

Besoss

Carlos Gatabria dijo...

Opino, en coincidencia con dóndelohabrédejado, que la expresión "de mi cuñada" se refiere a la perra que es, en su frase, el objeto de su odio.
Es decir "de mi cuñada" es una "identificación" de la perra en cuestión.
Debiera ser, por lo menos, la primera acepción de su frase y otras del estilo.
Por supuesto puede interpretarse de forma diferente pero, en mi opinión, no estaría correctamente expresado.
El fondo-figura que se muestra en el inicio me recuerda un libro sobre "la percepción".

De Lirium soy dijo...

Condesa: no entiendo por qué aparece nuevamente aquí mi comentario del post anterior (sin avatar y con la hora cambiada). Perdón, pero ignoro cómo funciona la moderación en este sentido. Siento que queda desubicado respecto a esta nueva entrada.
Beso ♥

Mary Poppins dijo...

A la perra de la cuniada la odia seguro, porque odia cualquier cosa que venga de la turra de la cuniada.

Dondedejalas cosas!!!!: si dice adoro a la perra ("perra" no tiene un contenido negativo y por ende se referira al animal hembra de cuatro patas que a veces ladra)

Estoy de acuerdo con Mickey, siempre elegante Usted


Como es discutible si se quiere referir al bicho diga Odio a la perra que se compro/tiene/malcria mi cuniada (la perra ésa!)

La herida de Paris dijo...

En mi caso no hay conflicto, quiero mucho a mis cuñadas (3mujeres de mis hermanos y 5 hermanas de mi mujer) y no me gustan los perros.
Saludos

dondelohabredejado dijo...

Mary, ja ja ja, es cierto, clarísimo! Pero yo tenía que aclarar, siempre me deían "¿si tu cuñada es una perra, cómo la vas a adorar?"
Besitos.

T.M. dijo...

odio a la perra de mi cuñada ? creo que es algo bastante directo, en este caso no creo que sea el juego de figura fondo que se dá en el dibujo; aquí no hay ninguna duda: odia a la perra, sea esta o no su cuñada. Por lo tanto tenga cuidado no sea que la escuche y le envie a la soc. protectora de animales. Un abrazo, me hacen feliz sus post. T.M.

COCORASTUTI dijo...

ULTIMO COMENTARIO
PARA LA CONDESA HAZEL

¿QUE VES CUANDO LA MENTIRA ES LA VERDAD?

Condesa: le doy mi buenas tardes y le agradezco por haberme tolerado tantos días con simpatía, inteligencia y mucha ternura. Ternura que Ud. siempre tuvo para mí.
Ud. siempre me asombró.

Sólo como un juego me propuse enfurecer a todos: bueno, al menos irritar a unos cuantos.
La educación más amplia de algunos los obligó a callar: por lo menos eso es lo que yo creo. Sólo dos personas no se iban a enojar: Ud. y Angie.

Pero quienes se enojaron lo hicieron muy bien: llamarme despreciativo, sicópata, manipulador, insulso, etc.,
fue un hermoso ejercicio de ira y desprecio. Aunque yo esperaba más insultos y mejores. Pero ni se les ocurra pensar que fueron sentidos como verdaderos insultos o mala educación: fue sensata bronca. Espero que me perdonen.

El juego ha terminado sin dramatismo. Pero en parte mi bondad natural fue contraproducente: no pude ser tan malo como me lo propuse: borre las peores (mejores) líneas de los mensajes.

Quiero creer que los irritados (en su mayoría mujeres), al leer esto van a sonreír....así debería ser: si siguen enojadas sería una imperdonable falta de humor.
Como sea, el experimento funcionó. Mi falta de talento ayudó, sin querer, a generar el falso "odio". Quería saber cuantas personas se salen de las casillas sin mayor motivo.

No sé cuantos enemigos me gané: creo que menos de los que me merecía. Un éxito completo era el odio de todos, pero siempre hay fallas, otra vez será. Pido disculpas al Sr. Gatabria. y a cualquier otro que se sintió implicado. A las señoras les pedí disculpas dos veces.

No puedo opinar sobre su última pregunta porque nuestra cuñada (que Dios la tenga en su santa Gloria y no la suelte), era una perra.

Condesa: con dolor me alejo de su jardín, (pero seguiré visitándolo). No puedo seguir en su Blog por un vivo motín popular de las mayorías femeninas. (No descarto algún hombre) Si le dicen que soy insignificante, que fue una tontería, no les crea: es envidia.

Pero Ud sabe que, en lo esencial, a Ud. no le mentí.

Carlos.

Estrella dijo...

No la creo capaz de odiar ni a la perra ni a la cuñada. Santo remedio.

De Lirium soy dijo...

Condesa: gracias por quitar ese comentario que no tenía nada que ver con este post. Yo no pude hacerlo, claro, porque no fue desde mi cuenta que llegó aquí.

Lo siguiente tampoco tiene que ver con este post, pero...
No sé de patologías como no sé de muchas cosas, ni siquiera sé lo que quiero pero si de algo estoy segura es de lo que no quiero.
No me interesa ser cobayo de alguien que evidentemente lo hace por pura perversión disfrazada de juego. A veces he elegido serlo, pero hablar de elegir es hablar de consentimiento para probar, experimentar, de entregarse porque hay una contención profesional y no para satisfacer vaya a saber que historias no cerradas de alguien que manipula, y no creo que sea casualidad que haya "usado" para su juego a mujeres. Pero es un tema que ni me compete ni me concierne.
Y digo que elijo porque eso hice cuando me presté a experiencias con psicólogos, psiquiatras, médicos Ayurveda (Madariya), meditaciones (Mataji y su equipo y algunos swamis indúes obviamente), desafíos utilizando Yoga (Fernando Estévez Griego y su equipo, Susana Agüero, Andrés Percivale), Psicodrama (Malenca Pavlovsky), trabajos comprometidos en teatro (Lala García, Malena Marechal) y así muchos. Claro, todos profesionales, todas experiencias enriquecedoras, porque aunque los resultados no fueran buenos al tener contención profesional se capitalizaban.
Pero a esta altura del partido elijo no continuar siendo cobayo de un juego perverso, que justamente por lo perverso deja de ser juego.
Este Condado fue contenedor en muchas situaciones durante más de un año, para mí resultó lo que significa su nombre: Rete Carótida.
Muchas veces he dicho que desde la primera vez que entré sentí que era el sitio que me hubiera gustado crear si tuviera su capacidad.
Sus visitantes, como los míos, saben de mi profundo amor hacia usted, de mi respeto a su persona, de mi admiración a su talento, y de mi agradecimiento por su generosidad.
Me voy, pero sabe que no la extrañaré porque está en el primer lugar en mi Reader, así como antes entraba antes aquí que a mi propia covacha. Y claro que pasaré a leer a sus comentaristas que siempre enriquecen sus posts.
También sabe que puede contar conmigo, tiene todos los datos necesarios para encontrarme.
Un beso y un fuerte fuerte abrazo, querida Condesa ♥ y un saludo a esos comentaristas que saben que les tengo afecto.

La condesa sangrienta dijo...

A todos:

Quiero decirles que ni odio a mi cuñada ni ella tiene perra.
Esa frase, el título del post, la ilustración de la Gestalt y la canción de Divididos tenían como objeto demostrar que no siempre entendemos lo que el otro quiso decir. Que unos ven una cosa y otros ven otra sobre un mismo objeto. Que a veces lo que parece mentira es verdad y que si no hacemos una lectura compasiva* del prójimo, terminaremos irremediablemente Divididos.
Esto viene a cuento por el cruce de comentarios, peleas y despedidas originados en el post anterior.
Si no entendemos que la vida pasa por otro lado, si perdemos de vista el juego, esto no tiene ningún sentido.
Abrazo a quienes siguen jugando y a los que hoy se despiden, les mando un beso enorme.


(*)donde dice compasiva, debía leerse comprensiva. Pero creo que vale la pena dejar el fallido.

Mickey dijo...

Uh de nuevo!

Me obligué a repasar los hechos, de los que me venía formando una idea.
Del repaso, me salta con más fuerza la idea.

Sonaré medio gil, pero me arriesgo.
Todos tenemos derecho a expresarnos como queremos respetando los códigos del anfitrión. Es quien define el universo de discurso.

Al entrar aceptamos eso, que implica un estilo, una temática, unos invitados, y ciertas reglas de cortesía derivadas del blogger.

Las reglas de la Condesa son claras, bastante precisas, y creo que muy generosas.
Generosas implica que difícilmente vaya a coartar la expresión de nadie.
Va de cada uno no abusar de ese derecho.

En los particulares casos que nos convocan, creo que tal vez hubo un crescendo, pero partiendo de un piso muy naif.
Obvio, si eso bastó para ofenderse, no soy quien para criticar ese límite personal. Y ahí vale todo, siguiendo siempre la limitación de tratar de ser respetuosos del tono de la dueña de casa.
Y también creo que quien dice cosas que a otro le suenan molestas, debería intentar entender.

De todos modos, hay un límite que no se debe pasar jamás.
Si alguien nos invita, nos da un buen grado de libertad, no deberíamos dejar fluir tanto nuestra voluntad al punto afectar demasiado al auditorio de otro. Porque solo somos invitados.
Igual, si en ese ejercicio chocamos, seguimos siendo libres de enojarnos, pero, me arriesgo a decir que está medio mal poner a quien nos invita en la tenebrosa posición de optar por alguno de los que acá andamos.

Dije me arriesgo, porque entiendo que puedo ser tomado a mal, por gente que me cae bien.
Pero siento que todo este malentendido, afecta primero a una persona de buenos sentimientos, que nos regala su talento gratis, sin pedir nada a cambio.
Y finalmente nos afecta a todos, que disfrutamos de todo esto.

Nothing else. Thanks, Good night.

Carlos Gatabria dijo...

Me ha sorprendido leer en el comentario-despedida de Cocorastuti un pedido de disculpas hacia mí.
No veo que haya, en lo personal, nada que disculpar.
La Condesa y Mickey, lo expresan de la mejor manera y nada valioso puedo agregar a sus dichos.
Seamos buenos entre nosotros.

dondelohabredejado dijo...

Es muy cierto, Condesa, no siempre entendemos lo que el otro quiso decir.
Le pido disculpas si me extralimité al perder la paciencia.
Otro abrazo para usted.

Mickey, su comentario me ha hecho reflexionar. Gracias.

bonito lunch dijo...

buenisimo.
besos condesa.

COCORASTUTI dijo...

Condesa: ¿me permite unas palabras más...?
No quiero darle a estas peleas injustificadas en su Blog mas importancia de la que tienen, pero....
Yo me despedí como una manera de "aflojar la presión" de la situación de ese momento. Le juro que pensé que eso era lo más correcto.

1) Si me quedaba podía ocurrir que 1, 2, 3 ó 4, o más (¿quién sabía?) de sus bloggers se fueran. Yo no conozco el grado de amistad que tiene con ellos. Ni conocía que mis inocentes tonterías pudieran ser consideradas "juegos perversos", una vez afirmado eso por varios: ¿Yo tenía defensa?

2) Si me quedaba podía parecer que yo la ponía en el papel de árbitro: "Ud. decide si me voy o si me quedo"

3) Si me quedaba dando explicaciones podía parecer que me estaba burlando de quienes no me creían más ni querían aceptar mis excusas y disculpas

4) Aunque pensé en despedirme sin dramatismo (le dije que iba a seguir leyendo su blog)...cometí un error (una mentira): dije que quería irritar a algunos...(para que lo que hice coincidiera con los resultados), y eso no era cierto: nunca quise enojar a nadie, fueron frases provocadoras sin destinatario. NO HUBO EXPERIMENTO, ni calculé enemigos. Pero mire con qué rapidez convencen las palabras. Tampoco usé cobayos humanos, ni preparé juegos perversos: ni siquiera imagino qué cosa pueden ser.
Sólo "a posteriori" y en la "justificación", la verdad se convirtió en mentira.
O mejor, la mentira se convirtió en verdad.

5) El buen sentido de Mickey, dejó las cosas muy claras: los que escriban en su Blog deben cumplir con sus condiciones. Yo he sido un transgresor, lo admito. Pero, aparte de eso soy lo contrario de lo que se me acusó.

6) Pero que quede bien en claro que yo no quiero dejar su Blog: sólo que limitándome a opiniones o bromas muy moderadas. Para que nadie más se pueda sentir afectado.

Irme así siento que es como ofenderla. Pero si Ud. cree que es mejor que me vaya, se lo dije desde el primer día, me iré como un caballero, sin protestas, ni enojos.

7) En su mensaje, "A todos", Condesa, una vez más mostró su bondad y comprensión....

A esta alturas estoy muy confundido: no sé que debo hacer o decirle....

¿Cometí tan terribles pecados...?
¿Debo irme para siempre?
Ud. que tiene más experiencia: qué piensa: ¿debo volver...?
¿Soy incorregible...?
Si vuelvo, ¿se irán otros bloggers....?
¿Irritaré a alguien que se había calmado...?

Perdone con que miedos hay que manejarse en este mundo.

Un beso, Condesa.

Carlos.

La condesa sangrienta dijo...

Querido Carlos:
este es un sitio abierto para entrar y salir, lo mismo para ud. que para todos.
No me pregunte qué debe hacer, porque eso debe decidirlo ud. De la misma manera, decidirán los demás si se quedan, conviven, aceptan, toleran o ignoran a Cocorastuti.
No soy juez ni árbitro, soy consecuente con el concepto de libertad de expresión y la moderación de comentarios está puesta sólo por proteger a una comentarista (MY) a quien un anónimo cobarde persigue por toda la red con comentarios soeces, humillantes y vergonzantes a su condición de mujer y otros realmente miserables en su condición de hija y nieta.
En lo que a mí respecta, creo que la ofensa hace carne si se le da de comer. Salvo sus 1ras. apariciones con mi nick, que me desconcertaron, siempre tomé sus comentarios como un juego (difícil de resolver muchas veces, eso sí).
Tampoco creí que fuéramos un 'experimento' en el sentido cabal, pero me parece que, efectivamente, le divierte provocar y regresar para ver las reacciones pero que no esperaba las reacciones que se sucedieron últimamente.
El grado de amistad que tengo con los comentaristas es -salvo con Lex- absolutamente virtual, lo que no quita que les tenga muchísimo afecto porque, básicamente, son todos buenas personas. Algunos con graves problemas, otros con muchos problemas, todos nosotros con problemas.
Con Mickey, por ejemplo, solíamos pelearnos en otro 'barrio' y, sin embargo, ahora es un amigo consecuente y un comentarista agudo y objetivo. Y si bien él habla de ciertos 'códigos del anfitrión', creo que estos están implícitos en mi manera de responder sin agredir u ofender.
Todo esto para decirle que está en libertad de hacer y decir y, como le escribí a Lirio por línea privada:
"los perros están atados y las tranqueras están abiertas". Como anfitriona les ofrezco la casa pero, si van a pelear... no ensucien con sangre las alfombras.
Bacci
H.
PD: y basta de ponerse tan serios por una pavada, sigamos jugando.

T.M. dijo...

Gracias Condesa, por su bondad y por permitirnos seguir disfrutando de este espacio que siento como un refugio. Gracias también a quienes se solidarizaron en este encuentro.- Gracias también a Mickey.- El tiempo borra todo menos la herida que tengo hoy.- Les pido un abrazo.- T.M.

COCORASTUTI dijo...

Condesa: gracias por darme ánimo y orientarme en este absurdo problema que yo originé, pero como le expliqué no tenía solución. Yo no quiero que pierda ninguna amiga por mi causa.
Le agradezco el tiempo que me dedicó y trataré de seguir, pero portándome bien: nunca más tendrá una queja por causa mía.
Y eso de que me divierte provocar: es verdad solo a medias: porque lo hacía en un blog (que funcionaba muy mal) donde conocía a muchos y sabía como reaccionarían: aquí las personas son más serias o tienen problemas, o bien no me conocen. Ah, Ud, me habla de problemas..., bueno, eso no lo calculé...; en realidad, uno tiende a creer que todos son felices porque ve muchos jóvenes...
Pero ahora que sé como reaccionan me cuidaré mucho de decir nada comprometedor...No voy a bromear con desconocidos.

Creo que Ud. sí me conoce: Ud. sí se da cuenta que soy incapaz de una acción de mal nacido, al contrario, soy hipersensible y tengo mis propios problemas, y como vendedor de publicidad conozco personas, tanto como perros y caballos y toda la fauna de la calle.

No necesito agregar que admiro su generoso carácter. Su hermosa carta esta en mi coleccion selecta.

Yo no puedo enviarle un email, me dice que "no esta instalado". Quise escribirle sin hacer publica la otra carta, pero, termine escribiendo aquí.

Gracias por todo.
Espero nadie se enfurezca.
Mire, sé que es un juego, y sé que yo no soy nadie.
O lo soy gracias a Ud.

Carlos.

La condesa sangrienta dijo...

TM: un abrazo enorme y sin palabras.

Coco: hagamos borrón y cuenta nueva, si?
beso grande

¿cómo es eso de que 'no está instalado' mi correo?
(y como el cartero siempre llama dos veces, pruebe otra vez, si quiere).