26 de octubre de 2009

Memorándum


-¿Vos te acordás qué decía tu hermano cuando quería expresar una cantidad superlativa?
- ¿…?
- ¡40.000 de gallinas!


Mi tía G. es la memoria de la familia y dice que llama todas las semanas a mi papá (su hermano) ‘para que no se olvide de nosotros’. No se olvida, le digo, se acuerda de lo que quiere y se distrae de lo que no le interesa.
Pero ella administra la memoria familiar y no permite olvidos.
¿Te acordás cómo decías almohada? No ¿Y ceja? No, no me acuerdo ¿Y la palabra que inventaste cuando algo no te interesaba? Sí, me contaste vos.

Para cuando celebre sus ochenta, y por las dudas llegara a olvidarlo, ya comprometió mi asistencia aunque para eso falte todavía
¡como 40.000 de gallinas!

..º..

Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.
Jorge Luis Borges

18 comentarios:

Constanza dijo...

todos deberíamos tener una tía g. yo lamento mucho que en mi familia no haya existido una de ésas.

Yoni Bigud dijo...

Algunos familiares son verdaderas reliquias. Y la verdad es que las memorias familiares tienen su utilidad.

Un saludo.

Supervisora de Telemarketing ( sin censura ) dijo...

jaja, Conde ! Borra los comentarios ahora ?
Esta celosita de los blogs con exito y popularidad no ?
Cronica TV es su alter ego ?
Saludos a todas, si hay bronquita que no se note ..... jajajaja

Alelí dijo...

Coincido con Yoni y Costanza, nada me gusta más que venga alguien de la familia a contarme como eran las cosas tiempo atrás, me gusta imaginar y saber...

besos condesa!

La condesa sangrienta dijo...

Constanza: capaz que tiene una pero no se acuerda! ja

Yoni: las memorias familiares sirven para explicar nuestro presente, creo.

SdT: piensa el ladrón que todos son de su condición...

Alelí: algunas historias son sorprendentes, no? beso.

Mickey dijo...

Count, que bárbaro es conservar esos parientes!

Mi único rasgo de vejez, es la emergencia de esas salidas tipo su tía G..
Quedé a caballo de dos genereciones familiares, y cada tanto me gusta asestarle algún recuerdo (en el que eran actores centrales) a mis parientes menores.

Estrella dijo...

Un tesoro viviente, condesa. Como para preguntarle TODO!

La condesa sangrienta dijo...

Mickey: bárbaro es que se conserven tan bien a esa edad!

Estrella: y todavía sigo estrenando historias.

Caia dijo...

Tengo una tía que va rumbeando a ser como la tía G. Yo creo ser una potencial tía G. Un beso, condesa, que rico está el mate y que pocas ganas de partir para el trabajo..

La herida de Paris dijo...

Yo tengo un hermano que es una especie de depósito familiar, fotos, listas de frases célebres (sólo en nuestro restringido ámbito), recuerdos varios. Son piezas fundamentales en el engranaje familiar y su figura e agiganta con los años. Hasta a veces pienso que Dios los premia con una vida larga para beneficios de todos.
Saludos

Luigi dijo...

La verdad que yo no recuerdo bien lo que cené anoche... quedo siempre para el traste porque me olvido de todos los cumpleaños!

Un gramo de locura dijo...

Que bueno seria poder manejar los recerdos a nuestro antojo..pode tener memoria selectiva ...y ni hablar si alguien la tiene por nosotros
Saludos

La condesa sangrienta dijo...

Caia: creo que nunca seré una tía G. mi memoria es fatal!

Opi: hay quien anota mis 'bolufrases'que por suerte, tampoco salen del ámbito familiar.
(y si existe una relación entre la edad y ser custodio de la memoria, moriré joven!)

Luigi: ¿te dura la tranca todavía?
(con los recordatorios de internet no hay excusa para olvidar los cumpleaños. Anotate el 6 de agosto, je)

1gr: creo que yo tengo memoria selectiva y algunas cosas las borro del rígido a voluntad. Claro que a veces borro archivos útiles sin querer!

T.M. dijo...

Siempre quise ser una tía G, pero tuve un golpe en la cabeza en el 2000 ( literalmente fuí levantada por una moto y arrojada unos 20 mts. más adelante) por lo que los recuerdos se entremezclaron de tal manera que mis sobrinos me decían: Tía pero antes no era así.......y me lo contaban ellos a mí,como lo habían escuchado originalmente.Un abrazo Condesa, por tan bellos recuerdos. T.M.

Barbie, como él me llama dijo...

hola.. de nuevo por aki yo.. ya casi recuperada..y q lindo es tener una tia asi..lastima q en mi familia no la tengamos.. cuan feliz es rodearla enla noche y escuchar esas historia unicas y familiares..
besos enmielados con mascarilla aun

La condesa sangrienta dijo...

TM: qué curioso ¿el golpe habrá modificado los recuerdos o los habrá puesto en su justo lugar?

Barbie: ¿se pescó la porcina? que se mejore!

Cocorastuti dijo...

Querida Hazel: sigo vivo, pero casi no se por qué: le agradezco aqui su email, gracias por sus palabras. No quiero importunarla: soy lo que queda de mí. No me olvide, cuento con Ud., la necesito.

Carlos.

La condesa sangrienta dijo...

Coco: es un alivio y una alegría ver que asoma, aunque sea, 'lo que queda de ud.'.
Espero su vuelta, más entero, con más energía y manejando el Corvette 69.
Baci
H.