13 de enero de 2010

The Thing I Am (II)

.

.
El té en Villa Victoria que nos junta cuando viene, no fue posible esta vez.
No pudo ser el sábado, ni al caer la tarde, así es que el domingo a media mañana nos encontramos y el té se hizo café, y cortado y otra vez y otra vuelta y otra.
Pasamos de largo el almuerzo sin saber y seguimos la charla en el auto hasta llegar a su casa.
Nos vemos una o dos veces por año o una vez cada dos años, pero retomamos el diálogo como si lo hubiésemos interrumpido el día anterior.
Mi infancia transcurrió lejos de mis primos y, salvo alguna fiesta familiar que nos reunía como los 80 del abuelo, no tuve demasiado contacto con ellos, por eso resulta tan sorprendente verse en espejo, reconocerse en la misma línea de pensamiento, en el sentido del humor, en la inmediatez de la réplica, en los ojos grandes y en las mismas manías que nos hacen enderezar cuadros y cerrar, una por una, todas las puertas de los placards para poder conciliar el sueño.

El ADN trasciende las muestras de laboratorio y excede la discusión ética sobre la manera de obtenerlo, pero no hay manera de borrar la impronta secular porque, en definitiva, romper el espejo no hace más que multiplicar una imagen quebrada.

..º..


Que entre los dos crepúsculos del día/ tu rostro fue dejando en los espejos/ Y los que irá dejando todavía./ Y todo es una parte del diverso/cristal de esa memoria, el universo;
Everness. Jorge Luis Borges

17 comentarios:

Alelí dijo...

"romper el espejo no hace más que multiplicar una imagen quebrada"
que buena frase me encantó.

En mi historia pasa algo parecido, hace poco me reencontre con una prima que no veía hace años pero con quien pase muchos y largo veranos (ella es brasilera). Ahora nos vemos y nos reconocemos similares, con caminos distintos, distancias geográficas aún más amplias (ahora vive en londres) pero con una visión similar de la vida, disfrutamos con la misma intensidad y compartimos la pasion por el arte...y me encanta!
Nuestros padres (que son hermanos) con la vejez tb se parecen cada vez más...

Estrella dijo...

Hay lazos y lazos.
Están éstos, de los que se está hablando hoy, que tienen ese marca de la infancia, de la crianza, del sello familiar.
Cosas de la vida. O del ADN, créamelo!

La condesa sangrienta dijo...

Alelí: el mismo caso (y nuestros padres también son hermanos),beso.

Estrella: los lazos existen y no pueden desconocerse. Que después se elija desatar, es otra cosa.

Cocorastuti dijo...

Dear Hazel: mi infancia transcurrió lejos de mis primos pero...., es que yo NO QUIERO PARECERME a mis parientes, menos a mis primos..., y mis tíos, sus detestables creadores, siempre me perjudicaron...
SIENDO yo un detritus humano, un vago, un soñador absurdo, aun así NO QUIERO parecerme a mis primos...¡Suerte Uds. que tan felices son, tanto se parecen (y se ven tan seguido)...!.

Mi amargura no es gratuita.

PERO es que yo, ya sin madre (y por esa carencia tengo como un puñal clavado en el pecho), ni siquiera la maravilla de encontrarme con un primo puede regalarme un día de felicidad.....

Verdad que es un innegable enriquecimiento para este miserable y malvado mundo que haya clones de Ud., dulce Hazel..., más seres graciosos, inteligentes y justos...
Y tan buena es Ud. que se conforma con estos modestos tesoros familiares.., y sin duda, dentro de los poco exigentes límites primates, tiene razón.


¿Por qué debería esperar yo que mi madre me despierte mañana, me sirva aquel riquísimo café con leche y me diga "¡Son las 8 menos diez...!" y yo salga corriendo hacia mi Primer Año del Secundario...?
Pero eso es algo que Dios ya no puede, acaso Dios ya está viejo y cansado, y sólo puede alcanzarnos un primo usado.

¿Le conté que ya no puedo llorar...?
La canción de Lennon no quiero oírla.
Si su intención era otra, no dije nada.

Carlos.

Mickey dijo...

Condesa, Ya confesé que me gusta creer en las relaciones elegidas.
Así que, tácheme del grupo creyente en la afinidad sanguinea.

He pasado por la experiencia de vivir bastante aislado de la mayor parte de mi familia, y al reencontrarme, todo joya; pero nada tan revelador.
Bueno, le reconozco que nadie ve lo que cree que no existe.

José Soriano dijo...

Que bonito relato. La andaba extrañando.

Mi primer hijo primogénito a pesar de que nunca estuvo con nosotros y ya tiene 38 años, repite formas de conducta, aproximación al trabajo,manías e incluso gestos...
abrazo fraterno
js

T.M. dijo...

Querida Condesa,no tuve la suerte de tener buenos primos, si con mis hermanos, a pesar de ninguno querer creerlo nos parecemos más de lo que pensamos hasta en los gestos y reacciones. Siempre lo negamos. Nuestros sobrinos se reían siempre cuando surgía alguna discusión, pues teníamos las mismas espuestas. Un abrazo y Gracias!!!!por acompañarnos una vez más en este día.-

La condesa sangrienta dijo...

Coco: no es que QUIERA parecerme, nos parecemos y ya. Tampoco nos vemos tan seguido ni somos tan felices (los Ingalls viven in the Little House on the Prairie, remember), pero si quiere le presto un par de primos, hay para elegir: músicos, pintores, abogados, yupies, diseñadores, veterinarios, ateos, católicos practicantes, vagos, homosexuales, chiflados y algún otro caido de la rama del árbol familiar que no sabemos dónde está.
Mi intención, ya sabe, es musicalizar, tampoco tengo madre y también me cuesta llorar.
Bienvenido al club,
Bacci
H.

Mickey: mmmm tal vez si le da tiempo encuentre la marca familiar que, concuerdo, a veces no es muy agradable de ver pero siempre sirve para corregir.

José: también lo andaba extrañando ¿cómo comenzó el año?
Lo que dice de su hijo mayor, es lo que trataba de decir, una marca de fábrica indeleble a veces más visible que otras.
Beso enorme

TM: después resulta gracioso ver nuestro sello repetido en las generaciones posteriores.
Nada que agradecer, beso.

el_iluso_careta dijo...

me gustó mucho...
escuchando 05- va a salir un lugar\COLOR HUMANO\COLOR HUMANO II

Caia dijo...

De "gurisa" compartí pocos momentos con primos, eran casi todos mayores entonces no había afinidad excepto con uno. El tiempo y la distancia hicieron que el contacto se perdiera, pero quedan los recuerdos, y creo que si nos volviéramos a ver no sería lo mismo, seríamos dos extraños. Me quedo con el recuerdo.
Un beso, condesa.

Cocorastuti dijo...

Hazel: con Ud. siempre me quedo con mil preguntas para hacerle.....
Entendida su answer.

Saludeme a Alelí y al Presidente Mickey..., y que asuma sus obligaciones...¿qué hará este hombre tan valioso para nuestros planes, en su vida real...? ¿Será colectivero, cocinero, taxista...?

No sé si me consuela que Ud. no tenga madre..., pero acaso sea mejor no preguntar.

Volvamos a la cultura borgiana, cuando escribió aquello
en su poema "Sherlock Holmes" (que, estoy seguro, Ud. no lo conoce...):

"No nació de una madre ni supo de mayores,
idéntico es el caso de Adán y de Quijano...."

Gracias por sus palabras: yo trato de sobrevivir..., como sea..., pero, en estos amargos tiempos, siempre recuerdo las últimas palabras del General San Martín: "Ce l'orage qui mene au port..."

Todos nos encontraremos con esa tormenta.

Gracias por dejarme creer que Ud. me quiere, aunque haya quienes se burlen de este tipo de afectos.

Le dejo un beso en islandés, que suena fuerte como una patada:
"Koss...!"

Carlos.

La condesa sangrienta dijo...

Hola Ilu: yo hablando de ADN y ud. escuchando Color Humano...!

Caia: seguramente serían dos extraños con extrañas coincidencias. beso!

Coco: ¿qué preguntas tiene para hacerme? yo contesto todo.
...todo lo que no sea nombre, dirección, teléfono, nº de documento, edad, altura, peso, password o número de cuenta bancaria, je
Con seguridad nuestro presidente responderá sus saludos e interrogantes.
No buscaba consolarlo, sólo contarle que estuve en su lugar.
Conocía el poema pero no lo recordaba (tuve que sacar la antología y buscarlo).
Y sí... nadie se salvará de la tormenta,es que 'a cada chancho le llega su San Martín', vio?
Dejen que se burlen, a esos no los quiero.
Curioso el beso finlandés, similar al kiss inglés pero con más fuerza. tal vez para prácticas amorosas más 'hard'.
Bacci (sigue gustándome más en italiano)

Luigi dijo...

Vení mamita que te doy un koss te doy!!!

(juass, suena potente... bueno no importa, vení que te invito un buen vino... mendocino por supuesto)

Angie Angelina dijo...

que bueno tener primos de la misma edad, aunque sea por cronologia iban a andar bien de chicos, mi madre le lleva 12 años a mi tio y mis primos, el mas grande nacio cuando yo tenia 14, y asi sucesivamente.
Hacia de niñera de ellos cuando eran chicos, parecia la tia, cuando no una madre adolescente.
Hasta tengo una prima que debe tener 5 años (mi tio se caso 2 veces)

De Lirium soy dijo...

Hermoso post, condesa... ese tema de Lennon que me estruja el corazón y yo que vuelvo a sentirme espiando por el ojo de la cerradura...
Primos... tengo muchos y con varios pasé mi niñez, viéndonos y jugando al menos una vez por semana... con otros nos veíamos para algún acontecimiento... y sí, con gran parte de ellos sucede esto del espejo... ADN? estilos familiares? mandatos?... seguramente lo que los abuelos imprimieron a sus hijos sigue de generación en generación... hoy, al encontrarnos después de años sentimos que los códigos se han transmitido y concordamos con esas cosas familiares que no queremos repetir, es hermosa esa sensación de habernos visto el día anterior, cuando en realidad han pasado muchos años.
Un abrazo enorme, muchachita... John ya dejó de cantar pero mi corazón... otro abrazo cálido con amor.

Cocorastuti dijo...

Hazel: Conste que no quiero jorobarla mas, pero yo sé mucho-mucho de Ud....

Ud. no quiere revelarlo pero yo sé su estatura: se que mide entre 0,78 mt y 2,05 mts, se que pesa entre 11 y 125 kgs; hasta conozco su edad: sé que tiene entre 15 y 106 años; se que tiene auto o bien camina, trata de confundirme diciendo que ahora musicaliza, pero lo suyo es la literatura liliputiense...y el amor por los Beatles..., nada de Luiggi Nono, (que en mi infancia creia que escribia música para dormir)

No puede engañar a su admirador Carlos, que odiado y vencido vuelve siempre a la casita de los viejos...aunque ya nada de eso le queda....
Sus palabras me consuelan porque en Ud. no hay falsa bondad, y aunque otros sean santos, Ud. lo es más: en todo caso lo es para mí....

No es necesario que me conteste nada: pero pronto sufriremos otra mudanza, esta la mas dolorosa, esta sin la persona que justificaba estos traslados...
Ademas nos dejará sin internet y acaso también me deje sin Ud....

Bue, acaso el buen Dios me de ánimo para escribir desde un Ciber..."cuando uno está perdido/ no lo salvan ni los santos". Pero ¿sabe el dolor que supone vender o transladar muebles y cosas de mi madre...? Hay muebles pesados que ya no podemos trasladarlos más..., cien cajas pesadas que no fueron abiertas en años, si tuviéramos casa acaso llevaríamos todo---incluso deberíamos vender a precio vil---pero hay un pasado que quiere dejarnos...,mil polillas se han comido kilos y kilos de ropa....Como diseñador aficionado desde los 15 años sueño con una casa sin muebles---tengo un libro de arquitectura americana de 1956 en el que se ven casas mas modernas que las actuales...Mil veces le dije a mi madre: "Vendé estas piezas de museo y poné una casa moderna..." PERO HABIA COMPRADO EN "CUOCO" unos pesados y caros muebles de nogal italiano que se convirtieron en nuestro carceleros....

No quiero fastidiarla más.
Le juro, Hazel, que, de estar solo, no sigo con esta historia.
Rece por mí.

Carlos.

La condesa sangrienta dijo...

Luigi: me suena que koss es a muack lo que kiss a chuick.

Angie: de mi edad pero lejos. Y tener una prima de cinco años
es casi como tener una sobrina.

Lirio: pienso en quienes han sido privados del derecho de reconocerse en el otro. También en los que se niegan (y no hablo de aquellos que eligen separarse de lo ya conocido sino de lo que no conocen).
Beso grande querida, sigue por aquellos pagos?

Coco: ¡qué decirle ante tanto desarraigo! tal vez los imponderables toman por nosotros, decisiones que no nos animamos a tomar y que con el tiempo, resultan beneficiosas.
No extrañará las cien cajas, si estuvieron tantos años sin abrir. Haga de cuenta que siguen ahí. Gánele a las polillas antes de que terminen ganándole a ud. En cuanto a los muebles ¿quién puede lamentar la pérdida de un carcelero a menos que sufra el sindrome de Estocolmo?
Si no está solo, siga con esta historia. Escríbala ud., empiécela de nuevo, a mano y en un papel blanco. Ya tendrá tiempo de encontrar pc. para contarme cómo anda.
Lo voy a extrañar.
Bacci.