29 de marzo de 2010

Los Guantes Blancos Se Suicidan

.
(♫)

Tenía terror de morir a mitad de semana si había faltado a misa el domingo, entonces apuraba la confesión que olía a madera y saliva y como me parecía flaca la lista, rebuscaba en mi conciencia algunas otras faltas que justificaran la penitencia.

No recuerdo la ceremonia de mi primera comunión, recuerdo sí la sesión de fotos y los retos de mi madre por negarme a adoptar ciertas poses y gestos que me parecían ridículos.

Hoy veo que tenía razón. Yo.

El vestido blanco, los zapatos blancos, los guantes blancos y un catecismo aprendido de memoria.

(¿Dónde está Dios? Diosestáenelcieloenlatierrayentodolugar.

¿Dios lo ve todo? Dioslovetodoaúnnuestrospensamientos.)

Pero yo le temía más a mi madre que sí parecía leer mis pensamientos y estar en todo lugar.

Era severa e inflexible.

Entendí, ya grande, que su amor se traducía en gestos cotidianos, en el orgullo exhibicionista de nuestra apariencia impecable y en la pesada tarea de mantener el equilibrio que mi viejo desbarataba con pases de ilusionista.

Después, crecer y desaprender el catecismo.

Eludir la mirada de mi madre y la de Dios, que no me preocupaba en absoluto.

Cumplir con la misa dominical y volver poco antes de que den las diez.

Y adulta entendí

que los guantes blancos se suicidan con la primera falta

y que resulta más fácil tocar la conciencia con las manos desnudas.

..º..

Voy a la iglesia el Domingo de Ramos y los ojos se me llenan de lágrimas. Creo que mis lágrimas son obscenas. Lloro con las carreras de caballos y los chistes verdes con tanta facilidad como en Semana Santa.

Diarios. John Cheever


29 comentarios:

Alelí dijo...

yo mentía cuando me confesaba! jajajajajajajaj

me hiciste acordar, gracias!

Yoni Bigud dijo...

Muy bueno lo suyo. Es cierto, las manos desnudas reconocen mejor el terreno. Y eso es vital cuando se habla de la conciencia.

Un saludo.

Carlos G. dijo...

Increible Condesa.
Su post podría haberlo firmado yo.
Me refiero, claro, al relato (al recuerdo) de la experiencia, y no a la calidad de la forma.

Muy bueno.

brasil dijo...

para guantes los de Mickey, y para confesiones "Confesiones de una colegiala ardiente" en el Cine Devoto hace 35 años

Con el resto creo que no estoy de acuerdo.

La herida de Paris dijo...

Justo el viernes pasado me confesé, para prepararme para la Semana Santa.
A pesar de haberlo hecho tantas veces (y tantas mas tendré que hacerlo) es siemrpe una experiencia intensa y profunda.
Sólo espero que los cayos de los años no me hayan vuelto insensibles las manos, como si tuviera guantes.
Saludos y excelente reflexión.

La condesa sangrienta dijo...

Alelí: yo aprendí a mentir después!
Beso.

Yoni: por mucho que uno se esfuerce, resulta imposible tapar la conciencia y disfrazarla con el falso cumplimiento de los preceptos.

Carlos G: Catholic School Boys Rule, too.

Brasil: supongo que hablará de Mickey Mouse y no de nuestro querido amigo y comentarista Mickey, no?
En cuanto a sus confesiones... fueron más divertidas que las mías, qué vivo!

Gracias Opi, una reflexión pascual a mi modo, claro.
Beso.

T.M. dijo...

Condesa, me ha hecho recordar las confesiones del pasado y el conocimiento de la conciencia, como un ciego, a través de las manos, pues nuestrosd ojos muchas veces no ven.Un abrazo.

Estrella dijo...

Esa cita de Cheever es demoledora, ¿cómo se me pasó? Me la llevo, por supuesto.

Siempre me pareció un suplicio la confesión, aunque tuve mi etapa tremendamente mísitca.

Anónimo dijo...

su madre me recuerda a la mia
bess
MBR

Cocorastuti dijo...

Creo que las religiones niegan a Dios, o por lo menos el respeto que debemos tener por las palabras.

Muchos incluyen al budismo entre las religiones, cuando es por excelencia la antireligion, lo que llamamos religión fue una creacion de los pueblos vagabundos del desierto, que eran fanaticos, y sedientos de sangre...

Despues de esas confesiones no puedo saber nada de confesiones ni guantes, y sí mucho de koans y haikus: Voltaire dijo que "Un dia nos vamos a arrepentir de haber sido cristianos durante 2 mil años."

Petons.

Carlos.

PS: lo de ayer incluia tirar todo lo que fuera diarios y revistas. no se que clase de demente fui.

La condesa sangrienta dijo...

TM: tal vez la conciencia no se vea, pero se escucha!

Estre: es que hay tanto por marcar en Cheever!
¿no le parece que es un escritor de la luz a pesar de su espíritu brumoso?
y... ¿quién no ha tenido una etapa mística para pasar inmediatamente después a la otra cara de la moneda?

MBR: era brava mi vieja! tanto así la suya? uhhh

Coco: no creo en la religión que se reduce a la práctica vacía, al folklore y a los guantecitos blancos.

¿se ha despejado un poco más el panorama? ojalá que sí.
Bacci
H.

Mickey dijo...

Condesa, le escribí un largo comment sobre mi comunión (que dejó poca huella religiosa en mi vida). Algo le comentaba a Brasil también.

Por alguna extraña razón, se perdió en el eter.
Y la verdad, a la hora de confesar, un pecado que pelea por encabezar mi lista (ahora, igual que a los 10 años) es la pereza.

Koba dijo...

Qué buena frase.
"Hoy veo que tenía razón. Yo."

Me parece tan raro lo de confesarse a un cura, será que no hice catequesis.

La condesa sangrienta dijo...

Mickey: quiero suponer que no le arrojó el guante a Brasil, eh?
Por otro lado, ud. no se anda con chiquitas... dicen que la pereza (esposa del ocio) es la madre de todos los vicios.
Y a confesión de partes...

Koba: No menos raro que confesarse con un 'no cura' que, además, cobra por ello.
La reconciliación, que así se llama, es reconciliarse con uno mismo que, en el caso del creyente, se articula a través de Dios.

Mary Poppins dijo...

vengo a saludarla Conde

Mickey dijo...

Condesa, nada de tirar guante. Por ahí, la manga...
Por otro lado, si se padece de pereza, queda poco para los otros vicios.

Concuerdo con Koba sobre la confesión. Aunque no cuestiono su uso por la iglesia católica.
También acuerdo con usted sobre los confesores rentados.
Solo una cosa, en el catolicismo, entre los comunes y dios, hay un mediador obligatorio, el pastor.
el resto, es otra religión.

Cocorastuti dijo...

CARTAS FINALES A UNA CONDESA

Que Mickey sea perezoso habla bien de su moralidad: es mejor no hacer nada que vender autos usados o ser politico.....¿verdad...?.


Hazel: Yo he sido ultraperezoso y al mismo tiempo solícito para salir a las 3 de la matinada a comprar una coca a 10 cuadras de mi casa...o un remedio...O agacharme 600 veces para limpiar un piso......, y todo sin quejarme....he conocido trabajadores que han sido mil veces menos sufridos que yo..., pero a los grandes como nosotros, no se nos reconocen los méritos...

Solo una vez me confesé..., a los 9 años; creo que nunca tuve nada para confesar, ya que nunca hubo maldad en mí..., además Ud. vive en mi misma onda y no necesito explicarle nada.
Mickey es otro héroe ignorado.

Espero que se me perdone haber sido perezoso como Macedonio Fernandez o Mark Twain.

Acaso esta sea la ultima vez que nos veamos..., muchas novias oyeron eso.

Carlos.

La condesa sangrienta dijo...

Gracias Mary! un beso.

Mickey: los comentarios sobre la confesión hablan de recuerdos, rechazo, curiosidad o experiencia profunda y todos tienen parte de razón. A mí me sirvió para hablar de la conciencia y de la falsa práctica religiosa que se calza los guantes blancos sólo en ocasiones ocultando manos sucias.

Coco: ojo que aquí ha hecho más de una confesión eh? ja
No sea tan definitivo en su despedida, acá lo esperamos.
Bacci caro.
H.

Anónimo dijo...

Yo tambien vengo a saludarte, la última confesión fue en cuarto grado, dos días antes de la comunión, hace ya... (dos digitos), dejemolos ahí.
Me hice unos calamares, aunque mi abuela me decia que los enfermos pueden comer carne, igual los hice.
Besos
Coco no te vayas Coco vení!
Gx

La condesa sangrienta dijo...

Guarrix, qué alegría verte!
En estos tiempos y con los precios, comer carne es el verdadero sacrificio. La renuncia pasa por otro lado pero ¿estás enfermo? espero que sea algo leve y pasajero.
te mando un beso grande.

Sil dijo...

Si Dios esta en todas partes y ve lo que hago y pienso y yo rezo y pido perdon y me arrepiento,no veo porque razon debo ir a un edificio denominado iglesia

La condesa sangrienta dijo...

Sil: no hay razón. Es fe nomás.

Anónimo dijo...

Condesita, muy linda canción de la birkin, aunque para mi gusto desafina fiero la chica, parece un perro ...pero ya que estamos con esta prestigiosa y super kool cantante popular, con perdón del oximoron... aunque es sabido que hay individuos que son en sí mismos un oxímoron personificado... y como soy muy afecto a la moda, me acordé de las birkin bag, esas carteras de superlujo de las que fuera musa inspiradora o semicreadora la divita en cuestion, esas carteras tan elegantes que suele lucir nuestra estimadísima presidente . Aca va una notita que puede interesarle.. tal vez sea un detalle un poco... demasiado frívolo y superficial, anque un poco largo para su exquisito blog, pero vale la pena leerlo...

Saludos, espero que se encuentre bien y Felices Pascuas o lo que sea usted festeje

http://blogs.clarin.com/museoabierto/2008/12/16/birkin-bag-ostentacion-poder-la-presidenta-argentina/

y hablando de ladrones de guantes blancos, encantadora la foto que ilustra su bello post...

De Lirium soy dijo...

Como ya lo ha dicho es cuestión de fe.
Pocas veces me confesé y fue puro formulismo-formalismo, no supe o no pude vivirlo con profundidad.
Pero sabe que respeto especialmente la fe que me es ajena. Y valoro mucho su mirada, porque habla de fe sin fanatismo. Por eso mismo me gustó mucho su post.
El coro? me mató (usté es una!) y la cita también. El remate de tocar la conciencia con las manos desnudas resume todo.
Un abrazo. Fuerte. Y Felices Pascuas!

La condesa sangrienta dijo...

Anónimo: más que un perro parece un gatito al que están ahogando, pero me gusta la dècadanse.

El súmmum de la topetitud no es tener una Birkin bag sino que Hèrmes diseñe una cartera con tu nombre. Por lo demás, suscribo a eso de que el lujo es vulgaridad.

Leí la nota y la verdad es que no me preocupan tanto las carteras de la presidenta. Me preocupa más cómo se han llenado las carteras de muchos funcionarios.
Y hablando de ladrones de guantes blancos... le cuento que robé desvergonzadamente la foto que me pareció hermosa.
Felices Pascuas también para ud.

Lirio: mi fe es frágil e imperfecta pero anda sin guantes.
En cuanto al coro ¿esperaba un coro de ángeles? jajaj acá nada es lo que parece ;0)
Beso grande y Felices Pascuas

Anónimo dijo...

Ah! me olvidaba, creo que ya es hora que saque la moderación.. no le parece?

Anónimo dijo...

En realidad Condesita, no es fea la musiquita, me hace acordar un poco a la Bruni y todas esas francesas que se hacen las pelotuditas... no se, no me simpatiza mucho la Birkin, tiene ud. razón, parece una gata en celo, que por otra parte es más o menos lo que expresa la canción... pero por ahora prefiero los humanos... y él... un macho pistola.. en fin una parejita de reventaditos cool más... y como ya le dije no me gustan las bobaliconas que se hacen las nenas pelotudas, para pelotuda ya tenemos bastante con la presidenta

En cuanto a la topetitud, estoy de acuerdo en que es el sumun de la topetitud que el señor Hermes le diseñe una cartera, un dato que desconocía, pero no me seduce mucho la topetitud, para mi se parece demasiado a la estupidez

Por último coincido con Ud. en que la nota no es muy buena, además de demasiado larga, confieso que no la leí entera, asi que le pido disculpas por enviarle semejante choclo, pero esta bueno recordar esas cifras obscenas que gasta la presidenta en boludeces con las que se podría hacer muchas cosas, y lo más importante, son una muestra de su insensibilidad, frivolidad y estupidez mayúscula.... es un drama que estemos en manos de gente tan patética.

Me alegro que se encuentre Ud. bien, y reitero mi afectuoso saludo y el deseo que pasen unas muy felices pascuas o lo que sea Ud. y todos los distinguidos concurrentes de este delicioso blog, y un saludo muy especial para el encantador Coco, que siga viniendo por favor.

La condesa sangrienta dijo...

No se preocupe por la Birkin, la barra de costado cambia con frecuencia.

La palabra 'topetitud' es en sí misma una estupidez, pero sirve para establecer cierta escala de estúpidos.

Me parece que no debemos distraernos tanto con los gastos que hace la presidenta en boludeces y focalizarnos más en los costos de algunas gestiones del gobierno.

Con la moderación ya veré; por el momento, la casa está en orden...felices pascuas!

Chicacosmica dijo...

Condesa me encanta como escribe,q estilo fino pero crudo