18 de abril de 2010

Spleen

.

Como si regresaran arrepentidos por escapar de la hora moribunda de la tarde, los retazos de sol arremolinados sobre el piso, languidecen.
La hora vacía, la casa vacía, la mirada perdida sobre los jirones amarillo limón y un silencio susurrante.
En el instante de transición que apaga oros y anuncia estrellas,
recuesta la cabeza sobre un costado y cierra los ojos para anticipar con penumbras la penumbra.

..º..

Junto a la ventana estaba la cama./ El sol de la tarde le llegaba a la mitad./...Una tarde, las cuatro, nos habíamos separado/ por una semana solamente... Ay de mí,/ esa semana se volvió siempre.
El sol de la tarde. Constantino Cavafis

17 comentarios:

Sil dijo...

hermosa descripcion para dormir la siesta!

Mary Poppins dijo...

delicado anuncio de la noche Condesa
Beso

Alelí dijo...

ufffffff tan poética para algo tan simple y cotidiano.

uma beleza!

spellbound dijo...

Precioso.

Estrella dijo...

La hora del día que más me gusta, no sé por qué. Será porque se viene el silencio.

Mickey dijo...

Condesa, no lo creerá!!!
Ha titulado con la palabra que más me asombró cuando la desubrí (en spanish, obviously!).
Ni me acuerdo a que edad fue eso. Supongo que por los 12/14 años.

Desde allá que estamos relacionados con ese término, que aparece cada tanto. Una vez por década. Con suerte...

Le debo el favor de traerla hoy!
Gracias.

Pirinchita 5 Bigotes dijo...

Hermoso lo que transmite, Condesa.
... anticipar con penumbras la penumbra...
Simples palabras y el comentario de Alelí me hizo recordar a esa canción que dice ♪ lo cotidiano se vuelve mágico ♪... eso sucede con sus escritos. Se detiene y me hace detener en esos detalles que no lo son.
Gracias. Un beso.

La herida de Paris dijo...

Hoy Buenos Aires amaneció con bruma y sol y el otoño además.
El mismo oro que se apagó por allá, parece que se encendió por acá.
Saludos y dorada semana.

La condesa sangrienta dijo...

Sil y Mary: hablando antes de interpretaciones, es curioso ver en qué momento del día situó la situación cada una de ustedes.

Alelí: la poesía está en la mirada, no en las cosas, me parece.

spellbound: tnx

Estrella: a mí también, no tanto por el silencio que demora en esta casa, sí por los colores.

Mickey: la conocí bastante después de los 12 y sirve para designar un estado de ánimo especial.
Es una bella palabra.

Pirinchita: qué linda esa canción!
beso y gracias a vos.

La condesa sangrienta dijo...

Opi: amo los colores del otoño y los del atardecer que por suerte se repiten.
Buen comienzo de semana de oro y plata. beso

De Lirium soy dijo...

CONDESA: o la Pirinchi me hurtó la compu o ando con serios problemas de personalidad... el comentario era mío jajá. Morí de risa al leer que le contestaba a ella. Toy grave, perdón.
Lo repito:

Hermoso lo que transmite, Condesa.
... anticipar con penumbras la penumbra...
Simples palabras y el comentario de Alelí me hizo recordar a esa canción que dice ♪ lo cotidiano se vuelve mágico ♪... eso sucede con sus escritos. Se detiene y me hace detener en esos detalles que no lo son.
Gracias. Un beso.

Buena semana!

Mickey dijo...

Condesa, ni le cuento lo que me llevó entender lo especial de ese estado de ánimo!

Dese ayer, me parto la cabeza tratando de recordar lo inrrecordable.
Sé que lo leí en un libro. Solo se me figura que era una traducción bien española.

Otro dato. Me fue muy útil en mi etapa de niño crucigrama (que me duró más de lo aceptable).
Era un recurso usual de los autores esa palabra.

Yoni Bigud dijo...

Exclente lo suyo. Alto nivel descriptivo.

Un saludo.

Yoni Bigud dijo...

Y... 14.

Perdón.

La condesa sangrienta dijo...

Mickey: una palabra difícil de definir para un estado de ánimo igualmente difícil de definir.
Estuve buscando y encontré lo que abajo le transcribo, el artículo es más largo, si le interesa:

«"... melancolía, neurastenia o nostalgia, todo parece bien orientado pero insuficiente [...] Que el concepto de spleen haya suscitado a través de la historia un sinnúmero de nombres no hace sino corroborar lo arduo del caso. Los romanos hablaban de taedium vitae. Séneca hablaba de fastiduum, nausea, horror loci, supervacuum y delectatio morosa. Los místicos hablaban de tristitia. Los contemporáneos de Baudelaire hablaban de mal du siécle. Rubén Darío habla de indeferentismoy de “anquilosis social” en su libro Los raros: “no se piensa con ardor en nada, no se aspira con alma y vida a ideal alguno”. Y Vladimir Yankelevitch, en L’Aventure, l’ennui et le serieux, enumera una serie de epítetos como “enfermedad invisible”, “herida ilusoria”, “malestar de lujo” o “enfermedad impalpable”.»
Eduardo Berti. [elmalpensante.com]

La condesa sangrienta dijo...

Lirio: ...ud. no habrá querido hacer pasar gato por liebre, no? ja
beso grande

Yoni: gracias.
ah...el 13 no me molesta, es más, me encanta. El que hay que barrer es el 22 (no sé por qué, pero detesto ese número)

Mickey dijo...

Condesa, me agarra medio ahogado.
Igual, aunque supongo que se cruzó con la etimología.
Spleen en inglés significa bazo. Al bazo acusaban los griegos de producier ese estado de cosas.