24 de mayo de 2010

Todavía Cantamos

.

Mi primer recuerdo de las fiestas mayas se remonta al primer grado, en alguna escuela de Buenos Aires; una mañana clara y un escenario armado en el patio enorme de la escuela.
Mi madre había vestido una muñeca con un delantal idéntico al mío sobre el que debía prender una escarapela mientras recitaba un poema infantil cuya cadencia, ensayada hasta el cansancio con mi padre, vulneré finalmente.

Estoy enojada con 'mímu ñequita'
porque se ha olvidado
que es argentina,
venga picarona,
póngase esta cinta,
es azul y blanca,
mire ¡qué bonita!

Con el correr de los años, subirían al escenario otros muñecos; actuarían guerras, mundiales y banderas rehenes obligadas a inaugurar sucursales por el mundo mientras otros partían a la patria celeste en exilio forzoso.
Mi patria entonces, son los que están y los que se fueron;
son olores, sabores, sensaciones y primeras veces,
Son canciones, lugares y amores.
Son un latido, una sintonía y unos códigos compartidos que me dicen quién soy.

Capaz de parir y abortar, de abrazar y expulsar, la patria es esta bicentenaria dama donde se inscribe mi historia.

A ella celebramos y no voy a faltar a la fiesta.

..º..

Allí donde está mi guitarra está mi pago -contestaba-. Me basta hacer uno o dos chasquidos de vidala después de un largo día de nostalgia para que la patria se haga en torno a mí.

Atahualpa Yupanqui

24 comentarios:

Carlos G. dijo...

No quiero agregar nada para no romper el hechizo de algo tan bien dicho.
A mi modo tampoco estoy ausente en esta celebración, que es de todos los bien nacidos que amamos esta tierra.

Saludos.

Mary Poppins dijo...

hermoso Condesa, perfecto el comentario de Carlos G y emocionante lo de Yupanqui

dondelohabredejado dijo...

También hoy estuve pensando en mis primeros 25 de mayo. Me veía en el jardín de infantes, con la cara pintada de corcho quemado.
Parece que muchos partimos de esos recuerdos y pasamos luego a los tristes, y a los que nos dan identidad.
Yo no podría explicar todo lo que siento cuando digo Patria. Pero te leo y qué lindo es leerte. Vos lo expresás perfectamente.
Aunque esté lejos, estoy. Tampoco falto a la fiesta.
Un abrazo de corazón a todos mis compatriotas.

Betina Z dijo...

Toda fiesta tiene su fin y el 26 de mayo seguramente nos encontrará como éramos el 21. Pero qué bien se sienten estos cuatro días en que pudimos encontrarnos y reconocernos en la alegría, en la celebración. Ojalá algo de eso, de alguna manera, perdure.
Muy hermosa la manera en que describe su noción de patria, condesa. Coincido con sus pareceres. Y ya que estamos, no vendría mal releer "Lucas, su patriotismo, "Lucas, su patrioterismo y "Lucas, su patiotismo" (Julio Cortázar, "Un tal Lucas"), para cotejar nociones de patria y sonreir (un poco).
Un saludo patiótico.

Sil dijo...

...Y que viva la patria, entonces,

La condesa sangrienta dijo...

Carlos G: comiendo,durmiendo o cantando, pero celebrando.

Mary: ese concepto de que 'la patria se haga en torno a mí' en la evocación, me representa bastante.

Marina: claro que no faltás a la fiesta, ni vos ni Mary ni tantos otros!
Un beso grande

Betina Z: iré a buscar a Lucas más tarde, gracias!
En mayo de 2007, la patria la escribió Cortázar, justamente.
Un abrazo.

Sil: Viva!

De Lirium soy dijo...

Un abrazo Condesa
Porque así sentimos muchos a la Patria... y cada uno a su manera y en su interior festeja este bicentenario...
Un abrazo.

Yoni Bigud dijo...

Bonitas líneas las suyas. Feliz bicentenario.

Un saludo.

La herida de Paris dijo...

Mas allá de todo lo que se dijo, y de tantas mezquindades la gente ganó las calles. Vivo cerca del Obelisco y es un gusto ver las veredas inundadas de gente que se desparrama alegre, de día y de noche, con lluvia y con sol, al Colón o al Chaqueño Palavecino. Después de almorzar nos hicimos una recorrida en ese mar de gente. El pueblo enseña siempre, algunos no aprenden nunca. Una vez mas lo amargos no pudieron apagar la fiesta.

¡Viva la Patria!.

Estrella dijo...

También estuve hoy por el Obelisco, mañana cuento.
Muy bueno condesa, de verdad.

La condesa sangrienta dijo...

Lirio: tenemos que celebrar ya que para el próximo no vamos a estar! jajaj
beso.

Yoni: gracias y feliz bi.
dos saludos

Opi: Coincido totalmente con vos, la gente en las calles mostró la auténtica cara del festejo.

Estre: espero la crónica, nosotros lo vimos por tv.

conocido de la vida dijo...

Fué una bocanada de aire fresco ver a la gente, no dirigida, moverse unida y con muchas ganas de celebrar. Hubo paz, alegría, festejo. Todo muy lejos de lo que nos enseñan diariamente TODOS los dirigentes de la sucia política.

Carlos G. dijo...

"Una vez mas lo amargos no pudieron apagar la fiesta." ¡bien por eso!,coincido, ha sido una hermosísima fiesta de (casi) todos.
Lamentablemente para mí, trabajo en un ámbito donde hay más "casi" que "todos". :(
Suerte que hay otros ámbitos, como éste, donde poder compartir la alegría.
Saludos a todos y a todas :)

Rob K dijo...

Hermosa tu reflexión y el eco del sabio Yupanqui; esta patria nuestra es un amor que desgarra y no se explica fácil.

La condesa sangrienta dijo...

Conocido, Carlos G., Rob K: entiendo que cada persona puede tener un concepto de patria particular y celebrar las fiestas a su manera, de manera multitudinaria, de manera privada o directamente no celebrar.
Hay quienes agitan felices la banderita y ni siquiera saben que festejan ¿está mal eso?
Mal están los 'aguafiestas' y los que aprovechan 'llevar agua para su molino', por un día podrían sacar la bandera blanca y dejarse de jorobar.

Protervo dijo...

hola condesa, yo estuve el 24, el colon y el obelisco tipo dos paises distintos o uno partido. beso y abrazo.

La condesa sangrienta dijo...

Hola doc: tal vez no sean dos países distintos sino dos caras de un mismo país, o tal vez la antinomia sea la marca registrada que determina nuestra identidad.
La escisión entre el Colón y la 9 de julio, fue penosa por no decir vergonzosa (de ambas partes).
El arte no es sólo para afiliados.
Otro beso y abrazo

Carlos G. dijo...

Condesa, comparto.
El arte no es sólo para afiliados.
Por eso algunos muchos eligieron el que se pudo apreciar en la 9 de julio, otros el del Colón, y otros habrán apreciado ambos.
Por otra parte en el Colón no entraban todos y, como afirmó Mirta Legrand, "estaba todo muy bien organizado, había vallas y la gente no molestaba".
Que sean dos paises distintos o un país fracturado o dos caras de un mismo país no hace más que reflejar que hay dos proyectos, que también cumplieron 200 años.
(Ojalá esto que escribo pueda ser leido como una reflexión personal sin el menor ánimo de confrontar)

filo dijo...

Oooopss! me uno a este júbilo general, en el COlon, en el Obelisco, en las plazas de los pueblos, en cada casa, vivimos algo muy emotivo, muy vivo, pudimos salir del agujero interior y festejarnos como país, como pueblo, y de los dirigentes hace mucho que ya no espero nada.
Delicioso como siempre su decir, y qué alegría ver al Doc por acá. Besos!!!

spellbound dijo...

¿Puede ser que el costo de la refacción del Colón haya sido de 400 millones de pesos? ¿No es mucho?
Es como 400 veces más que el patrimonio de Milagro Salas...

spellbound dijo...

Perdón quise decir 100 veces más.

dondelohabredejado dijo...

Muy buen comentario, Carlos G.
A mí me hubiese encantado participar de los dos festejos.
La reflexión me lleva a imaginar a Chiquita Legrand muy de peinetón y miriñaque, toda de celeste y blanco:

- Pero qué estupendo festejo de nuestra Independencia!! Adoro bailar la gavota!!
...
Cuánta argentinidad, cuánto color patrio, mire donde una mire. Y qué bien elegidos, el blanco y el celeste son muy chic!
...
Ah, no somos independientes todavía? Gracias, producción, por aclararme este punto.
Crucemos los deditos por nuestro Primer Gobierno Patrio, entonces!! Los quiero pronto almorzando conmigo, al señor Cornelio, al señor Paso, y a todos ellos. Porque no se olviden que este programa trae suerte!!
...
Quiero expresar que estoy feliz, que la orquesta es maravillosa y la organización perfecta.
Esas ventanas bien cerradas no permiten que nos invada el sonido del candombe que se baila en las calles, ni la fritanga asquerosa de esos pastelitos…
...
Ay, caballero, qué hace, no ve que me está pisando?


Abrazos patrióticos para todos.

La condesa sangrienta dijo...

Carlos G: si cumplimos 200 años de antinomias es imposible no confrontar y tampoco está mal discutir ideas. De cualquier manera creo que el pueblo que festejó en las calles celebró con más altura que sus gobernantes.
Podremos discutir la argentinidad y el patriotismo verdadero o de cotillón ¿pero acaso importa eso el día de la fiesta? ya habrá tiempo para las evaluaciones, desacreditaciones, aplausos o abucheos.

Filo: tal vez ingenuamente, yo sí espero todavía, que gobiernen para todos (todos).
El doc se nos va de pesca vio?
un beso amiga

spellbound: tal vez Milagros deba esperar 7 años como el Colón!

jajajja Marina! la Chiqui amenaza con retirarse todos los años, pero al paso que vamos creo que festejará el tricentenario también!

spellbound dijo...

Me explayo un poco más para que la idea no quede inconclusa: a pesar de los Macri, de los K y de sus matones, la gente igual salió a las calles para festejar. Eso no deja de ser una buena noticia.