4 de noviembre de 2010

De Película

(♫)

No hace mucho, un cuestionario me interrogaba acerca de lo que consideraba buen cine.

Como no soy cinéfila ni tengo elementos para determinar las bondades de un film, opiné desde mi inocente butaca que para mí, el buen cine es aquel que no termina con la palabra FIN.

Y por estos días, después de tantos años, comenzó a rodar nuevamente en mi cabeza Secretos y Mentiras, una película que habla de las relaciones y los lazos familiares, del amor, de la identidad, de las crisis personales y colectivas.

No sé cuáles son los resortes que movilizan mi inconsciente pero no podía acordarme del título y tuve que dar unas cuantas vueltas por Google para poder rescatar la escena que sí recordaba con claridad .

Será entonces por esa arbitrariedad de mi memoria que archivo imágenes. Fotos tomadas sin decisión, guardadas en desorden y que aparecen después sin ser convocadas. Pero sé cuál fue el momento en que conservé la escena que parecía preparada para la foto y asumí el rol de fotógrafo porque quien oficiaba de tal en la película, estaba detrás de una mesa tendida, participando del banquete.

Los comensales en primer plano, conversaban ajenos, ordenados en un prolijo semicírculo que me permitía hacer foco cómodamente gracias al espacio dejado por la silla vacía, en el centro.

Allí estaban los hijos nacidos en el seno de la familia, los abandonados, los buscados, los no deseados, los nacidos del odio y los paridos con amor; los negros, los blancos, los infértiles, los ignorantes, los profesionales, los advenedizos, los inocentes y los esperanzados. Todos los convocados a la mesa.

Y yo.

..º..

La fotografía es nada — lo que me interesa es la vida.

Cartier-Bresson

10 comentarios:

Yoni Bigud dijo...

Lo importante es que todas las imágenes de la vida sean inclusivas.

Me gustó su definición de buen cine. Muy propia. Propia de usté.

Un saludo.

La condesa sangrienta dijo...

Yoni: inclusión, ésa es la palabra.
saludos!

Rob K dijo...

Muy buena tu definición de qué es "buen" cine. Aunque a mí me cueste horrores recordar incluso aquellas películas que tengo por excelentes.

dondelohabredejado dijo...

Excelente definición de buen cine.
Me encanta que se meta en la película y sea la fotógrafa. No cualquiera puede, eh!
Besitos.

Estrella dijo...

Cuando con otros somos nosotros, dice Toti Flores. Pero "multiplicar" es la tarea, dicen también los que odian a TotI. uFF!!

La condesa sangrienta dijo...

Rob K: a mí también me cuesta.
Como dije, guardo imágenes. Flashes que generalmente no tienen nombre propio y que Google me ayuda a recuperar jaj

Marina: fue notable (al menos para mí) esa cámara fija y los protagonistas dispuestos como para la foto (el fotógrafo de la peli es el gordito que está en 2do. plano). Los actores son buenísimos y la madre, extraordinaria. te la recomiendo.

Estre: la mesa está servida... para todos!

Lirium* dijo...

Qué lindo que lo cuenta, condesa.
Digo porque en esa peli me pasó lo mismo. Genial el director porque nos hizo sentir así, no? No me acuerdo quién la dirigió. Dígalo usted que ya googleó jajás.

En cuanto al nombre me pasó lo mismo. Hace años (añares, vivía en Junín) me llama mi amiga hermana María para decirme que llevaba unos videos a casa y dio varios títulos para ver cuáles no había visto, entre ellas ésta y dije "no la ví"... cuando comenzó y dije "uy, sí la ví" me costó una pelea porque era toda una ceremonia eso de ver "estrenos" juntas... obvio que terminamos la peli abrazadas y moqueando como tantas veces jajás.

Altamente recomendable esa peli, con actores no conocidos...
Hermoso post, hermoso combo con Cinema Paradiso de fondo musical. Especial para convocar los recuerdos de la Paper.
Buen finde condesa! Que no llueva, y si llueve: cine!

La condesa sangrienta dijo...

Lirio*: yo también la ví con un grupo de amigos!
un beso y buen domingo (nublado ahora)

Mary Poppins dijo...

la empece a ver y no me enganche\
que hago??

La condesa sangrienta dijo...

¡Pida permiso para retirarse de la mesa, Mary!