31 de diciembre de 2010

Según Pasan Los Tiempos


Comprar una agenda nueva, imprimir otro almanaque, cocinar con más esmero, beber champagne y sumar algunas sillas a la mesa familiar, son hitos que me anuncian la finalización del Año.

El nacimiento de un niño y el anuncio de otro, fijarán el 2010 en la memoria del afecto.

Todo lo demás son zonas, nubes, globos, épocas.

Y estas últimas han estado signadas por golpes y quiebres.

Mi dedo en noviembre, el yeso de R. como regalo de navidad y otras fracturas que no atañen al cuerpo y duelen tanto más.

Pero todo tiene su tiempo, su momento oportuno:

Un tiempo para nacer, y un tiempo para morir […] un tiempo para amar, y un tiempo para odiar; un tiempo para la guerra, y un tiempo para la paz.

Eclesiastés 3

Brindemos por los buenos tiempos

..º..

12 comentarios:

Mickey dijo...

Count, gran pasaje biblíco el del Eclesiastés!
Y obvio, mañana es un día de esperanza!

Lo mejor para todos!
Y al que le toque algo no tan mejor; la fuerza para sobrellevarlo!

Besos.

Rob K dijo...

No creo en años buenos ni malos, ninguna culpa tiene la arbitraria contabilidad del calendario en nuestra suerte o destino. La vida es una, indivisa. Y por ella brindo.

Saludos.

Anónimo dijo...

Prometì pasar por su casa y asì lo estoy haciendo, es màs estoy en sus pagos festejando la despedida de este año y tomandonos unas mini vacaciones.
Gracias por la buena onda de su respuesta en el blog de Roedor, en agradecimiento le dejo algo a Ud. que como yo gusta de la poesìa.

Feliz año.

"Teoría de los buenos deseos "

Que no te falte tiempo
para comer con los amigos
partir el pan,
reconocerse en las miradas.

Deseo que la noche
se te transforme en música
y la mesa en un largo
sonido de campanas.

Que nada te desvíe,
que nada te perturbe
que siempre tengas algo
de hoy para mañana

y que lo sepas dar
para regar las plantas
para cortar la leña,
para encender el fuego,
para ganar la lucha,
para que tengas paz.

que es la grave tarea
que me he impuesto esta noche
hermano mío.


Hamlet Lima Quintana


Juana de Arco.

Roedor dijo...

Have a nice time, comtesse.

BLUEKITTY dijo...

Pero todo tiene su momento, me quedo con esa frase. Y aunque todos nos ponemos a hacer largas listas para cada año que comienza, creo que lo mejor es simplemente realizar unas pocas cosas que nos propongamos día a día. Está bueno valorar cada día.

Carpe diem.

Carlos G. dijo...

Brindo por esos buenos tiempos, los pasados, los presentes y los futuros.
Su cita bíblica me recordó el título de la maravillosa, inolvidable, novela de Remarque:
"Tiempo de vivir y tiempo de morir"

Saludos para todos.

La condesa sangrienta dijo...

Mickey: mañana será mejor, una buena frase que anima la esperanza.
Abrazo grande querido amigo y buen año!

Rob K: ésa es justamente mi idea. El curso de la vida moviéndose en espacios desiguales de tiempo.
Brindemos

Bienvenida Juana. Agradezco que en su primera visita haya elegido regalarme tan bella poesía en vez de un potus (ud. no sabe, pero se me secan hasta los cactus).
Le deseo un buen año que, por lo visto comienza muy bien, si es que sale de vacaciones.
Y no le digo que se cuide de las quemaduras porque, para ud., ya ni con factor 65 le alcanza.

Roedor: gracias rat, que vengan buenos tiempos para ud. también.
un beso

BlueKitty: ya declaré aquí, mi incapacidad para realizar balances anuales y hacer en cambio, como dice ud., uno por día.
Beso, felicidades y que lo pase lindo!

Carlos G: El título está inspirado en el eclesiastés, seguramente.
Y sí, brindemos por los buenos tiempos y por los buenos tiempos que pasamos aquí, entre amigos.
un abrazo.

Estrella dijo...

Un gran saludo para todos, felicidades, y un abrazo tibiecito para la condesa.

Betina Z dijo...

"Una vida sin la ilusión de un cambio se parece ominosamente al infierno. ¿Qué mejor que un día señalado para prometerse el futuro? ¿Cómo no celebrar este impulso de imaginación que nos hace un sitio en el vacío? Hundirse en la corriente de una simulación masiva, despidiéndonos de lo que seguiremos viendo unas horas después, saludando lo que todavía no ocurrió, es uno de los pocos milagros compartibles que nos quedan.Mi año empieza en el fresco del otoño, en Buenos Aires, en el olor de libros y cuadernos, viejo como la infancia, en el gris de la ciudad y el gusto del café. Pero moriría de tristeza si alguien borrara por decreto la fiesta del 31. Ninguna experiencia de soledad individual supera el vértigo de estar solo en el universo y con todo el tiempo alrededor. Este día me gusta hasta lo que no me gusta: el ruido, el calor, los lugares comunes. Me gusto yo, las cándidas promesas que me hago, de hablar menos, de escribir más, de no fumar o de hacer ejercicio. Este día soy un genio que se posterga para el siguiente. Este día, también el país en que vivo cierra por un momento su dossier de miseria y de vergüenza, y libera una página en blanco.Mañana es otro tema. Hoy, orgullosamente, brindo."
Vlady Kociancich

Me pareció tan lindo y coincido tanto que quise compartirlo. Si quieren leer la nota completa:

http://edant.clarin.com/diario/1997/12/31/i-01701d.htm

Brynhild dijo...

Los golpes, los quiebres, nos enseñan que somos humanos.
Un tiempo para la paz.., cierto, y si en interior mejor aún.
Un beso, Countess, y mis mejores deseos de un especial 2011.

Mary Poppins dijo...

que el anio nuevo le traiga muchas alegrias y salud!
un beso enorme Conde

La condesa sangrienta dijo...

Estrella: Felicidades y buen año!

Betina Z: gracias! excelente texto al que suscribo. Mi año como el de VK, comienza en otros tiempos pero la celebración colectiva y el desperezo amodorrado del 1ro., indican que otro año se inicia con nuevas esperanzas.
Un abrazo

Brynhild: o como decía Silvio Soldán...'un golpe, una quebrada y enseguida volvemos!'
Beso enorme y lo mejor para usted.

Mary: gracias Popps. Lo mismo para ud., la españolica y el Sr. Poppins.
besos y abrazos a la distancia.