2 de septiembre de 2011

Dreaming Of Mercy

(♫)

ay
que se me mueren de hambre los ojos
que se me mueren de sed y no puedo, no puedo llorar
que se me mueren de sueño y los quiero, los quiero despiertos
que se me mueren los ojos de hambre, de sed y de sueño en un parpadear

..º..

Foto: Katarzyna Kludczynska



12 comentarios:

VACACIONES EN ROMA dijo...

Condesa

En estos tiempos le doy varias interpretaciones a las cosas, como me dijo alguien... "las cosas uno las puede interpretar de muchas formas y no està mal, refiriendose a lo que cada uno escribimos acà, en los blogs"

No se si se refiere a sus ojos, por que estàn cansados y esto es una continuaciòn del post anterior, o a la "misericordia " por los ùltimos hechos populares de estos dìas, que son de pùblico conocimiento, hablo de la criatura que mataron.
Como es mi costumbre pensar que soy yo y no los demàs, le pido y espero que sea por ultima vez que me explìque, porque no la entiendo, se da cuenta? usted por ahì no ve bien y yo estoy con la cabeza en otras cosas y no puedo interpretar, tambièn olvido cosas importantes, fechas, direcciones imposibles de olvidar y asi sucesivamente.

Asì somos los seres que somos, humanos. Imperfectos, con falencias, errores.

Un beso y espero que oficie de maestra, asì puedo opinar sobre lo concreto.
Por otro lado la foto es muy buena, pero me casusò mucha impresiòn, me hizo pensar en algo no muy bueno.

Gracias, hasta luego.

Betina Z dijo...

Frente a ciertas cosas uno queda así: queriendo decir tantas cosas y no encontrando ninguna palabra qué esté a la altura de los hechos.
Bueno, mucho mejor expresó usted este querer y no poder (suenan muy lorqueanas sus palabras, tienen esa música).
Beso grande

La condesa sangrienta dijo...

VeR: no me pida que le explique porque entendió mejor su corazón que sus ojos.
La raíz latina de la palabra misericordia pone el corazón en el centro de la misma.
El suyo no se equivoca y mis ojos están bien.
La imagen es terrible y tiene que ver, claro está, con todo lo que imagina.
un beso

Betina Z: tal vez mi inconsciente se apropió del lamento gitano para suplir con palmas y taconeo la palabra callada.
(me doy cuenta ahora que lo dice)
otro beso

Carlos G. dijo...

La mayor parte de las veces las personas comunes, como yo, solemos creer que hay otros mundos horribles en los cuales tenemos la enorme fortuna de no habitar.
Sin embargo, como siempre, la realidad se encarga de demostrarnos que ésa es sólo una ilusión y que esos mundos atroces pueden atropellarnos, incorporándonos y mostrándose en todo su horror y toda su impudicia pornográfica.
Y no se puede dejar de ver aunque se cierren los ojos.

Alelí dijo...

los ojos y la mirada.

la que se da y la recibida.

qué fuerte cuando no podemos tolerar lo que hay para mirar.

:(

VACACIONES EN ROMA dijo...

Condesa

Algunas veces hubiera preferido que mi corazòn se hubiera equivocado, pero no fue asì, esta vez tampoco.

El tema me parece sumamente delicado para opinar, no sabemos nada de nada, ninguno de nosotros, no se si la justicia lo sabrà alguna vez, si tendràn interes en saberlo, si es cierto lo que los medios expresan, solamente dos personas saben la verdad " los padres" sobre ellos debe caer el peso de la culpa si son personas normales, y si saben los motivos de lo que paso y callan para salvar su pellejo, la culpa aparece cuando tomamos conocimiento de un acto determinado, si no es cierto y esto solo se trata de uno de los tantos chicos desaparecidos que existen, el dolor que deben sentir es tremendo, imposible de borrar.

De cualquiera de las dos maneras, que repito, por ser algo tan incierto no me atrevo a opinar que paso, porque serìa una impertinencia de mi parte hacer conjeturas, creo que el tiempo pone las cosas en su lugar muchas veces, otras no y pagan las culpas inocentes y muchos crìmenes quedan impunes.

La ùnica realidad que alguien acà se fue antes de tiempo, cruelmente y que hay gente que de noche no los despiertan los fantasmas de los muertos que cargan sobre sus espaldas.

Un abrazo.

Cocorastuti dijo...

Uno es bueno y crédulo y termina perdonando todo, pero estos son mentirosos hijos de puta, como robledo puch, los puccio, los huerfanitos schoklender (¡a quienes el Estado argentino premió con 600 millones...!),los videla, los astiz y miles de otros asesinos o socios de asesinos...
Ya olvidamos la chica Cash y las dos francesas...Seguro que no nos falla la memoria...
El Dios bueno y generoso que creó este mundo libró de Su Paraíso a la chiquita muerta, eso es lo mejor que pasó.

dondelohabredejado dijo...

Como a Betina Z, me vibran muy lorqueanas sus palabras, tuve la sensación de taparme los ojos, que no quiero verla, pero ver igual ese horror que nos alcanza aunque estemos lejos, aunque tratemos de pensar en otra cosa, de apartar esa angustia para seguir adelante con lo nuestro.

La imagen es perfecta, no se puede gritar y tampoco respirar...
Cuánto dolor!

La condesa sangrienta dijo...

Carlos G: la revelación de lo sospechado nos pasma y enmudece.

Alelí: y no vale de nada cerrar los ojos.

VeR: no pretendía opinión, en realidad. Quedé sin palabras ¿por qué habría de pedírselas a ud?

Cocor: aunque lleve tiempo, el perdón es lo que nos diferencia de todos ellos... y alivia porque así los soltamos.

Marina: así es, procesar y seguir adelante.
Perfecta la lectura de la imagen y ¡muy linda su nueva foto!

VACACIONES EN ROMA dijo...

La comprendo que se quedò sin palabras, como nos quedamos todos.

Ud. sin palabras y yo sin poder opinar, digamos vendria a ser casi lo mismo.

un beso.

T.M. dijo...

Todos hubiésemos querido ser ciegos, que nuestros ojos hubiesen muerto y nuestros oídos quedasen sordos. Fué un golpe muy duro que quizás sirva para despertarnos y darnos cuenta que la inseguridad continúa escondida de uniforme y aprovechada por unos cuantos políticos que cayeron en picada. Basta ya!!!!!!de amedrentar, de cobrarse deudas con la vida de los niños. Quiero un país donde exista JUSTICIA. Un abrazote Condesa.

La condesa sangrienta dijo...

TM: lo cierto, lo tremendo, es que una niña fue asesinada y que el pase de factura entre autoridades, policía y medios es inmoral.
un beso grande, Marta.