22 de marzo de 2012

Like Lucy In The Lysergic Sky


Yo invento puertas.
y ventanas.
y soles.
y lunas.
y estrellas de sal que porfían prendidas a mi pestaña.

Invento terciopelos.
y perlas.
y lobos.
y noches que duermen con zapatos de charol.

Invento caracoles.
y nubes.
y espejos.
y mares.
y peces azules que mueren de sed.

Invento un universo rayado, brumoso, encendido, dinámico, quieto, secreto y ajeno.
Todo eso invento. pero aún no he sabido inventar un mundo sin vos

..º..

I'm crying/ Sitting on a cornflake
I’m the walrus. Lennon/McCartney

14 comentarios:

conocido de la vida dijo...

Que lindo es. La cosa es que te escuchen hasta el final.
Beso enorme, inventora.

Betina Z dijo...

No cualquiera se anima a explorar esos cielos; los que sí, como usted, dan lugar a grandes inventos, creaciones tan necesarias para sobrevivir en la Tierra... porque, ¿qué sería de nosotros si, de vez en cuando, no tuviésemos "noches que duermen con zapatos de charol" o "estrellas de sal" prendidas en las pestañas?
Estese atenta, condesa, que en cualquier esquina de ese cielo lisérgico podríamos llegar a cruzarnos.

Un beso

Alelí dijo...

nahhhhhhhhhhh qué lindo, por favor!

una delicia sutil y exótica!

La condesa sangrienta dijo...

Conocido: y si no me escuchan hasta el final...¡me invento una oreja! qué embromar ;0)

Betina Z: ¡atenta ud.! porque ya me la crucé un par de veces en ese cielo lisérgico, pero ud. estaba colgada en La luna de Valencia...

Alelí: (van a creer que te pago por decirme tantas cosas lindas)
Gracias y un beso

VER (VACACIONES EN ROMA) dijo...

Aiaaa.!! yo necesito soñar, pero con peces azules que no mueren de sed, con que junto caracoles en la orilla de un mar cristalino, con mis zapatitos de charol de cuando era una niña y mis vestidos de terciopelo.

Mi ùltimo sueño fue horrible, soñe que era capturada por una familia de albinos gigantes y me llevaron a vivir con ellos, pero mi destino era incierto, no sabìa si vivirìa o me bajarìan el pulgar, por suerte despertè.

Le juro que no habìa tomado mis cocteles de Martini ni Camparì.

Salud.!! buenos y felices sueños para todos.

brasil dijo...

¿cuando repartieron los cristales? ¿de qué hablan?

Che, ¡conviden! No entiendo nada, por supuesto

La condesa sangrienta dijo...

VeR: sus sueños difieren de los míos porque cada uno los construye en función de sus propios deseos o necesidades.
Quizás nos una esa necesidad de blanquear las cosas, digo, por el asunto de los albinos. Sólo que los suyos eran gigantes que la asustaban y la llevaban a vivir con ellos, en tanto que yo tengo a mi servicio un enano albino bisexual que se ocupa de las tareas, se llama Cloris/Chloros (y yo tampoco tomé cocteles, le juro, ja).
un beso

La condesa sangrienta dijo...

callate brasil, que vos también tenés lo tuyo, eh? (yo no me olvido de tus sueños de Tramadol y tampoco convidaste psss)
beso grande

brasil dijo...

El Tramadol lo venden en la farmacia. No es justo

MAGAH dijo...

Que lindooooo!

Un placer andar entre esos versos, casi como subir a toboganes o sube y baja, andar descalza por la arena y subir a la torre de algún castillo construido a la orilla del mar.

Yo invento árboles vestidos de colores, abrigados de lana y de moños azules.

Abrazo Condesa.

VER (VACACIONES EN ROMA) dijo...

Perdòn, el enano albino bisexual es su mucamo?? aaahhh la pelota.!! imagino la cara de los invitados, cuando recibe gente en su casa.

Arrime la orejita un segundo,sii..venga... que le digo algo, hay cosas que son preferibles no blanquearlas jamàs en la vida, mejor me dedico a blanquear mis hermosas sàbanas blancas, los baños de realidad pueden indigestar.
No tiene sentido, sea lo que sea.

hay que tener cuidado con el Tramadol, el viejo luego de su operaciòn confesò hasta un paquete de pastillas que se robò de un kiosco cuando era chico.
No se lo aconsejo.

Beso, buen fin de semana.

La condesa sangrienta dijo...

brasil: seeee, pero con receta por triplicado es más difícil de conseguir, ja.


Magah: ¡me encantó su árbol que bien podría estar in my lysergic sky!

VeR: Cloris/Chloros es mayordomo, chofer, jardinero, cocinero y, en otros tiempos solía ir al blog de Cocorastuti cuando no era muy conveniente para damas. Luego venía y me contaba.

O sea que el Tramadol, lo hizo blanquear de prepo a su papá ¿se da cuenta? a la larga terminamos largando el rollo.

un beso

chalyvera@gmail.com dijo...

Con esa imaginacion tan fecunda estoy seguro que podras librarte de él.

Suerte, la victoria acompaña a las decididas.

un abrazo

La condesa sangrienta dijo...

Chaly: ¡o tendría que copiar la manera en que se libró de mí! ;0)
Un saludo