28 de febrero de 2014

Prueba Superada


Yo sabía.
No me pregunten por qué, pero yo sabía y aunque no podía arrogarme la presunción de eliminar  la preocupación familiar con una certeza,  supongo que la tranquilidad instalada desde mi mismo centro, sirvió en parte para restarle dramatismo a la cosa.
Comencé el año materializando mi seudónimo de manera sorpresiva. Si bien no suelo prestarle demasiada atención a los llamados del cuerpo, esta vez se expresaba en rojos caracteres que no pude desatender.
Como los antecedentes familiares ya habían cubierto cinco casilleros en el cartón del bingo fatal,  para no asustar a la tropa, que se enteró de casualidad, pedí turno y fui sola al médico  que me expuso todas las posibles causas, consecuencias y tratamientos, aun los más radicales.
Una pequeña intervención eliminaría aquello que las imágenes mostraban y darían un diagnóstico certero, dos semanas después.
Evalué todas las posibilidades con absoluta calma no sé si por negación, resignación o íntima certeza de que nada debía temer. Lo cierto es que me recuperé de inmediato y, cumplido el tiempo establecido, ayer fui a buscar el resultado que despejó las nubes negras y confirmó felizmente mi buena salud.
La gente que me quiere dio cuenta de su preocupación y expresó alivio según su modo con lágrimas, flores, llamados, cartas y retos. Pero yo sabía, porque a pesar de que habitualmente lo desoigo, mi cuerpo es generoso y estuvo todo el tiempo repitiendo con persistencia, que no había ninguna fiera agazapada en su interior.
..º..
Cada persona al nacer posee una ciudadanía dual, en el reino de los sanos y en el reino de los enfermos. Aunque todos preferiríamos sólo utilizar el pasaporte bueno, tarde o temprano cada uno se ve obligado, al menos por un tiempo, a identificarse como ciudadano de aquel otro lugar.
La Enfermedad y sus Metáforas, Susan Sontag

18 comentarios:

Garriga dijo...

me alegro por tí.
la gente que demuestra el cariño retando, ¿qué cosa hace?

brasil dijo...

¡¡Querida, somos las cucarachas del SXXI, IN-DES-TRUC-TI-BLES!!

Me alegro tanto!!!

Ahora esperamos un post atrás de otro

La condesa sangrienta dijo...

Garriga:el reto es retroactivo por cuanto la última visita al doc la hice 3 años atrás y nunca regresé para llevarle los estudios. Ahora, bajo amenaza, me han sacado la promesa de cuidarme un poco más :)
Le mando un abrazo y gracias.

Brasil: vos entendés. Seguimos dando batalla, esquivando los escobazos y colándonos por las grietas;así las cosas ahora, veremos qué pasa con el blog.
Te quiero, beso grande!

Koba dijo...

Entre tantas pálidas, una muy buena noticia, me alegro mucho Condesa.
Y ahora, a controlarse más seguido (te lo dice alguien que hace años no se controla nada).

La condesa sangrienta dijo...

Koba: deberíamos considerar que, en realidad, NADIE controla nada!
Me alegra verte, beso enorme :)

mary poppins dijo...

Querida condesa, me alegro que estes bien!!! :))))
Y sí, yo tambien creo que una sabe.

Te mande mail
Beso y abrazo

La condesa sangrienta dijo...

Gracias Mary, ahí te respondí el mail!
(you know that you know).
Besooooooooooo

Dondelohabredejado dijo...

Bailo esta alegre canción, y es como brindar por tu buena salud, hoy y siempre ♥

La condesa sangrienta dijo...

¡Lejaim Marina! Brindemos por la vida.
Te mando un beso grandísimo, más allá de las grandes aguas y gracias :)

Cocorastuti dijo...

HAZEL: AL FIN VUELVO A SABER DE UD...Si le sirve de consuelo, yo pase 30 dias de tension que creo me enfermaron de modo definitivo...Ya nunca volvere a estar sano......Los medicos son carniceros con matricula....Me alegro que lo suyo haya sido un susto.......PERO NO SE PREOCUPE POR MI, SI ME QUIERE, DEJEME CON MI DESTINO...BESOS.

La condesa sangrienta dijo...

Hey amigo! no se va a entregar así tan manso eh?
Con su destino lo dejo, pero de su resignación me quejo. Y claro que lo quiero pero no se rinda tan fácil, mire que sino no va a poder militar en el club de las cucarachas del s. XXI.
Treinta días de alta tensión son más que suficientes para hacer saltar el disyuntor; ahora que pasó, aisle los cables y ya.
Con la alegría grande de verlo por aquí, le mando mi cariño en un abrazo.
H.

Rob K dijo...

Contra todo mal a Ud. la protege un Papa cuervo. Y San Torrico.

Abrazo.

Betina Z dijo...

Si además de indestructibles,las cucarachas del siglo XXI vienen dotadas de su gracia e inteligencia, la humanidad corre serio peligro...!

Me alegra muchísimo la buena nueva.
Un abrazo grande, condesa.

La condesa sangrienta dijo...

Rob: un Papa cuervo, San Torrico y un amigo cura además, intercedieron ante el gran DT para que no me saque tarjeta roja.
Beso y gracias por pasar!

Betina: No solo tengo abandonado mi blog sino también el suyo y el de otros amigos. Ahora es tarde y ya voy apagando, pero mañana me daré una vuelta y devolveré esta visita suya que me alegra como siempre.
Beso y abrazo.

Betina Z dijo...

No tiene por qué (diría mi abuela) y no hay apuro ninguno. Para cuando guste, sabe que la Luna la recibirá con mucha alegría y un té (¿earl grey?) servido en taza de porcelana.

Beso grande

Anónimo dijo...

¡¡Vamos!! Un pequeño empujon. Solo hay que mirar alrededor: la actitud de la cajera del super. El comentario de un hijo. Un rayo de luz por una ventana...

Cualquier motivo es válido para un post. Yo por ejemplo debería escribir del globo aerostático que el sábado paso a 20 metros de nuestras cabezas en Casa. Al grito de: ¿¿¿puedo bajar ahiiiiii??? yo: "Ni en pedoooooooo"

Vamos, Condesa, hágalo por todos y todas, por los cucarachos y las cucarachas....

La condesa sangrienta dijo...

Anónimo: Justamente estoy tratando de ponerle un filtro a la mirada que, últimamente, queda detenida en lo que me disgusta.
Deme tiempo, estoy como si empezara el gimnasio después de pasar un año panza arriba jajaj

Liliana B dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.