13 de febrero de 2008

Itinerario



Comenzó una dieta y bajó diez kilos. Renovó el vestuario, contrató un personal trainner, se implantó senos, corrigió los muslos y afirmó sus glúteos. Se hizo un toque en la nariz, rellenó los labios y cambió el peinado.
Cuando fue a buscarlo,
él había cambiado la mirada.


*

Qué alegría vivir/ sintiéndose vivido.
Rendirme/ a la gran certidumbre, oscuramente, / de que otro ser, fuera de mí, muy lejos,/ me está viviendo.
[…]
Que hay otro ser, por el que miro el mundo,/ porque me está queriendo con sus ojos.
Qué alegría vivir. Pedro Salinas.

16 comentarios:

Estrella dijo...

Ah!! Esta poesía de Pedro Salines!
Cómo me gusta.

Una anécdota:
Una amiga me confesó un día que finalmente había decidido operarse. Que no,le decia yo, para qué, si sos tan linda. Cuando le contó la decisión a su hermana, ella le dijo: "Me parece perfecto, era hora de que te arreglaras esa nariz". Al rato, se lo cuenta a una íntima amiga, la que le dice: "Bieeen, te vas a sentir mucho mejor sin esas arrugas tan marcadas"... Y ella, en realidad, se quería operar los ojos, porque le molestaban sus párpados apenas caídos. Conclusión: no se operó nada; lo que lo demás veían en ella, ¡a ella no le molestaba!

Jotafrisco, la ira de Dios dijo...

Que venga conmigo.

Stella dijo...

Por ahi no es la intención del post. Pero a mi me hace pensar que a veces uno tarda tanto en decidir, que cuando se decidió, el tren ya pasó de largo!!

Condesa, esto necesitaba leer yo!
Graaaaaaaaaacias, ud no tiene idea de lo que hizo!

Besos enormes

Roedor dijo...

Si el que le cambió la mirada al quía fue el mismo cirujano plástico que le hizo todo el desastre a la dama, está todo bien.

Mickey dijo...

Para las/los que no la vieron, corran a alquilar la película coreana "El tiempo".

Lex dijo...

Pero al final no entiendo nada, Condesa, estuvo enferma, canceló el médico y pidió turno con un cirujano plástico?

Luigi dijo...

Beatriz Salomon se hizo todo eso y el marido cambió la mirada hacia otro... bulto!

La condesa sangrienta dijo...

Estre: excelente anécdota! algunas personas necesitan más un lifting en el ego .

Jota: usté es soldado de toda trinchera...

Stella: ¡llame ya, llame ya, llame ya!!

Roedor: parece que fue a otro cirujano que atiende por mutual.

Mickey: voy a googlear para ver de qué trata, gracias por el dato.

Lex: el orden es así: cancelé el turno, enfermé y ¡¡HOY FUI AL MÉDICO!! no me pida más por ahora.

¿se da cuenta Luigi? tras cornuda, operada!

De Lirium soy dijo...

...

adivinador dijo...

Muy hermoso, Condesa.

F e r n a n d o dijo...

...cambió la mirada y dijo: "Y vos quién sos?, te conozco?"

;)

Juan Gonzalez del Solar dijo...

Y la mirada nunca era la suya.

Besos muchos,

Juan

Koba dijo...

Obviamente el tipo no la reconoció.
Ok, hablamos de mujeres, pero ¿y los hombres? Hace unos días ví "In the Valley of Elah" con Jason Patric, nacido en el 66 como yo, pero operado hasta la manija, la cara parece salida de "Joe 90". Igual por ejemplo para Kiefer "Jack Bauer" Sutherland, ¿qué m... tienen en la cabeza?

Koba dijo...

Es verdad, la peli coreana "El Tiempo" es terrible, la cirugía estética llevada al extremo.

José Soriano dijo...

Chiquilla, Ud. y Estrella me emocionan con lo bonito y acertado de sus textos que reflejan su elección por lo natural.

Más aún, Usted me conmueve con la poesía que frecuenta. Es muy sentida y la más de las veces desconocida para mi.
Gracias otra vez, buscaré al Pedro Salinas en alguno de sus libros, me resisto esta vez a leerlo en la red.

El tema que toca me ha hecho huir más de una vez de alguna amiga desbocada, con nariz ajena, con sinuosidades juveniles en un envase que desprecian sin motivo.

Sinceramente me asustan las personas que están fascinadas con la mutilación ¿estética? aculturada.

Hace pocos años cuando recién llegamos a Buenos Aires, en el colegio amonestaron a una amiga medio marginal de mi hija mayor, que tenía 15 años y cuyos padres no podían defenderla.
El castigo le fue impuesto porque se había tatuado con un alfiler una estrella en la mano derecha.

La directora del colegio- esposa del dueño-con amaneradas expresiones suburbanas deseaba imponer a los padres y sobre todo a los chicos que toda la división tuviera clases especiales dadas por sicólogos acerca de la mutilación.

Carpe Diem, repetía en letanía, sin saber, sólo por que había visto la película.

No pude con mi genio y le pregunté delante de todos -incluyendo los alumnos y padres-, mirando sus partes operadas fija y expresivamente, si pensaba que el personal docente debía asistir a las mismas clases pues era mi opinión que daban mal ejemplo y encima lo negaban...
Inolvidable su cara de sorpresa y la enorme carcajada de algunas madres cómplices. No muchas.

Por supuesto que cambiamos a mi hija de colegio al finalizar el año.
fraterno
js

La condesa sangrienta dijo...

Lirio: (...)

Adivinador: es su mirada.

Pachu: lo mejor de este blog está en la contratapa.

Fer y Juan: ¿qué ves? ¿qué ves cuando me ves? cuando la mentira es la verdad... (Divididos)

Koba: creo que los peores son Michael Jackson y Mickey Rourke. Una verdadera caricatura de sí mismos.
Estuve googleando sobre El tiempo y parece muy buena la recomendación de nuestro Mickey sin cirugías!

José: Me encanta saber que le he contagiado un poco, mi gusto por la poesía. La pongo en pequeñas gotas para que puedan leer sin demora, en caso de que no guste, o para que se queden con ganas y curiosidad de ir a buscar más.
Su anécdota en el colegio merece aplausos de pie. Ud. es de los míos, yo tampoco hubiese dejado a mi hija en ese colegio.
beso enorme