9 de noviembre de 2009

Let Me Know The Way


Como copiloto soy un fracaso.
Si conduzco voy atenta, pero en el asiento del acompañante me dejo llevar y me distraigo. Así fue como en alguna oportunidad, dirigí nuestro camino a Villa María cuando el destino final era Alta Gracia.
Por suerte R. se avivó a tiempo.
Será porque los hombres han sido cazadores desde el Paleolítico y conservan esa marca original en el ADN, que necesitan hitos, señales y mapas para reconocer el territorio con facilidad.
Y el GPS es el mapa de los modernos pitecantropus que ya no necesitan ir marcando árboles y rocas para poder regresar.
Así, una gallega insoportable fue sustituida por la voz del gordo Casero en la tarea de señalarle a y asegurarle a R. un destino confiable.
Debo reconocer que no me entusiasman los gadgets, que no le encuentro demasiado sentido en lugares donde hay carteles indicadores o se puede preguntar y que me rompe soberanamente la paciencia que una voz obligue ‘a 300 metros gire a la derecha’ y me torture con un ‘recalculando’ si no se me cantó girar a la derecha.
Hasta los políticos se dan el lujo de virar a piaccere sin recalcular los costos.
El hecho es que el domingo pasado fuimos a Gessel, pero parece que el gordo le pasó la posta a la gallega quien nos llevó muy bien, por la zona que muy bien conocíamos y cuando decidimos volver, el moderno cazador conductor del vehículo, reprogramó el aparato con la dirección de nuestra casa.
No sé si la mina enloqueció o si los domingos se divierte a su manera, pero nos llevó por lugares desconocidos, feos, descampados y aunque parecíamos ir en dirección contraria a la ruta, R., que confía ciegamente en los instrumentos, afirmaba que, con seguridad, buscaba el camino más corto.
El camino más corto resultó ser una calle sin salida llena de basura.
Tuvimos que desandar lo andado y volver por donde habíamos venido pero, aún así, en la ruta y sin posibilidad de equivocar los carteles, la gallega nos mandaba para el lado contrario recalculando pal idem.
En la semana regresó Alfredo Casero y toda la familia en paz.
Será por esto de que los hombres son cazadores y aplican con más eficacia las estrategias de orientación, o será que la gallega con las coordenadas cambiadas y fiel al cliché de hombre cazador/mujer recolectora fijó nuestro destino en un basural.

..º..

Dos caminos se bifurcaban en un bosque y yo,/yo tomé el menos transitado,/y eso hizo toda la diferencia.
El camino no elegido. Robert Frost

31 comentarios:

T.M. dijo...

Que divertido Condesa!!!! perderse con el GPS o que este funcione mal, no se me hubiese ocurrido que pudiera suceder algo así. Claro, seguramente pensó que estaba al Norte del Ecuador, o quizás en Galicia, entonces lo que ud. debería haber hecho la traducción y listo. Un abrazo. T.M.

Mickey dijo...

Condesa, resisto esas tecnologías. No son para Argentina.

Tragicómico. El mismo día que balearon a Fernando Cáceres el google map me indicó pasar cerca de ahí a las 21:00 para ir al cumple de un parientito. Y, si no nos pasaba nada así, seguramente volveríamos esa ruta a las 3:00AM...

Lo mío no es la poesía. Pero ese poema de Frost merece ser leído entero.

De Lirium soy dijo...

Esa es la suerte de no tener auto y poder ir adonde se me canta y como se me canta jajá! Aunque sabemos que a veces solita y guiada por mi voz interior y en castellano rioplatense ando por caminos largos y sinuosos, pero ese es otro cantar, no?
Un beso, como siempre sus chispitas de humor me hacen reir y mucho.

Carlos G. dijo...

¿A quién se le ocurre preguntarle a una gayega cómo ir de Gesell a Mardel?
Por algo el gordo Casero se dedicó al humor...pero a veces se extralimita.

Alelí dijo...

Confieso Condesa que soy una atenta copiloto eso si, no siempre llevo al conductor al lugar deseado, pero bueno. Me acuerdo de un viaje que hice con 2 amigas, teníamos que ir a Bella Vista y terminamos en Rodriguez. Fue el viaje más divertido y desopilante de mi vida. Lloré de risa sin parar...

A veces no está mal perderse, no?

besos muchos!

Carlos, el otro dijo...

Lujosa su referencia a Robert Frost, Condesa.

Le mando un saludo.

Yoni Bigud dijo...

A mí de copiloto me pasa lo mismo que a usté. Me disperso. Pierdo el interés, y casi le digo que si nos perdemos, mucho mejor. Mándeme a la gallega.

Un saludo.

La condesa sangrienta dijo...

TM: tal cual. creo que la señorita pensó que estaba en otro lado y hacia allí nos dirigía.

Mickey: porque no están programadas con nuestras coordenadas?
Suelo poner sólo un par de versos para no cansar, pero de verdad que el poema está para leerlo completo.

Lirio: no se crea, eh? también me he desorientado yendo a pata. Beso, doña.

Carlos: y a quién se le ocurre llevarle el apunte sabiendo hacia qué lado hay que ir? jajja

Alelí: entonces no es tan atenta, querida! Con nafta en el tanque y sin apuro por llegar, no está tan malo perderse, no.

Carlos II: lujoso Frost ☺

Yoni: como copiloto, lo único que hago es apretar el freno!
Para allá marcha la gallega, reculando. Quiero decir, recalculando.

Luigi dijo...

Los verdaderos pilotos no le preguntan nada a nadie!

No confían en nadie, solo en la formula maravillosa de talento, sangre fria e instinto.

Tienen capacidad de analizar multiples datos y decidir, en un segundo, el movimiento exacto.




Y sino, se estrellan a toda velocidad, de frente, contra un muro (jajajajajajajaaja).

La condesa sangrienta dijo...

Claro querido, si los F1 son uniplaza y llevan al copiloto en el casco!
No les niego mérito, capacidad, precisión y talento hasta para hacerse puré, pero en el TC y en los rallys el piloto es imprescindible.
Por lo tanto, y como no entro en ninguna categoría, yo, soy absolutamente prescindible!
Beso

La herida de Paris dijo...

En mi caso funciona al revés. Soy un pésimo piloto, totalmente distraído, y mi mujer es un GPS sentado a mi lado, que por suerte no padece de galicismos y es mucho mas linda que el gordo Casero.
Saludos

La condesa sangrienta dijo...

Opi: yo soy tan linda como el gordo Casero y tan torpe como la gallega, así es que estoy salvada.
Digo, en caso de que el conde tenga que optar entre la belleza y la eficacia...!

Estrella dijo...

jaja! Esto es lo que tiene de bueno el blog. De un contratiempo, de una experiencia absurda, uno construye un relato como este. Me encantó!

Yo soy pésima copiloto. Y si voy manejando no me importa perderme, sé que algún día llegaré.

Me parece que tiene razón Mickey ¿o Carlos?: no es para nosotros!

brasil dijo...

Con todo respeto, el GPS es de esas tecnologías que en vez de satisfacer necesidades, las generan.

Los otros días le indico al padre de un compañero de mi hijo como venir a casa.

"Ruta 6 a Campana, cuando pasas el mojon del km xxx, sale una calle a 20 mts, doblás a la derecha 400 mts. La primer tranquera, casa bordo con techos negros y molino, es la mía"

O sea instrucciones a prueba de boludos. El fulano insistia que le diera no se que m... para poder venir con el GPS.

Occidente decae...

brasil dijo...

14

Mary Poppins dijo...

me encanta el GPS!!! es fundamental en mi vida lo uso hasta para ir a la cocina
:)

La condesa sangrienta dijo...

Estre: Con mis experiencias absurdas podría escribir una enciclopedia! jaj

Brasil: Occidente decae y terminaremos guiándonos por las estrellas como los orientales.

Brasil: borracho...

Mary: claro!!! es por eso que me pierdo en la cocina, necesito un GPS ¿Vendrá alguno con la voz de Martiniano Molina?

De Lirium soy dijo...

Condesa: usté me desorienta. Creí que era jefa de prensa de Narda Lepes y ahora me sale con el Martiniano... Ya me parecía sí, que para entenderla a usté hay que comprarse un GPS.
Beso. Cuando me pase una receta de pasteles de chocolate con gusto le haré un convite.

Venga acérquese al fogón
la covacha está que arde
las gatas se rebelaron
yo me levanté re tarde
la Pirinchi tiene pulgas
y esto ya es un desmadre!

Ajajás! a que no sabe a quién imito? Mejor ni decirlo, por si las moscas, no?

Besos
Mañana otro día será,
se nota que estoy al gas?

Un gramo de locura dijo...

Si hay algo que no puedo entender es el uso indiscriminado de ese aparato, hay quienes lo usan para ir al trabajo, al kiosco,a lugares que frecuentan...el dia de mañana lo van a tener que usar hasta para tener sexo ¡¡¡
besos

Barbie, como él me llama dijo...

jejeje.. yo de copiloto siempre me hago la que no sé.. asi el piloto no me culpa de nada despues...jejejej
ijole mi condesa.. pero despues de todo, te quedo este post divertido.. jejeje
besitos enmielados

Barbie, como él me llama dijo...

aahahahahaha.. se me olvidaba... wow.. no sabia que Lirium hiciera poesiaaaaa..wow..!!!
me he quedado boqueabierta..
niña Lirium.. felicitaciones.. de pie aplaudo a tan bello verso..
relujo que ese poemita
besitos

La condesa sangrienta dijo...

Lirio: yo voy acompañada de un manual explicativo y un GPS, pero le cuento que si debo perderme, prefiero hacerlo con Martiniano y no con Narda.
(nada de chocolate, señora, el día de la tradición requiere pastelitos de dulce de membrillo!)

1gr: ¿que no? ando navegando por tantos lados que no recuerdo dónde ví una lucecita que se utiliza para poder practicar sexo oral a giorno y sin equivocar el camino... (se cuelga de la oreja como los micrófonos que se usan ahora).
calate ésta

Barbie: y bueno, a la larga, esos contratiempos quedan como divertidas anécdotas.
Sí, la Liriete dibuja, pinta, hace poesía, danza, teatro y crochet pero de pastelería nada, eh?

La condesa sangrienta dijo...

hice mal el vínculo.
http://www.noticiasdot.com/publicaciones/gadgetmania/2009/11/10/garmin-cityxplorer-navegacion-paso-a-paso-por-cualquier-ciudad/#more-13070

Caia dijo...

Soy un excelente copiloto, de acuerdo a lo demostrado el último año y medio en que con OF hicimos varios viajecitos, el más largo a San Martín de los Andes. OF es un desastre en orientación, se pierde hasta en el patio de su casa. Así que ahí salió la Caia salvadora dirigiendonos hacia el destino correcto.. Lástima que solo oriento viajes, en cuanto a mi vida soy un desastre.. snif..
ah, odio los GPS, a pesar de que mis días son todo tecnología.
Un beso, Condesa.

La condesa sangrienta dijo...

Caia: de acuerdo a lo que he leído más arriba, parece que la fórmula es
desorientado + orientado= feliz destino.
En la calle, tal vez sirva un GPS; en la vida, es probable que necesite encontrar un orientado que la conduzca mejor ;0)
beso

filo dijo...

Soy de las que anda por la vida perdiendose, me pierdo en ciudades grandes en ciudades chicas, en un plano marco el norte y es el sur, una verdadera pesadilla como co-piloto. Pero por la ley de la compensación tengo una hija que estudia una carrera donde la geografía y el estudio cartográfico es vital, y mi otra hija que pintaba parecida a la madre demostró ser una experimentada en el arte de leer mapas, hace poquito me tuvo de hija guiandome por sitios deslumbrantes.
Medio perdida en Frankfurt, ante una oleada de gente que iba por su valija dos desorientadas buscaban en el lugar equivocado,la otra perdida iba a la Feria a llevar su proyecto y adivine cómo se llamaba el proyecto.? Mapas para perderse!!!,
Por supuesto que empezamos a charlar y a la hora nuestras valijas en otra! cinta aclamaban por las despistadas...
Un Gps haría estragos en mi cabeza trastocada.jaja besos amiga!

Koba dijo...

Condesa, también qué ocurrencia usar GPS para ir a Gesell ¡desde MDQ! Lo más sencillo que puede haber.

Koba dijo...

Recién me avivo que moderás comentarios. Me alegro, muy inteligente de tu parte. Saludosss!!

La condesa sangrienta dijo...

Filo: pero perderse en Frankfurt es una topetitud total!
Ante la gran cantidad de quejas por pérdida de equipaje, es la 1ra. vez que me entero de dos maletas que buscan a sus dueñas.
Beso amiga y muy lindo detalle la Moleskine para EEP.

Koba: sencillo e innecesario, pero el cazador estaba probando el instrumental, que puede fallar (como decía Tu Sam) y, de hecho, falló.
(Efecto inteligente por causa poco inteligente... u know).

Anónimo dijo...

Amiga de tantos caminos recorridos, sólo tendrá que embarcarse en un proyecto como el de ..mientras tango.. y una MLK la estará esperando. Besos para ud.

La condesa sangrienta dijo...

Filo: lo veo difícil, pero me pareció muy oportuno y merecido el mimo hacia el amigo escritor.
beso, amiga.