18 de diciembre de 2009

Cuestión De Pe$o


.
Mientras tomo café con unas galletitas de limón, el hijo de Cormillot pone huevos en una canasta.
Cada huevo equivale a 80 calorías que va contabilizando en el menú de Navidad.
Una copa de champagne, ensalada Waldorf, Vitel Thoné, pavo, turrones, budines, frutas secas…
Mierda, todavía no habló de postre y ya tiene como 30.
¿Hace falta?
La publicidad te ceba con mil exquisiteces multicalóricas dispuestas sobre la mesa de una familia numerosa y feliz para que salgas a comprar pan dulce, bebidas, golosinas, mayonesas y ‘llames ya’ por un cardio twister, un elliptical trainer o unas sandalias que adelgazan.
Los mensajes son contradictorios y mentirosos
¿O acaso podrías tener una Feliz Navidad pensando que te cargarás 5000 calorías en una noche o escalando el Everest en la soledad de tu cuarto?
La celebración no pasa por la comida sino por la mesa que reúne y concilia.

Por lo demás, ya te dije, en Diciembre ni balances ni balanzas.

..º..

Budín Navideño
Al comerlo, tenga cuidado de no atragantarse con alguna Sagrada Reliquia escondida en él.
Apuntes de Cocina. Leonardo da Vinci

22 comentarios:

Yoni Bigud dijo...

Salud!!!

Yo no me peso, y vivo feliz.

Un saludo.

Mary Poppins dijo...

Tírele los huevos esos por la cabeza al hijo de Cormillot

Un beso

Mary Poppins dijo...

ay Conde me dio hambre :(

Estrella dijo...

Es así, uff!

Cafecito con galletita de limón, como a Mary P., me dio hambre. Voy en busca de.

Mickey dijo...

Condesa, en la LALECK (Liga Argentina de Luchadores Eternos contra los Kilos) estamos recalientes con que haya sacado este tema tan temprano.

Creemos en la institución que esta angustia debe ser enfrentada no mas de 48 horas antes de la cena navideña.

Le recuerdo que muchos de nosotros nos jugamos el éxito (generalmente escaso) de nuestro esfuerzo anual en esa fatídica semana.

Si zarpamos, y nos agarra la ola del veraneo, por ejemplo en su ciudad, terminamos relajados meta birra, rabas, helado, y las fantásticas medialunas.
Movimiento que no se detiene a la vuelta.
Reconozca que la misma Ruta 2 es un atentado hipercalórico. Y como llegamosc cansados y tarde, encaramos unos sandwiches de miga en El Greco, y ya que estamos una porcioncita de torta...

El próximo año, no sea insensible al dolor ajeno.
La dejo.
Me voy a comprar unos bcaditos al Mercado del Progreso.

Carlos, el real académico dijo...

¡Que boquita Condesa!

La condesa sangrienta dijo...

Yoni: ...y se toma el recreíto de los viernes!

Mary: ay, no me haga hablar...

Estre: claro! todo el año es Navidad.

Mickey: jajajj ¡pero yo no empecé! Como el viejo no logró adelgazar a su propia hija ahora se venga en su hijo que nos amarga la cena de navidad 10 días antes.
Y como adhiero a las causas perdidas...hágame socia del LALECK, quiere?

Carlos académico: le avisé que soy boca sucia! (y estoy muy controlada aquí) beso.

Alelí dijo...

Como Yoni, no me peso y soy feliz. Igual este año particualarmente engorde unos kiletes y parece que quieren quedarse...eso no me gusta mucho pero tampoco hago nada para que se vayan. Asi estamos, mientras sigo disfrutando...

besos

Carlos G. dijo...

Hay algo peor que comer y sumar tantas calorías: hacerlo con culpa.
Relájate y goza!
Buen fin de semana para todos!

La condesa sangrienta dijo...

Alelí: y este fin de semana lluvioso no da para comenzar la dieta no?

Carlos G: lo peor es estar comiendo sin pensar en la culpa justo cuando a alguien se le ocurre contar calorías frente a nuestras narices.
Buen fin de semana,vermouth con papas fritas y good show!

Joaquin dijo...

Hola qué tal? estuve viendo algunas cosas en tu blog. Trabajo con posicionamiendo web y tengo una propuesta de publicidad : 50 euros cada mes por incertar pequeños links de nuestros anunciantes. Son 50 euros mensuales para cada blog que se registre con nosotros.Es compatible con publicidad de google-
Saludos -comunicate-

T.M. dijo...

Condesa, olvídese de los kilos y agarre nomás, la propuesta de Joaquín. Que le parece? mientras tanto podrían pasarme unos kilitos como para rellenar mi triste y lánguida Navidad. Abrazos.

La condesa sangrienta dijo...

Hola Joaquín!

TM: ¿a ud. le parece? ¡a cuántas les dirá lo mismo Joaquín!

La herida de Paris dijo...

Este Leonardo estaba en todas.
Seguro que dicho pensamiento se le ocurrió en la corte de Ludovico el Moro, en Milano, capital mundial del "panettone".
Saludos.

Mickey dijo...

Condesa, el carnet está en marcha.

Eso sí, le recuerdo que la joda tiene poco lugar entre nuestra gente.
Sobre todo, el capítulo argentino es muy castigado.
No sé si observó que localmente, la única forma de reunión de camaradería que concebimos es una comida, cargada de calorías.
Bueno, la LALECK, obvio, no admite esas cosas.
No se pasa el límite de la tostada con Mendicrim (0, off course), alguna gaseosa light; y cuando andamos muy alocados, un postre tipo yogurt Dahi con frutas.

El principio, muy alejado del sadismo cormilloteano, es:
"No contamos las calorías, pero evitamos comerlas."

Koba dijo...

Para mí es un bolazo, ¡no pueden tener tantas calorías las cosas más ricas! Coincido con Carlos G., hay que comer sin culpa.

La condesa sangrienta dijo...

Opi: así es. De la época de Ludovico Sforza en Milano, son estos maravillosos Apuntes de cocina que hacía rato no traía por aquí.

Mickey: Los argentinos celebramos con comida hasta el dejar de comer!
¿los carnets vienen en tamaño XL o esperan que el socio adelgace para poner la foto?

Koba: como dice la Chiqui, todo lo que nos gusta engorda, hace mal o es pecado.
Y como en el pecado está la penitencia, la gula se paga con calorías.
Pero sin culpa no hay pecado y sin arrepentimiento no hay perdón.
¿en qué estábamos? ah, sí... a comerlaaaaaaaaaaa

Mickey dijo...

Condesa, por obvias razones, preferimos la huella digital solamente.

La condesa sangrienta dijo...

...que por supuesto no habrá de ser la del dedo gordo!

Mickey dijo...

Consideramos esa forma vulgar de denominar al dedo pulgar abiertamente discriminatoria.
Cuidado Condesa, Morgado la observa!

La condesa sangrienta dijo...

¡Cierto que a Morgado lo mandaron con la música a otra parte!

Koba dijo...

¡Morgado! ¡Qué país generoso!