13 de marzo de 2010

Hace Ruido El Amor


En el último escalón de la escala animal visible y conocida, ubico a los insectos.
No le temo a ninguno pero me crispan las invasiones de cualquier naturaleza y el tiempo de calores, ventanas y puertas abiertas propicia la entrada de mosquitos zancudos de patas frágiles, mariposas de alas marrones que se estrellan sobre las lámparas con un tac tac seco y tantos otros bichos conocidos de nombre desconocido que la sabiduría popular rebautiza por sobre la Biblia de Dos Santos Lara.

Así por ejemplo el ‘tatadiós’ que despedí sin remordimientos entre nubes de insecticida.
Después supe por Mary que “ el macho es capaz de perder la cabeza por amor […] la hembra puede devorarlo antes, durante o después del apareamiento. El primer bocado es la cabeza y, muchas veces, el macho decapitado puede seguir copulando”.
Pero ya era tarde.
Había ajusticiado a un amante valiente de manera indigna.

Hace un par de días, un grillo se instaló en casa.
Protegido por la afirmación de que trae suerte o plata, su chirrido amortiguado por los auriculares, acompañó mis madrugadas.
Abusando de su buena fortuna invitó a un par de amigos con los que formó una suerte de Coro Kennedy descontrolado y atronador.
A riesgo de quedar sorda, subía el volumen de la música pero a R. se le hacía imposible conciliar el sueño así es que, aerosol en mano, fue rociando todos los rincones.

Espantoso;
escuché agonizar un insecto.
El chirrido fue haciéndose más débil hasta apagarse definitivamente y ahora leo que el macho produce el sonido frotando las alas delanteras para atraer a la hembra.
Otro amante condenado a muerte y nosotros, sus verdugos.
Hasta el amor más pequeño hace ruido, no debería olvidar eso.

..º..


¿ O es que en mi nueva condición de grillo/ veo todo a lo grillo esta mañana?
Conrado Nalé Roxlo

20 comentarios:

Estrella dijo...

¿Este es un post de disculpa para el pobre grillo? Y bue, en una de esas, el bicho está en un mejor mundo.
En mi casa no hay mosquiteros, así que convivimos en dulce montón con todo lo que usted nombra: mosquitos, mariposas marrones, polillas minúsculas. Estoy deseando un poco de frío para poder cerrar las ventanas.

Los mosquitos andan muy descarados últimamente.

Anónimo dijo...

no se porque sera pero ultimamente entran muchos bichos en mi casa, langostas, mariposas, chinches verdes...chicharras.. y los mato con mucho placer

T.M. dijo...

MY GOD!!! por suerte tengo a Wendy que se la pasa cazando, bicho que entra termina en sus garras y si se salva, los agarra Peter. No me dan tiempo siquiera para analizar los sonidos del amor, solo el ronroneo de ellos dos que ya es bastante.Un abrazo Condesa y busquese UN GATO que le soluciona todo.

La condesa sangrienta dijo...

Estre: anoche hubo invasión de mosquitos por aquí, pero de esos no me arrepiento.

Anónimo: en mi casa también entran muchos bichos pero si los mato a todos, voy en cana.

TM: ¿como los de Ricardo Fort? no, por favor!

De Lirium soy dijo...

Condesi: hermoso post para confesar su genocidio bicheril.
Ayer no escuché otra cosa en la calle que hablar de esta invasión.
Por suerte a mi covacha no vinieron. Será que yo misma soy una plaga y entonces ya no entraba uno más? jajá!
Menos mal porque Titi hubiera corrido a meterse debajo de la cama y Piri hubiera hecho desastres sin cazar uno. Así son mis gatosas, quevachaché!
beso.

Caia dijo...

:) no hay piedad en el amor?
Por aquí andan tacuaritas, esas langostitas verdes que de chica gustaba poner enfrentadas, cabeza contra cabeza, verlas luchar y como una decapitaba a la otra.
No mercy! Cuestión de supervivencia.
Besos!

La condesa sangrienta dijo...

De Lirium: con el frío que está haciendo ahora, me parece que desaparecerán los bichos y sus gatitas saldrán debajo de la cama para meterse adentro!

Caia: y despuès dicen que el amor siempre triunfa, vió?

Yoni Bigud dijo...

Cualquier amante que se precie sabe que en su futuro puede haber -perfectamente- un final indigno.

No se castigue.

Un saludo.

La condesa sangrienta dijo...

Me quedo más tranquila Yoni. De cualquier manera, habrá que cuidarse de no hacer tanto ruido con las alas,je.

La herida de Paris dijo...

No amo a los animales en ninguna de sus formas o tamaños. Seré despiadado, pero al menos no discrimino.
Saludos.

conocido de la vida dijo...

Condesa, estuve por sus pagos este fin de semana y me maataron los mosquitos, ahora... de amor, nada.

Mary Poppins dijo...

Mi casa se llena de grillos en el verano pero no me molestan demasiado

Lo peor un mosquito cuando se intenta dormir, no?

La condesa sangrienta dijo...

Opi: a mí me simpatizan algunos, otros me producen asco y otros molestia ¿eso es discriminar?

Conocido: pucha che, se hubiese quedado un día más ¡no sabe qué lindo fresquete para hacer cucharita!

Mary: ¿adentro? porque más de un grillo dentro de la casa resulta ensordecedor.
Y un mosquito que de repente deja de zumbar, es lo peor de lo peor cuando se intenta dormir.

La herida de Paris dijo...

No, claro que no, era un intento de ironía lo mio.
Quise decir que tengo mala relación con el reino animal en general (humanos excluídos), pero que al menos el lado positivo es que no me podrán acusar de discriminador.
Saludos.

La condesa sangrienta dijo...

Opi: había entendido, no te preocupes. Es que me causa mucha gracia tu declaración, que ya había leído anteriormente.
Sos la 1ra. persona que conozco que se anima a expresar en voz alta su desamor por todo bicho que camina!
beso

brasil mouse dijo...

Tengo una ratita que se ha aquerenciado desde que comenzamos a darle veneno. Cada vez quiere más, se lo termina más rápido, y se vuelve más audaz. Ahora sale a comer mientras desayuno...

La ratita -animalito de Dios- va a terminar matándome. Luego del suceso de diciembre, quede tildado, y semiduermo con una semiautomática en la mesa de luz, con el cajon semiabierto

Anoche 3.30 se sintió el estallido de algo en la cocina. Me levanté al galope, dormido y con el arma en la mano. Llegué a la cocina y se había caido un plato del secaidems.....

Me quedé despierto, tomando irremediablamente mate. Cada tanto el bicho salía a comer. Solo la integridad psíquica de mis niños me impidió vaciarle el cargador.

Ya no se quien es la rata de los dos

Franz Kafka dijo...

Que grande que es Brasil. Su comment es genial.

Caia dijo...

interesante lo de "quien es la rata de los dos" de Brasil, Countess, se nos descontroló por ahí? Cuente.

La condesa sangrienta dijo...

Brasil: Aquellos que una noche se llevaron su sueño y hacen que se sienta una rata, son las verdaderas ratas.
Seguramente ud. se parece más a la que resiste con audacia en la cocina que a esas otras.
Un abrazo.

Franz: genial y conmovedor a pesar de contarlo si dramatismo.

Caia: jajja no creo haber perdido el control y menos en casa ajena!

dondelohabredejado dijo...

Ja ja ja ja Ahora al leer recuerdo este grillicidio.
Será que los amantes muy ruidosos no tienen buen final?
Que en paz descanse, en el cielo de los grillos.
Besitos.