26 de julio de 2010

Here I Am


Con el tiempo, dejaron de buscarlo y pensar en él.
Es que tanto le pesó la soledad, que a nadie se le ocurrió mirar debajo.

..º..

13 comentarios:

La condesa sangrienta dijo...

¡gracias! un beso (u know)

Mickey dijo...

Condesa, creo haberle comentado (por momentos, siento que le comenté todo!) que soy de los que creen que la soledad no es ningún peso.
Es un estado, que nos toca. Generalmente a consecuencia de alguna acción nuestra. Muy apto para reflexionar.

Ah, y no soborne repartiendo besos!!!!!

dondelohabredejado dijo...

Qué triste. Y él, los había mirado?
Besos.

dondelohabredejado dijo...

Creo que la soledad elegida no pesa. Esa soledad que no excluye los tiempos con los otros, el compartir, el vivir el afecto profundamente, el crecer en los vínculos que nutren.
Esa soledad se disfruta muchísimo.
Pero existe otra soledad que debe ser terrible. La de los que están aislados, o rodeados de gente pero sin comunicación verdadera. Esa sí que es triste y pesa.

Alelí dijo...

ufffff

que pena que no buscaran más cerca, que pena que la soledad en este caso le impidiera agitar la mano.

beso beso

La condesa sangrienta dijo...

Mickey: creo que también yo he comentado todo, entre ello, mi afición por la soledad.
Pero hay soledades que se eligen, otras que se padecen, otras que se exhiben como medallas de martirologio y otras que revolean el poncho!
(no soborno, che, estaba agradeciendo un piropo!)

Marina: creo que no, estaba demasiado ensimismado.

Marina II: (parece el nombre de un barco pesquero, ja) a esa soledad me refería, a la que se sufre pero al mismo tiempo rechaza la compañía.

Alelí: cuando la mano se esconde, no es fácil verla ni de cerca.

Mickey dijo...

Condesa, justamente, creo que la soledad "no elegida" (Copyright Dondelohabredejado Inc.) debería ser la que más ayuda a reflexionar.
Ah, y la del "martirologio" (Copyright Retecarotida Inc.) no es soledad. Al menos, varias veces he sido invitado. Como auditorio, es claro...

Lo de los besos me hizo pensar mal.
Por un momento se me ocurrió que era parte del lanzamiento de "Condesa 2011".
Mi voto asegurado!

De Lirium soy dijo...

Estas son las ocasiones en que me digo: "por qué no entré antes"... es que se me acumularon posts y...

- FELIZ DÍA DEL AMIGO, CONDESA! Y ya sabe que es relevante para mí.
Excelente fotografía de Battiston, y gracias por el link, no lo conocía y su galería me encantó.

- HORMIGUITAS: imagino que no será usted quien anda matando a ESTAS HORMIGUITAS ♪ todas chuequitas? :)
Cierto es que no las tengo deambulando por aquí, pero amo a las hormigas, quizás porque mis dos primeros personajes en teatro (callejero y a la italiana) fueron hormigas jajás!
(Ufaaa, lo malo de la moderación es que vaya a saber cuándo me enteraré de que el link está mal jajá)

- HERE I AM... terrible esa soledad de la que habla.
Muy buena la fotografía, y el tema de The Calling: wowww! excelente... y sí, "me pegó".

Un abrazo y buena semana Condesa.
Volveré y seré Liriete, o Pascuala (ahora también asi me llaman) o Paper Cut.

La herida de Paris dijo...

El consuelo es que la soledad nunca es absoluta. Como le dijo Mónica a Agustín antes de morir, cuando este sufría or que su madre moriría lejos de su tierra.

"Nada hay lejos para Dios, ni hay que temer que ignore al fin del mundo el lugar donde estoy para resucitarme".

Aun debajo de las piedras.

Saludos.

mary poppins dijo...

si dejaron de pensar(lo), dejaron de mirarlo, debajo u arriba

triste.

La condesa sangrienta dijo...

Mickey: la soledad no elegida que no reflexiona sobre tal: ése es el punto; la causa no son los otros.
Y de la otra... quién no ha sido obligado testigo alguna vez!?
No piense mal de los besos, en todo caso piense mal de una posible postulación!

Lirio: todos los días lo son, así que ¡felicidades! Battiston también escribe y puede encontrarlo en http://unextrano.wordpress.com/
¡gracias por la canción! no la conocía, es hermosa.
Esa soledad es terrible porque no entiende dónde comienza.
¿Pascuala? eso es nuevo para mí, usté es la papercut, qué jorobar.
Un beso

Opi: claro que no, por eso me enoja quienes hacen de ella una bandera. Ya sabemos que las grandes rocas se mueven, pero nosotros debemos dar el primer paso.

Mary: dejar de pensar en el otro, eso es el olvido.
tristísimo.

Estrella dijo...

Triste, sí. Los peligros de las soledades, que a veces son encantadoras. ¿O no?

La condesa sangrienta dijo...

Estre: como dijo don Lope de Vega

A mis soledades voy,
de mis soledades vengo,
porque para andar conmigo
me bastan mis pensamientos.