18 de abril de 2012

Ando Sola En Una Multitud De Amores

(◘)

Detesto las multitudes y le escapo a su desordenada prepotencia porque me perturba la posibilidad de que esa energía concentrada se desate y me lleve a destinos indeseados, dejándome abandonada en alguna sucia orilla.
La oscuridad me desalienta y la urgencia me frustra cuando no nacen de una amorosa necesidad, porque yo quiero elegir y decidir el tiempo y el número plural con absoluta libertad.
No entiendo la soledad ni el éxito como una sumatoria de personas, tanto menos si dependen de un contador virtual a pie de página o de un pajarito azul que se ufana de la bandada que lo sigue.
Reconozco que mi conducta puede resultar antipática y comprendo a quienes hacen tal lectura, pero no soy caprichosa, soy tan sólo una sociable solitaria que necesita espacios amplios y luminosos para poder encontrar los afectos de un vistazo.
Así en la vida, en el blog y en twitter, donde mi número de seguidores sigue siendo ridículamente escaso ¡Ja!

..º..

Tengo una soledad /tan concurrida /que puedo organizarla /como una procesión /por colores /tamaños /y promesas /por época /por tacto /y por sabor.
Rostro de vos. Mario Benedetti



25 comentarios:

Mary poppins dijo...

No se queje doña!
A mi no me sigue ni el cocorastuti
Beso

La condesa sangrienta dijo...

jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajajjjajajajaj Mary!! si no me estoy quejando!

beso grande

Alelí dijo...

tengo una política similar.
para recibir como para ir a otros espacios.
digo lo que me parece o no digo nada, prefiero el silencio y llenar de palabras vacías este espacio o cualquier otro.

beso grande

VER (VACACIONES EN ROMA) dijo...

Se da cuenta...?? a los anònimos no les sucede nada de eso, porque nadie los puede visitar.

" ridiculamente escaso " y..?? prefiero poco y bueno a mucho y malo, al menos yo cuando tengo ganas lo cierro, cuando tengo ganas escribo y cuando puedo, la vida tiene demasiadas cosas a las que estamos comprometidos, porque hemos firmado y tenemos contratos de lo que sea, esto no debe ser una obligaciòn, pasa por el placer de comunicar con otros, si se convierte en obligaciòn deja de ser placentero, todo aquello que se hace en forma forzada u obligada termina molestando.

Y ahora me voy, hasta luego.


Le mando abrazo grande.

Rob K dijo...

En estas cuestiones (y en muchas otras): calidad antes que cantidad. (Y los contadores, tan lejos como se pueda...)

Salut, Condesa.

Betina Z dijo...

A mí, sentirme parte de ciertas multitudes en ciertas ocasiones me emociona mucho, he vivido experiencias colectivas muy hermosas; pero reconozco que a veces también me intimida que "esa energía concentrada se desate" y me lleve quién sabe dónde (y con los años, más pior...).
Con respecto a las multitudes virtuales, coincido plenamente: nunca entendí qué gracia tiene tener quichicientos "amigos" en FB o en twitter, ¿qué significa eso? ¿qué me aporta?...
Hace poco tiempo que debuté como bloguera, y sería necio no admitir que me da mucho gusto que lo que publico se lea (para algo abro un blog); pero con respecto a los comentarios, lo que más me importa no es que sean muchos sino que no estén escritos porque sí- por decir algo- y, mucho menos, por "obligación".

Así que ya sabe: aquí o en mi casa nos podemos encontrar tranquilas, con buena luz y sin apretujones. Qué bueno!

Le mando un beso

Caia dijo...

Qué mal por la Poppins, el comentario sobre Coco me resulta despectivo, no lo esperaba de ella.
Creo que no pasa por antipatía o no seguir uno u otro blog o comentar en uno u otro blog, creo que pasa por otro lado.
Y los espacios amplios y luminosos, a veces, pueden ser un engaño, atarse a un estereotipo puede no ser bueno.
A veces también, estimada, siento que usted es más ingenua de lo que parece.
Saludo, y vió que no soy de las que comentan a los que le comentan?. Tampoco de las que compran espejitos de colores. Usted?

La condesa sangrienta dijo...

Alelí: Onetti dice que 'Las únicas palabras que merecen existir son las palabras mejores que el silencio'. Saber callarse también es un arte, no?
Beso

VeR: ¡sííí! ridículamente escaso! Aunque no tan ridículo como esos que piden followers para llegar a tal o cual número. Me divierte eso.
Obviamente, yo prefiero bueno, y si es mucho, mejor todavía. Pasa que es difícil determinarlo en una multitud.
Un abrazo

Sí Rob, calidad y calidez que ojalá fuera en cantidad (y a los contadores también se les puede trampear, no hay que creer en ellos). un beso

Betina Z: es cierto eso, hay experiencias colectivas (religiosas, artísticas, deportivas, solidarias)que son muy hermosas, pero ud. entendió que mi tema pasa por otro lado.
Me abruma la multitud y esa compulsión, que ahora veo trasladada al mundo virtual. Ud. debutó como bloguera y yo en twitter, donde se libra una feroz competencia de egos. Yo no soy ninguna violeta, pero las estrellas de Favstar no son mi máxima aspiración en la vida.
Nos desescribimos aquí o en su casa, con buena luz, un rico té, lindas tacitas y galletitas de limón.
Un beso

Caia: No sé qué esperaba ud. de Mary pero, en realidad, habría que preguntarle a Coco si a él le pareció despectivo el comentario.
No creo que se lo tome a la tremenda porque sabe bien que Mary no es despectiva con nadie. Ella anda de mudanza, sin pc. y tal vez no se expresó bien desde la incomodidad de un smartphone. Además, muchas veces Coco ha hecho comentarios irónicos y ninguno lo retó a duelo (pregúntele sino, cómo fueron sus primeros pasos en Rete Carótida).
Supongo que cada cual tiene un criterio para responder: por simpatía, por amistad, por solidaridad, por aburrimiento, por reconocimiento, por identificación, por divergencia, por figuración, etc. También los motivos para no hacerlo son muchos: por falta de tiempo, problemas personales, cansancio, etc.
No sé si estoy atada a un estereotipo o si mi espíritu busca en los espacios amplios y luminosos una ilusión de libertad, una línea de fuga. Ya he dicho largamente en varios posts, que tengo un espíritu minimalista, que mi blog y mi casa tienen paredes blancas, ventanas y puertas abiertas. Los espacios chicos me ahogan, la oscuridad me deprime y eso, en el post, se homologaba con la multitud que asfixia y ciega.
Creo que soy más boluda que ingenua, porque suelo comprar espejitos de colores a sabiendas, sólo porque la felicidad que me da verlos, los convierte automáticamente en joyas.
Ah… y yo también suelo comentar a quienes no me comentan (Luigi, Samurai Jack y El escritor portátil, sólo por mencionar a los que conoce).
Le mando un beso, que esté bien

VER (VACACIONES EN ROMA) dijo...

Condesa

Poco bueno puede salir en reflexionar a estas horas de la mañana, pero segùn mi criterio, los espejitos de colores no son el problema, no es que sean de colores, el problema es el espejo en sì, por lo que refleja.

Se puede comprar, si nos resultan funcionales a nuestra vida, nos gratifican, dan bienestar,placer, no lastiman, para làgrimas y dolores de estomago ya tenemos demasiado...

Tambièn la luz puede afectar a los que trabajan en las sombras (no los del subte ) como los vampiros... que no pueden ver la luz del dìa, no soportan la realidad que les golpea la cara, realidades dificiles de aceptar.


Hace un tiempo dije que las multitudes me terminan molestando, ya no voy a lugares donde la gente està agolpada y si es un recital no me ando haciendo la adolescente y metièndome en un campo, prefiero verlo comodamente desde un buen lugar y sentada.

Y mire... las estadìsticas y esas cosas, yo al menos ya tengo suficiente con mi trabajo, si ademàs eso uno lo va llevar a este terreno, bueno...evidentemente es porque estamos de garpe total y no hay nada para hacer, que le puedo decir.!!!


Y ahora me voy, no a comprar espejito de colores, me voy a comprar una articulaciòn de fèmur que es màs importante.


Le mando un abrazo grande y siga siendo usted que le sale bien.

conocido de la vida dijo...

Yo tampoco soy de los que andan entre multitudes, con repecto a los blogs, sólo me siento bien en este, me gusta la onda, la educación y los temas que propone.
Y cuando no tengo nada que decir, callo.
Para romper el silencio, hay que mejorarlo.

La condesa sangrienta dijo...

VeR: el problema siempre somos nosotros, la manera en cómo vemos las cosas y qué queremos comprar.
Los espejitos de colores bien pueden presentarse como un caleidoscopio que va cambiando el dibujo según lo movemos.
Y como dijo Borges "Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.”

La condesa sangrienta dijo...

Gracias José, un beso enorme

Betina Z dijo...

Será porque soy novata en esto, pero me divierte saber que alguien en Angola, Rusia o Antioquía anduvo por mi blog. Más me divierte ver las "palabras clave de búsqueda" y comprobar que alguno, buscando "bomberos + servicio+ homenaje" haya tenido la mala suerte de dar con mi entrada irreverente, con Sandro de fondo.

Sospecho que también se puede trampear con esto y que alguien entre como andaluz... desde su casa en Villa Ballester. Pero algunos espejitos de colores me pueden... (se ve que lo mío no son las joyas :)

Beso

Cocorastuti dijo...

Querida Hazel: le agradecería que, ni por error, malinterprete las casuales palabras de una de mis miles de admiradoras: la Sra. Poppins, que siempre me rindió una episcopal devoción, nunca maculada por la menor pizca de tibieza.

En general, me aman demasiado.

En realidad, estoy algo fatigado de tanto éxito, me haría falta un poco de fracaso, para variar, ¿vió...?.
El éxito, a la larga, cansa.

Cuento con su enorme amistad, que ya es, por tiempo y metafísico espacio, una prueba indubitable de sensato amor.

Ya sabe que yo no soy sólo una cara bonita.
Usted me conoce bien, sabe la magnitud de mi extraordinaria inteligencia, mis inmarcesibles belleza y simpatía y la persistencia de mi proverbial humildad.

Siempre suyo.

Cocorastuti.

La condesa sangrienta dijo...

Betina: y no quiera imaginar cuánto me divertí la vez que unas monjitas Adoratrices del Espíritu Santo entraron desde Roma y aterrizaron en mi personal 'Liturgia de las horas' o que mujeres+putas+mar del plata fueran palabras clave para llegar a mi blog...!
Porque de eso se trata, de divertirse. Éste no es un blog político, ni periodístico, ni pedagógico, es un lugar de encuentro para pasarla bien. No importa si somos muchos o pocos.
Un beso.

Coco: me alegra saber que no interpretó mal las palabras de Mary (tampoco yo). Ud. sabe que la fama tiene un alto costo y la inteligencia, su precio. Ni hablar de su belleza, simpatía y proverbial humildad. Me animo a sumarle su verba florida que mezcla violetas con orquídeas, malvones con tulipanes y cactus con azares para decirle que, en medio de todo esto, los equívocos, como hierba mala, pueden hacerse un lugarcito y mejor desmalezar rápido.
Pero como no soy muy buena jardinera, a usté lo quiero así, como es, con su corazón desnudo sobre un césped suave recién cortado.
Hazel

Mickey dijo...

Condesa, esa categoría "sociable solitaria" no sé porque me trajo a la mente a Robinson Crusoe. Al que después le cayó Viernes. Y como el mundo es un pañuelo, hoy también nos cayó Viernes....

La espero en twitter. tengo pendiente los #FF.
Otro Viernes! A cuento del post anterior, cuál será el número???

brasil dijo...

Buenas....

La condesa sangrienta dijo...

Mickey: Ya iré a visitarlo ¿todavía anda con esa cara de espanto? parece de viernes 13, ffffffffffff

Brasil: mucho más buenas ahora que te veo...!!
Y dadas las circunstancias, te mando un beso enorme y un abrazo chiquito, ja.

Lirium* dijo...

Pienso que cada uno alimenta su ego como quiere... o puede.
Contadores virtuales? no les creo... en mi blog hay dos con cifras tan diferentes. Me divierte saber de dónde entran y buscando qué (a veces me enoja, ya sabe :)
Face: muchos amigos, algunos que no lo son pero que me resultan interesantes por sus publicaciones, y además si no fuera por el feis no hubiera conocido a Mateo.
Seguidores: desconozco el tema, soy una pajarraca que no twitea...
Y en la vida pocos, muy pocos, pero no escasos :)
Y no se me haga la modesta porque muchos deben entrar a su blog como yo, descalza y sin entrar... pispeando.
Un beso y buen finde!

La condesa sangrienta dijo...

Lirium*: sí... algunos juegan al yo-yo ajajj

La virtualidad es una dimensión tan misteriosa, rara y cambiante que no hay que tomarla demasiado al pie de la letra.
Si no hubiese sido por FB ud. no hubiese conocido a Mateo y yo tampoco. Yo sigo espiando desde el FB del conde porque así también conozco las novedades familiares.
Twitter me sirve para lo que hago, pero también me tiene tan al día con las noticias y los comentarios sobre ella que resulta una sobrecarga espiritual terrible. Estos días estoy abriendo poco mi TL porque la realidad argentina condensada y multiplicada en 140 caracteres es abrumadora!
Parece que el fin de semana viene fresquito, si entra descalza, póngase medias.
Beso grande

dondelohabredejado dijo...

Creo que siempre es mejor calidad que cantidad.
Un abracito, Condesa.

La condesa sangrienta dijo...

Obviamente Mari, pero no deberían ser opuestos. Me gustaría sumar cantidades de buenas cualidades.
Beso grande y buen domingo!

La condesa sangrienta dijo...

... y 23.
Perdón pero no voy a esperar que vengan a rescatarme de este número.
Ahora sí, que disfruten de un lindo domingo!

MAGAH dijo...

Me da miedo el tumulto cuando en el mismo corro el riesgo de verme inmersa en un "agitado sincontrol".
Buen texto Condensa!!

La condesa sangrienta dijo...

Magah, me causa gracia su fallido (Condensa/r) porque sus distintas acepciones bien pueden relacionarse con el post, ja.
Un saludo!