29 de agosto de 2007

Day by Day



Hay días buenos, hay días malos y... hay días.
Los días son buenos cuando encontrás plata que habías olvidado en una cartera que dejaste de usar por un tiempo, cuando alguien te dice “¡estás más flaca!”, cuando te atienden rápido en una oficina pública, cuando podés tomar sol sin apuro, cuando llega el llamado que esperabas, cuando con apenas una pasada de cepillo y brillo en los labios te ves bien en el espejo, cuando por fin te devuelven aquel libro, cuando sentís que todo sale bien porque no importa si algo sale mal.

Los días son malos cuando te dejan plantada, cuando aparecen visitas inoportunas, cuando te eternizan en una sala de espera, cuando estás ovulando, cuando cerraste el auto y olvidaste las llaves adentro, cuando descubrís que te mintieron, cuando vas por algo dulce y encontrás la caja vacía en la heladera, cuando te ganan de mano en una liquidación, cuando se te cae la azucarera al piso, cuando sentís que todo sale mal y no te das cuenta si algo sale bien.

Y después están los otros días, los que no son ni buenos ni malos porque no depende de alegrías o tragedias cotidianas.
Son días extraños e inciertos que acarrean una persistente insatisfacción cercana al mal humor o a la impaciencia. Días en que dan ganas de salir corriendo sin moverse del lugar, que se siente como humo adentro del cuerpo y el cuerpo ausente. Días que no acontecen afuera sino que se batallan por dentro contra un enemigo sin cabeza.
Hoy es uno de esos días


No sé cuál es la cara que me mira/ cuando miro la cara del espejo […] Pienso que si pudiera ver mi cara/ sabría quién soy en esta tarde rara.
Un ciego. Jorge Luis Borges

26 de agosto de 2007

Cadáver Exquisito

El Cadáver Exquisito ya comenzó a rodar. Sus restos descansan por el momento, en el domicilio de Samurai Jack.
Su próximo traslado será oportunamente publicado en las necrológicas de esta página o se comunicará personalmente al siguiente destinatario.
Se ruega no mandar fruta.
(Entregar el importe a causas humanitarias).

Me agrada un cementerio/ de muertos bien relleno,/ manando sangre y cieno/ que impida el respirar,/ y allí un sepulturero/ de tétrica mirada/ con mano despiadada/ los cráneos machacar.
La desesperación (Atribuida a José de Espronceda)

25 de agosto de 2007

24 de agosto de 2007

El Imperio de los Sentidos


Existen casas inteligentes que pueden comandarse a distancia; es posible programar con meses de anticipación los programas que queremos grabar, no hace falta bajarse del auto para abrir el portón de entrada ni levantarse de la silla para cambiar de canal, encender las luces del jardín o el sistema de riego. El horno a microondas tiene un timer y la pava silbadora avisa cuando el agua hierve.
¿alguien puede decirme si existen cacerolas cantoras u ollas avisadoras?

(tuve hirviendo algo en el fuego desde las 21 hasta las 3:15 hs. Sin sentido del olfato, con el oído anulado por los auriculares, el tacto en el teclado y la vista entretenida en la web, sólo pude sentir –una vez más- el gusto de la derrota en el campo de batalla de mi cocina).

La cebolla es escarcha/ cerrada y pobre:/ escarcha de tus días/ y de mis noches./ Hambre y cebolla:/ hielo negro y escarcha/ grande y redonda./ En la cuna del hambre/ mi niño estaba./ Con sangre de cebolla/ se amamantaba.
Nanas de la cebolla. Miguel Hernández.

18 de agosto de 2007

Contraigo enlace (sólo por hoy)


No tengo ganas de entrar en disquisiciones con respecto a la causalidad, la casualidad o la curiosidad. Hay mucho bochinche por aquí, el día está gris y tengo fiaca.
La cuestión es que un día, chapoteando alegremente por la blogósfera, me descubrí dejando comentarios que hoy sería incapaz de hacer; poco tiempo después abrí mi propio blog con bastante pudor, sin intención de comunicar algo en especial, sin pretensiones de que alguien lo leyera, sin confianza en mi constancia y sin esperanza alguna, porque nada esperaba.
Los primeros en visitarme vinieron desde la casa de Samurai Jack. Parientes y un par de amigos se enteraron mucho después, y de casualidad.
Soy una analfabeta cibernética que no pudo diseñar lo que quería pero que sí tenía bien claro que no quería un blog lleno de fotos, carteles, dibujitos, contadores, relojes, direcciones, perfiles ingeniosos, avatares y links… No critico los barroquismos pero soy bastante despojada y por eso, sólo por eso, este sitio tiene paredes blancas, pocos muebles, muchos libros, música, cuadros en las paredes y la puerta sin llave (como en mi casa).
Esto viene a cuento porque hoy, alguien, disculpándose por si las moscas, me avisó que había agregado a sus links este blog. Sentí agradecimiento y vergüenza al mismo tiempo por no corresponder tamaña gentileza. Varios amigos que visitan la Rete Carótida también me incluyen entre sus vínculos. Espero que ellos comprendan mi espíritu minimalista y mi completa discapacidad para seleccionar quién sí y quién no.
Por eso, hoy linkeo en un gran abrazo a:


16 de agosto de 2007

Leyes de Morfi


* Confudir la caja de Puré de Vegetales Maggi con una de Nestúm Nestlé – 5 cereales, produce como resultado un pastiche incomible.

* Preparar mate con orégano en vez de yerba, resulta agradable sólo si se lo acompaña con pizza.

* Pasado un tiempo en el fondo del freezer, se hace particularmente difícil distinguir las pechugas de pollo con el filet de pescado.

* Si las hormigas atacan algo que dejó en el horno, encienda el horno. Es más fácil rascarlas de la fuente que tirar veneno y limpiar el horno.

* No pierda tiempo en copiar recetas de la tele, pasado el momento en que se hace agua la boca, difícilmente se concretan en su cocina.

* Si el yogurt y la leche han de convivir en la heladera, trate de diferenciar los envases. El té con yogurt es asqueroso.

* 1 kg. de arroz en un litro de leche, resulta excesivo para hacer Arroz con Leche.
_______________________
Ponga todos sus huevos podridos dentro de un recipiente, bátalos junto con algo de miel rancia y unas semillas de comino y déselo a sus burros junto con el forraje, por la mañana.
Apuntes de Cocina. Leonardo da Vinci

13 de agosto de 2007

Mi mamá me mima




El blog se llama Barras Bravas y la autora afirma en un post que “Mi preocupación se asienta siempre en lo institucional de los temas: Justicia, Excluídos, Estafados, Barras Bravas, Animales, etc. Porque si bien el esfuerzo individual es loable, es exclusivamente desde lo comunitario que existen las facultades para adoptar decisiones aptas para resolver los problemas de la comunidad. Sin duda, la madre naturaleza nos dio aptitud para resolver conflictos sin dañarnos”.

En otro asegura “ que los argentinos tenemos problemas más graves que resolver, como el de la Justicia, la Delincuencia, la Pobreza y el de las Instituciones, cuyo mal funcionamiento condiciona cualquier logro individual” .

Curiosa enumeración que pone en una misma línea a la Justicia con los Estafados, a los Barras Bravas con los Animales y a los Excluidos con todos ellos.

Llamativa preocupación asentada en lo institucional de quien debiera saber que la primera Institución condicionante es la Familia y, en este caso, su propia familia.

Desconcertante afirmación de quien pertenece a la Justicia.

El blog pertenece a Alejandra Graciela Belmartino, abogada, y mamá de los hermanos Alan y William Schlenker.

La Madre Naturaleza es sabia dicen, ¿será porque da a cada madre los hijos que merece?

Estoy tratando de averiguar si la mamá de la Garza Sosa también tiene un blog porque ya lo decía el viejo Campanelli:

¡No hay nada más lindo que la familia unita!

Y para muestra, basta un Macarron.



Entre los reos caminaba/ con un mísero uniforme gris/ y una gorrilla en al cabeza;/ parecía andar ligero y alegre,/ pero nunca vi a un hombre que mirara/ con tanta avidez la luz del día.

Balada de la Cárcel de Reading. Oscar Wilde

11 de agosto de 2007

Poco antes del amanecer


Un libro y el celular acomodaron retazos de mi casa sobre la mesa de luz; el pijama perdió toda la noche explorando el nuevo espacio y tratando de reconocerme, porque en casa no uso pijama y, ahora que lo pienso, tampoco tengo mesa de luz.
Forzosamente soslayados los ritos para conjurar el sueño, soñé que soñaba un hombre que soñaba.
Dormir sola, en una cama pequeña y en casa ajena resultó una extraña experiencia. Novedosa de tan lejana: de cuando usaba pijama, tenía mesa de luz y soñaba con dormir acompañada.

ahora que estoy insomne/ como un sagrado/ y permanezco/ quiero morir de siesta/ muslo a tu muslo/ boca a tu boca/ para saber quién sos.
Ay del sueño. Mario Benedetti

10 de agosto de 2007

Animal Planet



Tuiters en la red.

Gatos en la tele.

Ballenas en la costa marplatense.

Hormigas en la cocina.

Ratones en mi cabeza.
______________

9 de agosto de 2007

Homo Videns

Lo reconozco.
Soy pésima televidente. Mi paciencia se agota pronto y poca cosa me entusiasma. Si además el asunto viene en capítulos, es altamente probable que pierda el eje de la historia dados mis reiterados desencuentros con el calendario.
También soy detestable como compañera para mirar.
Tengo una insoportable capacidad para descubrir el andamiaje de la cosa o para desnudar las desprolijidades del revés. Impostaciones, tics, orejas horribles, pies deformes u ojos caídos por cirugías de canje, me saltan de la pantalla como gotas de aceite en un mar de buñuelos.
Tampoco tengo paciencia con las tandas comerciales, el control remoto me permite emigrar, pasear y putear por más de ochenta canales para después no recordar qué estaba mirando ni a dónde tenía que regresar.
Los programas "de mujeres" me aburren, los de cocina están hechos por y para hombres, los noticieros se eternizan con una "investigación" y dos noticias, editadas como un culebrón centroamericano. Los actores o políticos invitados a programas se reparten como naipes según el amiguismo, el clientelismo o la ideología del multimedia


Nuestra tele es autoreferencial y demencial. Sirve para dirimir peleas internas, antiguos rencores o nuevos amores. Tiene mirada especular porque no puede dar la espalda y ceder terreno.
Extraño a Justice, a mis lunes de Close to home y a Grey’s Anatomy aunque este año haya sido un todo contra todos, un coitus interruptus en un telo de gran asepsia. Y por sobre todas las cosas, extraño al doctor Shepherd y a sus ojos bonitos porque eran los únicos capaces de hacerme tomar, sin chistar, la amarga medicina de la tv. local.

“…estamos pasando —me he acostumbrado a decir— del homo sapiens producido por la cultura escrita basada en palabras, a un homo videns en el cual la palabra es destronada por la imagen […] En el homo videns el lenguaje conceptual (abstracto) es sustituido por un lenguaje perceptivo (concreto) que es infinitamente más pobre. El homo sapiens comprende sin ver, el homo videns ve sin comprender. Por otra parte, y peor todavía, lo visible nos aprisiona en lo visible.”
Giovanni Sartori, (Entrevista
.)

6 de agosto de 2007

Song of myself


Canto a mí mismo
(Traducción de León Felipe)

Me celebro y me canto a mi mismo.

Y lo que yo diga ahora de mí, lo digo de tí,
porque lo que yo tengo lo tienes tú
y cada átomo de mi cuerpo es tuyo también.
Vago... e invito a vagar a mi alma.

Vago y me tumbo a mi antojo sobre la tierra
para ver cómo crece la hierba del estío.
Mi lengua y cada molécula de mi sangre nacieron aquí,
de esta tierra y de estos vientos.
Me engendraron padres que nacieron aquí,
de padres que engendraron otros padres que nacieron aquí,
de padres hijos de esta tierra y de estos vientos también.
Tengo treinta y siete años. Mi salud es perfecta.

Y con mi aliento puro
comienzo a cantar hoy
y no terminaré mi canto hasta que muera.
Que se callen ahora las escuelas y los credos.
Atrás. A su sitio.
Sé cuál es su misión y no la olvidaré;
que nadie la olvide.
Pero ahora yo ofrezco mi pecho lo mismo al bien que al mal,
dejo hablar a todos sin restricción.
y abro de para en par las puertas a la energía original de la naturaleza
desenfrenada.
_____
Walt Whitman
----..,---
Y me quedo con el primero y el último verso de este poema.
Hoy es mi cumple, ¡qué embromar!
*

4 de agosto de 2007

Realmente virtual, virtualmente real


¡Comprate una vida!
Grita como insulto el comentarista de un blog.
Casi al mismo tiempo, otro blogger vislumbra un escalofriante futuro con “Multitudes de formas humanoides con cara de pantalla”
Aquél considera que quien actúa en la red no tiene vida propia, pero utiliza sin rubores su vida y la red, para manifestarse.
Éste sabe que la web forma parte de su realidad cotidiana y caricaturiza advirtiendo sobre el abuso.
Quien dirige la voluntad y el mouse es uno mismo, entonces…¿por qué el mundo virtual habría de ser más adictivo, autista o dañino que el mundo real? ¿No hay acaso, actividades, profesiones, vocaciones o divertimentos tan solitarios o atrapantes como la triple doblevé?
Nadie sería capaz de gritarle “comprate una vida” a Rafael Nadal, por ejemplo, porque es la vida que más de uno quisiera tener: de fama, éxito, dinero, viajes, aire libre.

Pero, si como dicen, el coach no le permite tener novia, lógico sería pensar que su último polvo fue de ladrillo.
¿Entonces?

"Ya sé; no me digás, tenés razón; la vida es una herida absurda ..."

Y de tan absurda, no se deja comprar.


Vida, mi vida, déjate caer, déjate doler, mi vida, déjate enlazar de fuego, de silencio ingenuo, de piedras verdes en la casa de la noche, déjate caer y doler, mi vida.
Poema XXXV de El Árbol de Diana. Alejandra Pizarnik

1 de agosto de 2007

Ya no sé qué hacer conmigo


Ya lloré, ya reí.

Ya callé, ya escribí.

Ya me fui, ya volví.

____

Y cuando pareciera que Ya no sé qué hacer conmigo, me doy cuenta de que todavía hay muchas cosas por hacer y que ya empecé a hacerlas.

____________
(gracias a CB que mandó la dire)